Víctor García continua la tradición de los obstáculos




El madrileño Víctor García ganó el bronce en 3000m obstáculos, donde Merzougui fue quinto. Reina, cuarto en los 800m y Vivas, séptimo en peso. Cinco españoles a finales.

Los 3000m obstáculos dejaron la segunda medalla española en Helsinki 2012 con un sabor agridulce. Víctor García se llevó un bronce con dos visiones. Por un lado, la amargura del oro que pudo ser. El obstaculista de Rivas Vaciamadrid se mostró tan valiente que llegó a la recta final jugándose el oro con el subcampeón olímpico Mekhissi-Benabbad. En el paso del último obstáculo, cuando caminaban a la par con un García creciente, se dejó la pierna trasera en el obstáculo y cayó estrepitosamente al suelo. El madrileño de 27 años, que no se había visto en otra, pecó de precipitación pero supo levantarse lo suficientemente rápido para llevarse el bronce. La distancia con los siguientes labrada en la contrarrecta solo permitió el adelantamiento del turco Akdag.

Es la primera medalla internacional absoluta para un atleta que ha llegado tarde a la poblada élite española. Una fascitis plantar le dejó quince meses en el dique seco, todo 2008, que cortó su progresión. No ha sido hasta el último año cuando ha podido explotar su calidad y valentía, como la que demostró hoy en una carrera táctica, ganada en 8,33, en la que siempre estuvo en las primeras posiciones, se metió entre los franceses Benabbad y Gezzar, finalmente cuarto, y atacó al primero con dureza a falta de 300m. "No tengo miedo a Mekhissi ni a Koech (el líder mundial) en el último 200" declaró después a Eurosport. Su osadía le derribó y a la vez le dio un colchón de bronce que sabe a victoria. Por detrás, Abdelaziz Merzougui, un tanto decepcionante, muy atrás toda la carrera explotó su velocidad, tercera europea este año, para terminar quinto y Jimenez Pentinel, campeón hace una década y en su declive, terminó 14º.

Se esperaba la tercera medalla de Antonio Reina en 800 metros pero la lentitud de la carrera (1.48) abrió el abanico de posibilidades y dejó al sevillano sin la punta final para subir al podio. Yuriy Borzakovskiy, 33 años y campeón olímpico hace ocho, volvió a demostrar su clase sin llegar entre los favoritos. Marcó a Reina, corriendo por detrás de él, en una carrera que el sevillano empezó atrás y afrontó entre los primeros desde los 300 metros. En la recta final, el ruso machacó a Reina por la derecha y éste se quedó exhausto, viendo el dorsal del holandés Bube y del francés Bosse siguiendo a Borza. Otra vez las dos vueltas a la pista dejaron al 800 cerca de la gloria. En la otra final del día con españoles, la de peso, Borja Vivás fue séptimo. Pasó a la mejora con un lanzamiento de 19.81m pero no pasó de los 20m en las tres rondas siguientes.

Precediendo las opciones de la tarde, la mañana fue casi perfecta despejando casi todas las dudas de ayer sobre la competitividad de los españoles. Para empezar, Mario Pestano y Frank Casañas accedieron a la final del disco. El canario lo hizo con la mejor marca de los participantes y la suya este año (66,27m). Fue el único que realizó el lanzamiento requerido. Ahora le toca cambiar su trayectoria y mejorar en las finales sus buenas rondas clasificatorias. Entre los repescados se colocó Casañas (64,50m) con la séptima marca, pero será la cuarta del año en la final.

Siguiendo con los lanzamientos Berta Castells sorprendió mejorando por dos veces su marca de este 2012. 68,11m en su primer lanzamiento, mejorados 41 centímetros en el tercero. Entró quinta a una final donde no estará la gran favorita, la alemana Heidler ni la joven Laura Redondo, que resolvió su debut internacional con tres nulos. También superó su marca del año Luis Felipe Méliz, 8,06m, para entrar directamente y con la tercera marca en la final de longitud. Eusebio Cáceres le acompañará en su segunda final europea al aire libre tras saltar 7,92 metros.

Para rematar la mañana, Bruno Hortelano, el único participante en los 200 metros, pasó la primera ronda (21,08s) en una carrera en la que le sonrió la fortuna (una descalificación, una lesión). Su sprint final le hizo entrar cuarto y directo. Ya en semifinales poco pudo hacer (21,35s).


1 Comentario

    Trackbacks/Pingbacks

    1. [...] la medalla de Víctor García y salvo la esperanza del jovencísimo mallorquín Bustos, tercero en una final de 1500m [...]

    Deja un Comentario