Tres diplomas para el tiro olímpico




Jesús Serrano terminó quinto en la final de trap

El tiro olímpico español se fue de Londres sin disparar a la medalla. Aunque mejoró, con tres diplomas, la actuación de Pekin, se esperaba más de un equipo de ocho componentes -algunos doblando pruebas-, dos de ellos campeones mundiales en este ciclo olímpico y una mujer, Fátima Gálvez, que ha bordado el año 2012. Las armas volvieron a demostrar que llegar en forma vale más que el palmarés. Tanto Alberto Fernández en Foso como Kako Aramburu quedaron lejos de la final. Sí entraron Pablo Carrera, agradable sexto el primer día en pistola de 25m, Fátima Gálvez, de la que se esperaba un poco más en foso o trap y terminó quinta y Jesús Serrano, también quinto en la misma prueba hoy.

El tirador de 36 años de Tomelloso entró en la final de los seis mejores de forma épica, con dos series perfectas de 25 disparos acertados. Plenos. Tan bien lo hizo que entró tercero aunque igualado con el cuarto. Ese empate se iba a ver en el desarrollo de una final agónica. Serrano falló en el segundo y el undécimo disparo pero seguía teniendo opciones de bronce. Por momentos, hasta cuatro tiradores tenían opciones de conseguir las dos medallas. Jesús se empezó a caer cuando falló el plato decimoséptimo. Cuatro después, otro error le dejó sin ninguna opción. Cuatro fallos es demasiado para una final tan pareja en la prueba detrás. Son los mismos que tuvo el campeón, el croata Cernogoraz entre las cinco series y la final. Serrano se quedó a un plato del bronce, aunque mejoró su décimo puesto de Pekin. Le faltó esa competitividad y seguridad en las grandes citas, la que no ha tenido el tiro olímpico español para subirse al podio londinense. Tres puestos entre los ocho mejores en los mismos Juegos son un hito nunca antes conseguido, pero las cuatro medallas históricas ya esperan más en las vitrinas. Tendrán que llegar en Río.


Deja un Comentario