DÍA XVI. RESUMEN: De Londres se sale cantando




Londres cierra sus Juegos con una ceremonia muy musical. España termina con 17 medallas y 30 finalistas y el buen sabor de boca de la plata en baloncesto. Ellas mandaron. Hermida y la rítmica rozan la última. Bolt y Phelps vuelven a triunfar.

Londres 2012 ya es historia. Una ceremonia de clausura larga y menos espectacular que la inauguración, como era de esperar, cerró los Juegos de la 30ª Olimpiada. Gran Bretaña hizo otro homenaje a su música en los más variados estilos. No faltararon Kaiser Chiefs, Beady Eye, Spice Girls, Monty Phyton interpretando 'Always look on the bright side of life' y, por supuesto, The Muse, que interpretó la canción oficial 'Survival'. Pero los momentos culminantes de la noche llegaron desde el más allá: Las imágenes de John Lennon cantando el universal 'Imagine' y de Freddie Mercury interactuando desde el pasado con el público de Stratford fueron lo más destacado en el estadio. Río de Janeiro cogió el testigo, el pebetero se apagó con un proceso inverso a su encendido cerrando unos Juegos que triunfaron en cuanto a la asistencia de público y en el apartado deportivo y, sin llegar a la espectacularidad y perfección de Pekin, no parecieron tener grandes lagunas salvo ciertos problemas tecnológicos y televisivos de los que hablan los que allí estuvieron. No se pudieron ver el 100% de las competiciones, algo difícil de entender en el máximo escenario y en pleno siglo XXI. Tampoco gustó entre los puristas olímpicos la colocación del fuego y su apagado para trasladarlo a un fondo del estadio. Jacques Rogge habló de unos Juegos "felices y gloriosos".

Desde luego lo fueron para EEUU, líder del medallero con 46 oros y 104 preseas, y para los locales, Gran Bretaña, que rentabilizaron su inversión en el deporte con 29 oros, tercero de la clasificación por metales tras los dos gigantes. Felices también fueron para Phelps y Bolt, las estrellas cuatro años después. Es difícil ser el protagonista de dos ediciones olímpicas consecutivas. Ellos lo han conseguido por triplicado y duplicado, respectivamente. Sus hitos se enmarcarán entre los más grande de la historia del deporte. Cuatro oros y dos platas para el de Baltimore, que sale definitivamente de la piscina con 22 medallas al cuello, lo nunca visto. Tres oros y un récord para él. Nadie hizo dos tripletes consecutivos en velocidad. Llegaron entre incógnitas, con la sensación de que Ryan Lochte y Johan Blake, sus propios compatriotas, les podrían derrotar en el agua y en el tartán. Vuelven a salir entronados, aumentando su leyenda sin que eso ya sorprenda después de alcanzar el climax en Pekin.

Pero la historia no se detiene en ellos, y Londres tampoco. Otros merecen ser recordados. Las norteamericanas Missy Franklin, 4 oros y un bronce en la piscina, y Allison Schmidt, tres oros, una plata y un bronce. También reclaman los focos el francés Yannick Agnel, una de las sensaciones de la velocidad, y Ryan Lochte, pese a que se esperara algo más de él. En el estadio pocos como Mo Farah, ídolo local tras doblar victoria en 5000m y 10.000m. El rey del fondo. Misma atención merece el keniata David Rudisha, salvando el honor de su país con un memorable récord mundial en los 800m. También triunfó por fin en la cita olímpica Allyson Félix, ganando los 200m y los dos relevos, uno batiendo un récord antiquísimo. El velódromo vió las últimas vueltas del local Chris Hoy, que se va con seis oros olímpicos en su carrera. Un mito británico.

España cerró por todo lo alto, repitiendo el guión de Atenas y Pekin. A una primera semana de duras críticas y malos resultados, le siguió una segunda trepidante, sin tiempo para saborear cada medalla. Lo demostró la última jornada: La selección de baloncesto llevó a Estados Unidos hasta el límite. Solo a falta de un minuto se supieron los NBA verdaderamente campeones tras un encuentro trepidante que coronó a una generación que ya solo parece motivarse ante los grandes retos. Un torneo dubitativo y un final para el orgullo, mejorando si cabe el valor de la plata china. Los americanos se coronaron en basket, como Francia en balonmano y Croacia en waterpolo. Las cuentas nacionales pudieron engordarse en el mountain bike, donde Jose Antonio Hermida fue cuarto y Carlos Coloma, sexto. También cerraron cuartas en gimnasia rítmica. A las chicas de Sara Bayón las faltó un pequeño escalón para subir al podio universal. Quizá sea cuestión de meses.

La delegación se va de Londres con 17 medallas, tres de oro, diez de plata y cuatro de bronce y 30 finalistas, 21ª en el medallero total y 14ª por número de medallas, quizá una clasificación más justa. Es un metal menos que en Pekin rebajando el número de oros en dos para una delegación que llegaba huérfana de todos los campeones olímpicos hace cuatro años y un descenso de inversión. Será probablemente en Río de Janeiro cuando se traduzcan los resultados de la crisis económica. Pese al notable, parece necesario revisar el modelo. De los 70 deportistas entre los ocho mejores del mundo se bajó hasta los 54 en la capital China y hasta los 47 aquí. Los datos terminan ahí, pero no las emociones. Las mujeres dominaron. Londres significó la gran explosión del deporte femenino, virgen en materia olímpica hasta Barcelona 92. Ellas consiguieron 11 de las 17 preseas, entre ellas dos por equipos, balonmano y waterpolo, algo inaudito, los dos oros en vela y las dos medallas de natación con un nombre propio: el de Mireia Belmonte, la cabecilla del despertar en la piscina, que vió como Andrea Fuentes llegaba hasta los cuatro éxitos olímpicos con un equipo de sincronizada que no tiene final. Para olvidar el fútbol, gran fracaso español, y el atletismo, no menos triste por esperada la regresión de más de dos décadas del deporte rey de los Juegos. Para recordar, el taekwondo, el piragüismo y la natación en sus distintas disciplinas. El triatlón y la lucha también se llevarán el mérito de debutar en el podio bajo los aros. Nunca olvidarán estos Juegos.


7 Comentarios

  1. Johnette dice:

    I told my kids we’d play after I found what I nedeed. Damnit.

  2. That’s a shrewd answer to a tricky question

  3. That’s cleared my thoughts. Thanks for contributing.

  4. Touchdown! That’s a really cool way of putting it!

Trackbacks/Pingbacks

    Deja un Comentario