Conoce el proyecto de Tokio 2020, el gran rival de Madrid




tokio

Tokio ya tiene el lujo de ser ciudad olímpica, y no solo eso, también es ejemplo del mejor legado posible, el de unos Juegos que sirvieron para cambiar un país.  Cuando Tokio recibió el mandato de organizar los Juegos de 64 el país estaba intentando recuperarse de las heridas de la Segunda Guerra Mundial, aquella oportunidad permitió a Japón rearmarse moral y económicamente. En 2011 la amenaza volvió a llegar al país de las aguas del pacífico, en este caso no eran las bombas atómicas si no un devastador tsunami y la crisis nuclear que este desató en Fukushima (a menos de 300 kilometros de la capital). Los Juegos volvería a ser una palmada en la espalda para Japón.

Japón es a quien dan como favorita todas las casas de apuestas pero las filtraciones de agua contaminada desde la central en las últimas semanas ha provocado que salten todas las alarmas. El Gobierno nipón asegura que la comida y el agua son seguros en Tokio  y prepara un nuevo plan para limpiar las zonas contaminadas y dar por concluido un problema que se ha alargado más de lo esperado. De si han sido, o no, capaces de convencer a los miembros del CIO de este punto depende, y mucho, sus opciones.

La delegación japonesa en Buenos Aires estará presidida  por el primer ministro nipón, Shinzo Abe. Junto a un nutrido grupo de medallistas olímpicos como la tiradora Yuki Ota (medalla en Londres y Pekín), el triple medallista olímpico Ryosuke Irie, el actual campeón del mundo de lucha libre Hitomi Obara o la saltadora parlímpica Mami Sato.

Tokio se ha sumado a la senda de la austeridad de Madrid 2020. En su proyecto para 2016 contemplaba la construcción de un nuevo estadio olímpico frente a la bahía del Mar de Japón, ahora -para 2020- lleva en su dosier la remodelación del antiguo estadio olímpico  con un importante ahorro. Tokio 2020 explota lo que Japón lleva exportando al mundo años; tecnología y fiabilidad.  Como la tercera economía del mundo Japón parece la mejor de las tres opciones para celebrar los Juegos. Probablemente los de Tokio no sean los mejores juegos posibles para 2020 pero si los mas seguros.  El apoyo popular, su eficiente sistema de trasporte y su gran capacidad hotelera son otros de los puntos fuertes de “la favorita”.

Al otro lado de la balanza dos piedras que, en condiciones normales, serían losas insuperables para Tokio. La cercanía de otros Juegos Olímpicos, en este caso los de invierno en Pyeongchang, Corea del Sur, que aconseja no centrar dos macroeventos en una región que aún recuerda Pekín´08. El otro, mayor aún, la diferencia horaria que dificulta la explotación de los Juegos Olímpicos en Europa y, ante todo, en Estados Unidos. Más después de que la NBC, tradicional aliado del COI en USA pagará casí 3.000 millones de dolares por los derechos olímpicos desde 2.014 a 2.020.

Pesan poco en la balanza CIO, pero pueden declinar algún voto decisivo el escaso apoyo popular (solo 70% en la capital) de un lado y la promesa de organizar unos Juegos libres de emisiones de Co2 al otro.


1 Comentario

    Trackbacks/Pingbacks

    1. [...] Así es Tokio 2020 el gran rival de Madrid | Conoce el proyecto de Estambul 2020 [...]

    Deja un Comentario