Así es Estambul 2020, uno de los rivales de Madrid




Como si de un fatídico presagio se tratará el día que los miembros del COI viajaban a Estambul para evaluar la candidatura un atasco en el aeropuerto turco les causó hora y media de retraso. Lo que parece claro es que a la capital de Turquía le ha sobrado un año de carrera olímpica. Si el verano pasado era la favorita, ahora todos la dan por descartada.

estambul
Estambul

Se trata de la quinta vez  que la urbe de casi 14 millones de habitantes (la más grande de las 3 candidatas. Paris 13 millones y Madrid 3.5) trata de ser ciudad olímpica.  La candidatura vende al COI Estambul como una ciudad puente entre dos continentes y dos culturas, los primeros juegos en un país árabe y el respaldo de una pujante economía

Para presentar esa candidatura al mundo Turquía ha acogido grandes eventos deportivos internacionales en el último lustro, los últimos los Juegos Olímpicos del Mediterraneo en Mersin 0 el Mundial de Fútbol sub20 este mismo verano.

La de Estambul es la candidatura más simbólica de las tres, un país que quiere presentarse al mundo en las puertas del centenario (2023) de la fundación de la República de Turquía. Unos fastos que incluyen los Juegos Olímpicos con un presupuesto cercano a los 15 millones de dolares.  La ciudad del Bósforo espera que los Juegos sean no solo su carta de presentación al mundo, también la escusa perfecta para un cambio urbanístico de calado, y las mejores de las infraestructuras. ¿Les suena verdad?

Mapa Estambul 2020
Mapa Estambul 2020

Hasta aquí Estambul tenía todo listo y era clara favorita para organizar los juegos pero el proyecto, construido en el aire, parece hecho cenizas por tres bombas que han destruido sus pilares. El primero el escándalo de dopaje masivo que sufrió su atletismo con más de 30 atletas implicados. El COI anda muy preocupado por dar una imagen de limpieza en el deporte, las dudas sobre la lucha contra el doping ya dinamitaron las esperanzas de Madrid y ahora pueden estar socavando la tumba de Estambul.

Tampoco ayudan las protestas que desde hace semanas vemos esporádicamente en las calles turcas, no son masivas ni hacen prever una gran revuelta social pero si preocupan a los miembros del COI. Protestas similares vimos en Brasil durante la última Copa Confederaciones, previa al Mundial y los Juegos. Y este es el tercer punto débil de Estambul, la comparación con Brasil fue en su momento un punto fuerte pero las dudas que ha levantado Rio 2016 se ven reflejadas en Estambul 2020.


Deja un Comentario