Una sirena de plata




Gemma Mengual suma 39 medallas en distintas pruebas entre Juegos Olímpicos, Mundiales y Europeos
Gemma Mengual en Pekín. Foto: 20minutos

Gemma Mengual en Pekín. Foto: 20minutos

Hablar de preseas olímpicas en España obligatoriamente remite a la natación sincronizada que desde que Andrea Fuentes y Gemma Mengual salieron a la palestra no ha dejado de dar alegrías al equipo nacional. Estas dos fueron las pioneras en un deporte con poca tradición y seguimiento en nuestro país que ahora es uno de los favoritos para el telespectador cuando se celebran los Juegos Olímpicos.

‘La sirena de Barcelona’, como la conocen popularmente, inició su andadura con tan solo ocho años en el Club Natación Kallipolis de Barcelona. En la Ciudad Condal fue quemando etapas, puliendo sus defectos y potenciando sus fuertes, por lo que en 1992, con 15 años, Anna Tarrés decidió convocarla con el equipo nacional. Su agilidad, su flexibilidad y su expresividad, además de la fuerza física que fue mejorando durante los años, básica para la sincronizada, dejaba atónitos a todos aquellos que la veían, ya que se percataban de que tenían ante sí a un diamante que habría que pulir para conseguir una estrella.

En 1994, con 17 años, Gemma logró ser subcampeona de Europa juvenil, su primer logro de gran relevancia. Su progresión fue constante y siempre en línea ascendente, pero los logros absolutos no acababan de llegar. Logró ser finalista en Sydney 2000 en dúo, pero su ambición era más grande, ella quería una medalla. En los Campeonatos de Europa de Helsinki de ese mismo año ya había saciado algo su sed con una plata y un bronce, pero aspiraba a cotas más altas.

Tras lograr tres medallas más en el Europeo de Berlín 2002, su siguiente objetivo era el Mundial de 2003 de Barcelona. Competía en casa y no podía defraudar. Su rendimiento fue espectacular y cosechó tres medallas: dos bronces (solo y dueto) y una plata (combinado). A partir de aquí, su carrera fue lanzada: cuatro medallas en el Europeo 2004 de Madrid (una de ellas de oro en combinado), otras tantas en el Mundial 2005 de Montreal, las mismas en el Europeo 2006 de Budapest, seis preseas en el Mundial 2007 de Melbourne y cuatro en su último Europeo, el de 2008 de Eindhoven, donde todas fueron de oro.

Pero algo le faltaba a Mengual, había una gran competición que se le resistía, los Juegos Olímpicos. En Atenas 2004 rozó el podio con dos cuartos puestos, en dúo y en equipos, pero en Pekín saldaría la deuda que tenía con la historia logrando dos platas en esas mismas pruebas. Su última gran competición fue el Mundial 2009 de Roma, donde dejó su selló para la posteridad alzándose con siete medallas, una de ellas de oro, la de combinado libre. En febrero de 2012, a escasos seis meses para los Juegos Olímpicos de Londres, la barcelonesa anunció su retirada dejando un tanto huérfana a la sincronizada española. Lo más importante es el legado que permanecerá en los anales: 39 medallas en grandes competiciones, seis de ellas de oro, 23 de plata y 10 de bronce. Por ello es la sirena de plata y su hábitat natural es el podio.

@daniglezlopez


2 Comentarios

  1. Maria José dice:

    Sin duda la mejor nadadora de la historia de la sincro española y una de las mejores del mundo!! Grande!

  2. Miguel dice:

    Gemma es arte, sentimiento, creatividad, perfección.
    Por poner un ejemplo, su ‘Yesterday’ de Roma 2009 ha quedado guardado en nuestros corazones y quedará grabado para la posteridad.
    ¡Qué afortunados somos por tener a una española como Gemma a la cabeza de la sincro mundial! BRAVÍSIMA.

Trackbacks/Pingbacks

    Deja un Comentario