España vence por inercia




Iker Hernández fue el verdugo de la cenicienta de la competición con sus dos goles

Vadillo fue uno de los protagonistas del encuentro

Vadillo fue uno de los protagonistas del encuentro

Victoria cómoda en un encuentro tedioso que acerca al combinado español a semifinales

Un doblete de Iker Hernández aprovechando dos buenas internadas por la banda derecha de Vadillo y Adama Traoré fueron suficientes para que la selección española derrotase a un débil conjunto lituano. Los primeros minutos se caracterizaron por el bajo ritmo y fueron el preludio de un encuentro tedioso caracterizado por la desigualdad de los contendientes. España abusaba del pase horizontal y los anfitriones se mostraban excesivamente timoratos para asomarse en campo contrario. Con el monopolio de la posesión, los pupilos de De La Fuente desnivelaron la balanza con un pequeño matiz en su circulación. Lucas Torró recibió en el círculo central, abrió al costado diestro con un preciso desplazamiento largo y Vadillo inició, con un preciso control, una cabalgada hasta el área rival. Libre de marca, buscó a Iker Hernández, que inauguró el marcador con un taconazo que se coló lentamente en la portería de Svedkauskas. El tanto no cambió la tónica general del encuentro, un duelo que cuesta catalogarlo como tal, ya que fue un auténtico monólogo español, que aglutinó la posesión sin excesiva profundidad

Poca velocidad en la circulación y numerosas entregas al pie fueron los detonantes de la escasez de situaciones de peligro generadas por los chicos de De La Fuente. España nunca pisó el acelerador y a pesar de ello los lituanos, que basaban su estrategia defensiva en la acumulación de efectivos por detrás de la pelota, llegaban un segundo tarde a todas las triangulaciones. La relajación se adueñó del encuentro y obstaculizaba la presencia del esférico en ambas áreas. Solamente la verticalidad de Vadillo amenaza con romper el tedio imperante. El extremo bético rompía con asiduidad por el costado derecho pero no encontraba socios, un aliado que sí encontró en Fede Vico cuando se trasladó a la banda izquierda. De esa sociedad andaluza surgió una de las jugadas más destacadas en la antesala del descanso, pero Iker Hernández falló su remate dentro del área cuando ya se intuía su doblete.

Tras la reanudación, la baja tensión defensiva española provocó algún sobresalto para sus intereses. Lituania, espoleada por el fervor de un público que celebraba cada vez que los suyos superaban la divisoria, gozaron de dos aproximaciones de peligro pero Spalvis no pudo dirigir su disparo entre los tres palos después de superar en velocidad a la pareja de centrales De La Fuente, molesto por el descenso de pulsaciones, movió el banquillo y dio entrada a Alex Serrano por Lucas Torró en busca de mayor dinamismo en la zona ofensiva. El cambio no tuvo excesiva incidencia, pero sí la tuvo el ingreso de Adama Traoré. Verticalidad a raudales la ofrecida por el atacante de origen malí, que dinamizó el pasivo ataque español. El extremo blaugrana realizó una excelente jugada individual plagada de potencia y destreza en el regate para servir el gol en bandeja a Iker Hernández, que empujó el cuero al fondo de la red antes de ser sustituido por Sandro Ramírez.

El tanto destruyó las pocas esperanzas que les restaban a los lituanos e inició una serie de ataques españoles que no encontraron nuevamente la recompensa del gol. Ni Vadillo ni Ramírez lograron batir a Svedkauskas con disparos desde fuera del área y el marcador ya no se movería más. Amparada en el desequilibrio de sus extremos y la candidez de su rival, España cumplió el trámite y encadenó su segundo triunfo. Muy lejos de la perfección en lo colectivo, se escuda en sus individualidades y cuenta sus partidos por victorias sin haber encajado un solo tanto. Este viernes deberá confirmar el acceso a semifinales ante Holanda, un encuentro en el que el empate le asegura el liderato de su grupo.

Lituania: Svedkauskas; Petrauskas, Artimavicius, Aleksandravicius, Baravykas; Narbutas, Slivka, Jaskus (Sirgedas), Kazlauskas; Stankevicius, Spalvis

España: Rubén Blanco; Jaime, Julio César, Borja López, Duarte; L. Torró (A. Serrano), José Rguez; Vadillo, Moi Gómez, F. Vico (A. Traoré); Iker Hdez (Sandro Ramírez)

Goles: 0-1 Iker Hernández (min.5), 0-2 Iker Hernández (min.73)


Deja un Comentario