DÍA X. RESUMEN: Ni por accidente




España suma otro día en blanco: Jesús Serrano fue quinto en foso e Isaac Botella, sexto en salto. El baloncesto, el balonmano y el waterpolo perdieron. Marta acaba desfondada en 3000m obstáculos. Cal y Cubelos acceden a las finales de piragüismo

España suma su tercer día consecutivo sin subir a un podio donde antes lo hacía con frecuencia. Mañana Alabau, con el oro en la mano, la sincronizada, bronce salvo sorpresa en dúo y Gómez Noya y el waterpolo femenino pueden engordar el medallero más que en diez días, pero aún así las cuentas no salen. Sigue sin saltar la sorpresa, el accidente, el atleta que se supera y entusiasma. Pudo serlo Jesús Serrano en tiro, pero derrapó en el momento clave. A Isaac Botella le venían grandes las medallas en salto pese a su mejor, la única final por aparatos y el único diploma que se llevará la gimnasia, que ya echa demasiado de menos a Deferr y Leire Olaberría dejó claro en el primer día de omnium que tampoco repetirá su actuación en la puntuación de Pekin. La pista también sufre melancolía. De Marta Domínguez no se esperaba demasiado y dio menos. Hundida y descolgada en la final de los 3000m obstáculos, duodécima al final, se retiró probablemente del atletismo entre sospechas y mala educación. Como ya pasó el sábado, ni atendió a los medios españoles ni a la televisión pública, que financia, por cierto, las becas de las que vive. Triste final para la que ha sido el icono del atletismo español en este siglo.

 

Tampoco los equipos salvaron la cara. Ya en cuartos, el balonmano cayó ante Croacia, el waterpolo nunca estuvo ante Italia y el baloncesto se hundió en el último cuarto ante Brasil levantando las sospechas. Si la derrota fue premeditada para evitar a Estados Unidos en semifinales, se excedieron en la interpretación. Si no lo fue, la sensación es que el equipo no llegará a la final se enfrente a quién se enfrente. De momento, en los cuartos esperan los franceses, como en balonmano, una cita muy dura, al igual que el waterpolo ante Croacia. Toca superarse para luchar por las medallas. Por ellas palearán el miércoles David Cal y Paco Cubelos, que entraron en las finales de piragüismo con la comodidad que corresponde a uno de los canoistas favoritos y los apuros del joven que puede dar la sorpresa en el kayak. Un kilómetro de emociones les espera.

En el tartán, la resaca de los 100m lisos dejó una tarde de emociones en la vuelta a la pista. Un veterano, el dominicano Félix Sánchez, se impuso en los 400m vallas camino de los 35 años, como ya hiciera en Atenas. Su llanto incontenible por la emoción en el podio será una de las imágenes de los Juegos. En los lisos, por contra, se consagra una estrella. Kirani James, de 19 años, que ya fue campeón mundial el año pasado y bajó de los 44 segundos, la marca que separa a los grandes de los buenos. Es de Granada, lo que demuestra la internacionalidad del atletismo. Unos que emergen y otros que aguantan como pueden el crepúsculo de su carrera. Isinbayeva, nada fina en este ciclo olímpico, se tuvo que conformar con el bronce en pértiga. La rusa no pudo con el tercer oro en sus últimos Juegos. Ha sido la sonrisa del atletismo en este siglo. Las que pretende sacar mañana España tras tres jornadas grises.

 


Deja un Comentario