Tarde de natación en estado puro




  • Ledecky gana los 800 libre y establece un nuevo récord mundial. Mireia fue quinta y apenas tuvo opciones de medalla
  • Missy Franklin suma su quinto oro en los 200 espalda, mientras que el sudafrincano Le Clos se impone en los 100 mariposa
  • César Cielo vence en la final de los 50 libreRuta Meilutyte bate el récord de los 50 braza.
  • Aschwin Wildeboer entra en la final de los 50 espalda y Marina García queda fuera de la de los 50 braza

Grandiosa jornada de natación la que se ha vivido en el Palau Sant Jordi donde se han batido dos récords del mundo y que ha dejado carreras que quedarán recogidas en los libros de historia del deporte de agua. Es complicado e injusto quedarse con un solo nombre, pero sin duda el de Katie Ledecky ha sido el más destacado. La norteamericana, a sus 16 años, continúa haciendo historia y junto a Missy Fraklin, otra de las protagonistas del día, se prevé que marcarán una época en la natación femenina en los años venideros. Ledecky ha ganado el oro en los 1500 libre en una prueba rapidísima y ha fijado un nuevo récord del mundo, tras finalizar con una marca de 8.13.86  en una nueva demostración de estrategia, inteligencia y superioridad. Al frente de la carrera se han colocado desde el inicio las principales favoritas a los metales: Lotte Friis, Ledecky, Mireia Belmonte y Boyle. Friis se ha situado en primera posición durante gran parte de la competición, seguida por una Ledecky a la que ha parecido por momentos que se le podía escapar el triunfo, pero en los últimos 200 metros, la norteamericana ha apretado en una auténtica exhibición de poderío y ya nadie la ha podido alcanzar. La plata se la ha colgado Friis y el bronce Boyle con 8:18.58. Mireia Belmonte ha concluido quinta con 8:21.99. La badalonesa ha salido bien, pero a partir de los 300 metros, le ha comenzado a pasar factura su amplio programa de pruebas y se ha descolgado del grupo de cabeza quedándose sin opciones de presea. Mañana cerrará su participación en los 400 estilos.

César Cielo ha entrado a formar parte del olimpo de la natación. Foto de Jmex60

César Cielo ha entrado a formar parte del olimpo de la natación. Foto de Jmex60

Nada tiene que envidiar a Ledecky su compatriota Missy Franklin, que esta tarde ha obtenido su quinto oro en estos mundiales y ha igualado la marca lograda en 1978  por la también estadounidense Tracy Caulkins y en 2007 por la australiana Libby Trickkett. Franklin ha mostrado una supremacía aplastante en los 200 espalda, dominando la prueba de cabo a rabo y sin dar ninguna alternativa al resto de contendientes. En este “paseo” de la norteamericana, la segunda posición la ha ocupado la australiana Hocking con 2:08.49 y la tercera la canadiense Caldwell con 2:06.80. En la final que ha iniciado la competición, la de los 50 libre mariposa, ha vencido con autoridad la danesa Jeanette Ottesen con un registro de 25.24, después de hacer una gran salida apurando al máximo los 15 metros de nado subacuático. La presea plateada se la ha colgado la  china Lu Ying y el bronce  la holandesa Kromowidjojo.

Si las finales femeninas han sido sensacionales, las masculinas tampoco han decepcionado. Emocionante como siempre se ha desarrollado la de los 50 libre, donde había un holgado abanico de nadadores candidatos a la gloria. Finalmente, tras una carrera vibrante, el cetro ha ido a para a las manos de César Cielo que  ha progresado de más a menos y a los 30 metros ya ocupaba el primer puesto. Con este triunfo, el brasileño ha sumado su tercer triunfo consecutivo en esta distancia (tras la de Roma ’09 y Shanghai ’11) y su sexta medalla dorada en citas mundialistas. Cielo ha entrado a formar parte del olimpo de la natación, ya que ha superado a dos leyendas como Aleksandr Popov y Tom Jaeger, que en su momento consiguieron dos oros en la prueba de velocidad por antonomasia. Medalla de plata para el ruso Morozov a quince centésimas de Cielo y la gran sorpresa ha llegado en el bronce, con el que se ha alzado el nadador de Trinidad y Tobago Bovell.

Espléndido espectáculo el que se ha visto también en la final de los 100 mariposa donde la carrera ha estado reñida hasta que Le Clos ha deseado. El sudafricano, que en el último largo se situaba en tercera posición, ha apretado cuando quedaban 15 metros hasta llegar a al primer puesto y apuntarse la final con 51.06  demostrando que ahora mismo es el mejor mariposista. Asimismo, ha vuelto muy bien en los últimos 50 metros el húngaro Cseh que ha ganado la plata, mientras que en el tercer escalafón se ha instalado el polaco Czerniak.

Nuevo récord en los 50 braza 

Las semifinales que se han celebrado en esta penúltima jornada vespertina han estado marcadas por un nuevo récord. Apenas unas horas le ha durado a la rusa Efimova el récord del mundo que había establecido esta mañana en los 50 braza. La culpable de ello ha sido la precoz estrella lituana Ruta Meilutyte, para la que se agotan los calificativos. Ambas nadadoras se han enfrentado en la misma serie, pero no ha habido duelo porque Meilutyte no ha dado ningún tipo de opción a Efimova y se ha impuesto convirtiéndose en la nueva récordwoman del mundo con 29.48, tres décimas menos que el registrado por la rusa en la matinal. Segundo mejor crono para Efimova con 29.88 y tercera para Hardy con 29.90. La española Marina García ha quedado apeada de la final tras registrar el décimo tiempo (31.24).

En las “semis” de los 50 libre femenino, la australiana Campbell ha sido la  mejor con 24.19 y es la gran favorita para el oro. Segundo puesto para Kromowidjojo con 24.33 y tercero para Ottesen con 24.54. Para finalizar, en la final de los 50 espalda habrá representación española después de que Wildeboer haya accedido con el sexto mejor tiempo (24.90), en una prueba en la que el primero lo ha realizado el francés Lacourt con 24.39.


Deja un Comentario