El patinaje español se prepara para la temporada preolímpica




Aunque los Juegos de Londres han finalizado, el movimiento olímpico no cesa y es que nos encontramos a las puertas de la temporada en la que se adjudicarán las plazas para los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi 2014.

En lo que se refiere al patinaje, la temporada 2012-2013 en categoría senior dará comienzo el próximo mes de septiembre con diversas competiciones internacionales, que darán paso a las pruebas del Grand Prix. En los torneos de principio de temporada, tendremos presencia española en el Nebelhorn Trophy (27 a 29 de diciembre) con Sara Hurtado y Adriá Díaz y en el Finlandian Trophy (4 a 7 de octubre) con Javier Fernández, Javier Raya y Sonia Lafuente. Con respecto al Grand Prix, indicar que este año habrá menos patinadores de nuestro país pues, únicamente Javier Fernández, bronce en la final del año pasado, ha recibido invitación para tomar parte en el circuito. Lo hará en el Skate Canada (26 a 28 de octubre) y en el NHK Trophy (23 a 25 de noviembre). Si, como hiciera la temporada pasada logra situarse dentro de los seis mejores, disputaría la final que se celebrará en Sochi del 6 al 9 de diciembre.

También en el mes de diciembre, se celebrará el Campeonato de España y se designarán oficialmente los patinadores que competirán en las dos citas más importantes de 2013: el Campeonato de Europa de Zagreb (21 a 27 de enero) y el Campeonato del Mundo de Londres-Ontario (10-17 de marzo), donde se repartirán la mayor parte de las plazas para los Juegos Olímpicos. Los nacionales serán un mero trámite pues, debido al escaso número de patinadores en categoría senior, hay poco margen para la sorpresa. En condiciones normales, los seleccionados serán: Sonia Lafuente (individual femenino), Javier Fernández y Javier Raya (individual masculino, en esta categoría España cuenta con dos plazas para el europeo y el mundial) y Sara Hurtado y Adriá Díaz (danza). La categoría de parejas quedaría abierta a la espera de si, finalmente, se presenta algún dúo, que es bastante probable.

 

El nuevo sistema de competición

Esta temporada, la Federación Internacional de Patinaje (ISU) pondrá en marcha un nuevo sistema de clasificación para los europeos y los mundiales júnior y senior, que supondrá la eliminación de las rondas previas.

Anteriormente, los patinadores que habían quedado dentro de los 18 primeros (15 en danza y 12 en parejas) el año anterior tenían acceso directo al programa corto. Todos aquellos que no hubieran obtenido dichas plazas o que fueran debutantes debían pasar por la ronda de clasificación, donde tenían que situarse dentro de los 12 mejores en individuales, 10 en danza y 8 en parejas para poder acceder. Este sistema pretendía premiar a los mejores patinadores y dar oportunidades a todos los países. Sin embargo, naciones como Israel se quejaban de que, al no ser televisarse las rondas, si su deportista no se clasificaba era como si no hubiera competido. Además el hecho de no pasar el corte, en algunos países, no contaba como participación en un campeonato internacional a efectos de becas.

Para subsanar esta circunstancia y acortar las competiciones, la ISU sustituirá, a partir de ahora, las rondas de clasificación por puntuaciones técnicas mínimas, tanto para los programas cortos como largos, que los patinadores tendrán que acreditar previamente. El requerimiento de mínimas técnicas ya existía en años anteriores, pero era bastante light y, a partir de ahora, se endurece y, en algunos casos, mucho. De esta manera, la ISU se asegura tener un número razonable de patinadores para realizar el programa corto.

La polémica está servida pues, aunque las mínimas para el europeo y el mundial júnior son razonables, las del mundial son francamente altas. Se calcula que sólo una veintena de patinadores individuales en todo el mundo y, en danza todavía menos, tiene actualmente la mínima requerida. En el caso de nuestros deportistas, únicamente Javier Fernández cuenta con las marcas en los dos programas, Sonia Lafuente la tiene en el largo pero no el corto, mientras que Javier Raya y Sara Hurtado y Adriá no la poseen en ninguno de los dos. Lógicamente el objetivo principal de los patinadores españoles que no tienen mínima acreditada es conseguirla en alguna de las competiciones que restan antes del mundial. No hay que perder de vista que, sin estar presentes en el campeonato del mundo, la plaza olímpica se complica mucho pues, únicamente, se podría acceder a ella a través de la repesca.

 

El Sistema de clasificación olímpico

La mayor parte de las plazas para Sochi 2014 se pondrán en juego en el mundial de Londres-Ontario: 24 en categoría individual masculina y femenina, 19 en danza y 16 de parejas. Es importante reseñar que el hecho de finalizar en el TOP 24, 19 o 16 no garantiza el pase puesto que hay países que tienen más de una plaza. Algunos tienen dos e, incluso, tres. Según los casos el corte será diferente.

Todos aquellos patinadores que no logren el acceso en el mundial podrán intentarlo en la repesca olímpica del Nebelhorn Trophy 2013 donde se repartirán: 6 plazas en individual masculino y femenino, 5 en danza y 4 en parejas.

El objetivo de la Federación Española de Deportes de Hielo (FEDH) es conseguir una plaza en individual femenina y danza y dos en individual masculina. Una meta ambiciosa que superaría de largo lo cosechado en Vancouver 2010, donde compitieron Javier Fernández (puesto 14º) y Sonia Lafuente (puesto 22º), siendo la primera vez que España lograba meter más de un patinador en unos Juegos. Antes lo habían logrado: Dario Villaba (14º en Cortina D’Ampezzo 1956), Yvonne Gómez (18ª en Calgary 1988) y Marta Andrade (20ª en Lillehammer 1994 y 22ª en Nagano 1998).

 

Debut de la competición de equipos

En Sochí se disputará, por primera vez, la competición de equipos, en la que participarán, por cada país, un patinador individual masculino, una patinadora individual femenina, una pareja de danza y una pareja de libre.

Se medirán un total de 10 países que la ISU designará contabilizando el mejor resultado por categoría dentro de diferentes pruebas de las temporadas 2012-2013 y 2013-2014. Los países designados deberán competir en, al menos, en tres de las cuatro categorías de la competición por equipos.

Los patinadores deben ser los mismos que en las disciplinas por separado, es decir, que el patinador/a que represente al país en individual, parejas o danza debe ser el mismo que en la competición de equipos. Aquellas naciones que tengan más de un representante en alguna categoría, podrán elegir cuál de ellos irá a la competición por equipos. De esta manera se garantiza el máximo nivel en el enfrentamiento entre países. Asimismo y, por primera vez, los patinadores podrán aspirar a ganar más de una medalla olímpica.

De acuerdo a lo realizado la temporada pasada, España podría tener alguna opción de colarse en esta nueva prueba. Y es que, según el ranking de la Federación Internacional, el equipo español finalizó la temporada en décima posición (de un total de 44 países) con una puntuación de 2.130 puntos. Se trata de un resultado francamente notable para no poseer representante en categoría de parejas y para la dimensión de equipo y nación (12 pistas y 480 federados). Lógicamente, esta nueva modalidad es un aliciente y los países y se están reforzados, con lo que la clasificación no será sencilla.

Sea como fuere, 2013 será el año de los deberes olímpicos y el patinaje español está preparado.


1 Comentario

  1. Martín Silva dice:

    Excelente artículo, muy buen resumen (que es complicado) de lo que se nos viene encima esta temporada.

Trackbacks/Pingbacks

    Deja un Comentario