Reflexiones olímpicas una semana después del batacazo de Madrid 2020




Ha pasado una semana y parece que ya comienza a digerirse el batacazo olímpico. Los que antes nos las dábamos de expertos en olimpismo ahora parecemos apuntados a una especie de “yo ya lo sabía”. Este artículo es una reflexión personal sobre lo que pasó en Buenos Aires.

Entraba en las quinielas la victoria de Tokio pero nadie pensaba que Madrid podría caer a las primeras de cambio. Estas son, a mi juicio, las razones de la derrota:

  1. Al COI no le gustó el nuevo modelo propuesto por Madrid

Fue el único tema (junto al dopaje) por el que el COI preguntó a Madrid en la Asamblea; ¿en qué consiste ese modelo que propone Madrid? Básicamente la idea era aprovechar todo lo ya construido para realizar los Juegos. Y en ese todo entraba desde las sedes construidas para Madrid 12 y 16 hasta lugares aprovechados para la ocasión como IFEMA, Las Ventas o Valdebebas.

Se ha hablando de “juegos low cost” y “juegos de segunda mano” dos conceptos que enfadan al COE pero que describen gráficamente el nuevo modelo. Y es evidente que la propuesta no gustó al COI, que ellos prefieren disfrutar y presumir de nuevos estadios y grandes recintos creados ex profeso para mayor gloria de los Juegos Olímpicos.  Están en su derecho de preferir ese modelo, y más si varias ciudades se lo ofrecen. Madrid no podía hacerlo.

  1. El pacto Asia-Europa dejó a Madrid sin opción

Un gran pacto entre la mayoría de los miembros CIO europeos y asiáticos con triple objetivo dejo fuera de juego a Madrid: Los JJOO vuelven a Asia con la elección de Tokio 2020, Europa conserva el poder al frente del COI con el alemán Thomas Bach y queda abierta la puerta para que en 2024 la sede sea alguna de las grandes capitales europeas.

Mucho se ha hablado del papel del jeque Al-Fahad y de los negocios petroleros entre Kuwait y Japón. Podría ser que él decantará los votos con su labor de lobby o que, simplemente, los intereses de gran parte del COI coincidieran y que lo más beneficioso para todos ellos, por una razón u otro, fuera Tokio 2020.

Tokio sede olímpica en 2020

Tokio sede olímpica en 2020

Estos dos asuntos hicieron que Madrid no tuviera ninguna oportunidad. Se podría decir que son puntos que se podrían haber detectado antes del 7 de septiembre pero también que son ajens a la candidatura. Ni se podía romper un pacto que agrupaba a más de medio COI ni Madrid estaba en condiciones de ofrecer al mundo unos juegos que no fueran con la austeridad por bandera. Pese a eso no hay que negar determinados errores en el trabajo de Madrid 2020;

  • España no ha entendido como funciona el Comité Olímpico Internacional, es la única forma de explicar que tras dos votaciones Madrid 2020 logrará menos votos que sus predecesores
  • La ausencia de Teresa Perales en la presentación fue un fallo importante. La nadadora paralímpica iba a participar pero finalmente dejo su espacio a González. Fue un error importante, más tras ver el emotivo discurso de la atleta paralímpica japonesa.
  • La respuesta al dopaje volvió a ser tibia. Las preguntas del COI erán para quien legista sobre ello, Rajoy y no para Blanco. Ander Mirambell viajó a Buenos Aires para lograr el voto de Adam Pengilly cosa que parece que logró. El británico ha reconocido que cundo oyó la respuesta a la pregunta sobre la Operación Puerto decidió votar a Rio.
  • España no domina la Realpolitik. Alejandro Blanco ha reconocido que el presidente ruso, Vladimir Putin le dijo a Rajoy días antes que todo estaba decidido a favor de Tokio y que esa misma idea le había trasmitido Angela Merkel. Rajoy se lo contó a Blanco días de después de la votación. Sobran comentarios.
  • Lo hemos contado muchas veces, deportistas de élite españoles pagando de bolsillo el viaje a campeonatos del mundo y europeos. No es raro que muchos miembros COI se preguntarán cómo un país como España puede permitir eso. Si a ello le sumamos la poca afición polideportiva de nuestro país tenemos un deporte olímpico asentado en unas arenas movedizas que no transmiten confianza.
  • El COI tiene muy claro lo que quiere y en sus planes no entra Madrid. Para 2024 llegará el turno para una gran capital europea, algún día lo antorcha volverá a Estados Unidos. Además Doha volverá a intentar ser olímpica y los petrodolares pueden hacer milagros. Además pronto se presentará Sudáfrica con garantías y cerraran el mapa olímpico al que el COI espera poner broche de oro con unos Juegos en algún lugar de la India en la década de los 30.

Deja un Comentario