20 claves para saber si Madrid será olímpica en 2020




17 miembros del Comité Olímpico Internacional,  de ellos solo 7 con derecho a voto, han visitado Madrid para evaluar la candidatura a los Juegos de 2020. La visita de la comisión de evaluación es un acto protocolario tan necesario como poco influyente en la decisión final, algo parecido a lo que pasa con las notas de corte.

Lo que se anuncie el 7 de septiembre en Buenos Aires depende de 96 votos (el número puede variar ligeramente) de otros tantos miembros del COI. Los votos son personales y secretos por lo que cualquier cosa puede suceder. La decisión de cada uno puede estar influenciada por mil motivos, desde los puramente técnicos a los afectivos o sentimentales. Aquí analizamos 20 factores que pueden ser claves para que Madrid sea, o no, ciudad olímpica en el año 2020.

El Mapa del Madrid Olímpico

El Mapa del Madrid Olímpico

  • 1- Madrid está preparada

Tanto la candidatura como el propio COI confirman que Madrid esta lista para albergar unos Juegos Olímpicos.  Los miembros del COI quedaron “muy impresionados” con el proyecto presentado por Madrid mientras que su presidente, Alejandro Blanco, declaraba estos días que Madrid podría organizar los Juegos Olímpicos de 2016.

Madrid tiene el 80% de las infraestructuras ya en marcha (que no terminadas). Las inversiones más importantes en cuanto a recintos deportivos se centrarán, solo si es elegida, en el recinto de Aguas Brava (15M €), el Campo de Tiro (18M €), el Pabellón de Gimnasia (79M€) y el Canal de Remo y Piragüismo (94M€)

  • 2- Estar preparada no asegura ser elegida

Madrid ha logrado la mejor nota de corte de las tres ciudades candidatas. Para 2012 la mejor nota del COI fue para París y para 2016 la mejor nota fue a Tokio. Luego la comisión de evaluación, que realiza un informe pero no pone notas, confirmó esas impresiones. Pues bien, ni la capital francesa ni la nipona organizaron los Juegos Olímpicos.

Se podría decir que estar preparado es conveniente pero ni tan siquiera es imprescindible. Londres 2012 tenía un 7.6 (muy por detrás del 8.5 de París y del 8.3 de  Madrid), la nota de Río 2016 era aún peor; 6.4 (superada por Tokio 8.3, Madrid 8.1 y Doha 6.9) En ambos casos se llevaron los juegos con proyecto que estaban más en los planos que en las calles, en lo virtual que en lo real.

Estos dos últimos ejemplos demuestran que estar preparada no garantiza ser elegida y es una lastima pues de ser así Madrid ya sería ciudad olímpica.

  • 3-  La cúpula de las Ventas,  la tragedia del Madrid Arena y el parón de La Peineta, 3 preguntas incómodas

Sin saber que cuales han sido los comentarios del COI durante sus visitas a las instalaciones (estos iban media hora por detrás que los periodistas) hay tres elementos que seguro han llamado la atención de los evaluadores y que tienen difícil explicación para la organización.  El primero la tragedia del Madrid Arena durante una macrofiesta donde murieron 5 jóvenes. La candidatura habrá tenido que explicar cómo en un espacio dependiente del Ayuntamiento (a través de Madrid Espacios y Congresos) se puede doblar el aforo o por qué la previsión de seguridad y emergencias no era la adecuada.

Las otras dos preguntas son menos trágicas pero seguro que sacaron los colores a los miembros de Madrid 2020. La primera cuándo visitaron la Plaza de las Ventas, que impresionó a los evaluadores, y seguro que alguno de ellos, atrevido, pregunto por aquella cúpula que vio en las noticias que se estaba instalando. Algo parecido pero a nivel macro sucede con el Estadio Olímpico que el COI ya visitó cuando vino a conocer Madrid2012 y Madrid2016. Desde aquella primera visita la cosa no sólo no ha mejorado si no que parece ir hacia atrás.

  • 4- El dopaje ¿De debilidad a punto fuerte?

En el ámbito internacional España tiene fama de país débil contra el dopaje.   Es curioso como en nuestro país se defiende a capa y espada a deportistas sancionados por dopaje; sirva como ejemplo el caso de Carlos Guirpegui o el de Alberto Contador. Por ello la prensa internacional acusa, y no sin motivos, a España de defender y proteger a sus tramposos. El caso mas escandaloso es La Operación Puerto. Las declaraciones de Eufemiano Fuentes y de los ciclistas dejan claro que en el ciclismo prácticamente todo el mundo se dopaba y que España era la base de esas operaciones ilegales. Ningún deportista ha salido sancionado de este juicio pues en España doparse no era delito.

Para acabar con esta sensación de impunidad España se ha puesto las pilas y ha desarrollado una nueva ley antidopaje. Consciente de que la lucha contra el dopaje había sido uno de los puntos débiles en las anteriores candidaturas el Gobierno presentaba 10 días antes de la visita del COI la nueva ley. La nueva legislación incluye los principios del Código de la Agencia Mundial Antidopaje y pretende poner a España en la cabeza de la lucha contra el doping. El ministro Wert destaca que es una de las “fortalezas significativas” de Madrid 2020.  Sea o no sea así lo que esta claro es que Madrid ha mejorado notablemente en esta materia con respecto a las anteriores candidaturas.

(ACTUALIZADO EL 30-5)

Cuando parecía que el fantasma del dopaje había dejado la resolución de la Operación Puerto ha sido un nuevo varapalo y así los reflejan los comentarios del olímpismo internacional reunido estos días en Moscú. Un año de prisión para Eufemiano Fuentes y absolución para  Belda, Yolanda Fuentes y Manolo Saiz. La juez Julia Patricia Santamaría no podía hacer otra pero tampoco permitió la entrega de las bolsas a las autoridades antidopaje. Esa última decisión ha sido recurrida y la Agencia Española Antidopaje esta pendiente de una resolución que le permita acceder a las bolsas.  Si esto sucede antes del 7 de septiembre será una buena noticia para la candidatura. (En este enlace de ABC puedes consultar los hechos probados por la juez)

  •  5- El follón de las 3 administraciones

Ya pasaba en las anteriores carreras olímpicas; el COI no logra entender nuestra administración política.  Entre la administración local y la nacional aparece la Comunidad de Madrid que causa cierta confusión en la familia olímpica.  En la mayoría de las candidaturas solo hay dos administraciones con las que negociar pero no así en el caso de España. El caso más claro es  la sanidad, que es gestionada por la autonomía pero legislada por el estado.

Si es difícil explicar de qué administración depende cada competencia peor es explicar por qué algunas competencias las comparten las tres administraciones. El ejemplo más claro es el de la seguridad.  Madrid 2020 promete casi 54.000 efectivos para velar por la seguridad de los Juegos; policía nacional, guardia civil, policías municipales, militares… Un tótum revolútum que tratará de gestionar un mando único dependiente del Secretario de Estado de Seguridad. La creación de este mando único que garantice la coordinación entre las fuerzas de seguridad de las diferentes administraciones era una de las peticiones del COI.

  • 6- Unos juegos compactos

Uno de los grandes valores de Madrid es ofrecer unos Juegos muy compactos. Dentro de Madrid  el proyecto tiene dos núcleos importantes; al este se sitúa la Villa Olímpica, el Estadio Olímpico y el Centro Acuático. Es el denominado Campo de las Naciones donde se disputarán los 3 grandes deportes olímpicos; atletismo, natación y gimnasia.  La otra gran zona tiene como sede la orilla del Manzanares, allí se disputarán  balonmano, hípica, tenis, golf…  La decisión de llevar el voley playa y el baloncesto al Retiro y las Ventas respectivamente acercan los Juegos al centro de la ciudad.

La cercanía entre los diferentes puntos donde vivirán y competirán  los atletas se plasma en varios datos.  La Villa Olímpica se sitúa a poco más de 10 minutos del Aeropuerto de Barajas y  la mayoría de los deportistas tendrán sus competiciones a pocos minutos de su residencia. Además todas las subsedes (a saber Valladolid, Zaragoza, Valencia, Málaga, Córdoba y Barcelona) están conectadas con Madrid por tren de Alta Velocidad, cosa que no pasaba en el proyecto de 2016.

  • 7- La crisis económica

Es uno de los factores que más se teme la candidatura española. En mayo, cuando el COI evaluó las candidaturas y realizó el corte avisó; “la situación económica de España merece una atención especial”. Desde aquella época las cosas han mejorado, o por lo menos estabilizado, y parece que se ha alejado definitivamente el fantasma del rescate. Además que las grandes inversiones ya estén realizadas tranquiliza a la familia olímpica.  La cantidad que falta por invertir en infraestructuras es ligeramente superior a 1.500 millones de euros y se repartirá equitativamente entre Ayuntamiento, Comunidad y Gobierno central.

Tanto la candidatura como el COI manejan diversos informes que apuntan a que la economía española da ya signos de recuperación y será de nuevo solvente en 2020. La comisión de evaluación ha pronunciado las palabras que todos queríamos oír “la situación económica no será un obstáculo para Madrid” Que la situación económica no influya es muy positivo para los intereses de Madrid, pero eso es lo que pasa ahora. Como acabamos de ver con Chipre, periódicamente aparecen situaciones de riesgo que ponen en cuestión la viabilidad de la zona euro. Si de aquí ha septiembre no hay sobresaltos en la Unión Europea las posibilidades de Madrid aumentarán. Por el contrario, una vuelta a las andadas como la de hace un año, nos dejaría casi sin opciones.

 

  • 8- Barcelona cambio los JJOO y los JJOO cambiaron Barcelona

Hoy todo el mundo parece asumir que Barcelona es lo que es gracias a los Juegos Olímpicos.  La cita propició una gran renovación urbanística en las calles de la ciudad, se crearon grandes recintos deportivos en una ciudad que los necesitaba  y numerosas infraestructuras. Aquellos JJOO y las becas ADO modernizaron nuestro deporte, permitieron a nuestros atletas profesionalizarse y nos situó la zona media-alta del medallero. El país se presentó ante el mundo como una nación moderna,  democrática, abierta y optimista.

Pero aquellos Juegos Olímpicos no solo fueron estupendos para nuestro país en todos los sentidos, también fueron fantásticos para el propio movimiento olímpico.  Aquellos fueron unos Juegos que superaron innumerables problemas internos. Enfrentamientos políticos, actos independentistas, recelos territoriales en algunas zonas de España, crisis económica, corrupción, terrorismo….todo se lo llevó aquel 25 de julio la flecha de Antonio Rebollo que encendió el pebetero.  Entonces el mundo vio una ciudad que no albergaba los Juegos Olímpicos, que los vivía, donde se revolucionó el papel de los  voluntarios…. Barcelona fue el inicio de la gran comercialización de los derechos televisivos y la primera vez en que la ceremonia de inauguración se convirtió en un gran spot de audiencia global.  Los Juegos se modernizaron en Barcelona igual que ella fue modernizada por los Juegos.

En algunos sectores de la familia olímpica todavía estos recuerdos están en la retina y, sin lugar a dudas, pueden decantar votos a favor de Madrid.

  • 9- La importancia de las personas

Esta es la primera ocasión en la que Madrid acude a la carrera olímpica tras la triste perdida de Juan Antonio Samaranch  en abril de 2010. El que fuera presidente del COI durante más de 20 años fue la figura clave para lograr que Barcelona fuera olímpica en 1992 y tenía una gran  influencia sobre la familia olímpica. Presidente de Honor de manera vitalicia del Comité Olímpico Internacional, el catalán fue siempre uno de los grandes baluartes de Madrid y su ausencia deberá ser sustituida con mucho trabajo para influenciar a los miembros CIO a favor de la capital española.

Otra figura clave en las últimas candidaturas tampoco esta presente en esta ocasión; Alberto Ruiz Gallardón dejó la alcaldía de Madrid sin ver cumplido uno de sus grandes sueños; traer los Juegos Olímpicos a Madrid. El ahora ministro de Justicia gozaba de gran apoyo popular y era la cabeza visible del proyecto. El presidente de la Candidatura de Madrid 2020 es Alejandro Blanco, el actual presidente del Comité Olímpico Español. La decisión de apostar por una figura del mundo del deporte y no por una política ha sido todo un acierto. Blanco ha sido judoka, entrenador y árbitro en este deporte y, por este pasado, es visto por la familia olímpica como “uno de los suyos”. Su buena relación con Jacques Rogge (el actual presidente del COI) también es un punto a favor de la candidatura.  El papel de la doble campeona olímpica Theresa Zabell refuerza el carácter deportivo sobre el político de la candidatura.

  • 10- El apoyo popular, un factor no tan importante

Madrid 2020 goza de un gran apoyo popular. Según las encuestas de la Candidatura, confirmadas por las realizadas por el COI, el apoyo a los Juegos es del 76% en la capital, del 86% en la Comunidad y del 78% en el conjunto del país.  Los datos son francamente buenos, por encima de los dados por Tokio y Estambul, pero peores que los que tenía para 2016 (93%) y para 2012 (91%).  Pese a todo el apoyo de los ciudadanos a las candidaturas no ha resultado clave en las últimas elecciones. Río de Janeiro y Londres se han llevado los dos últimos juegos un apoyo popular que rondaba el 70%.

Durante la visita de la comisión de evaluación a Madrid se han producido distintos actos de protesta, entre los que destacan los paros de Metro, que pese  a no contar con gran afluencia de los ciudadanos si han incomodado a los organizadores. Los miembros del COI están acostumbrados a las protestas cuando visitan las ciudades candidatas. Ya pasó en Londres, con protestas mucho más significativas que las acontecidas en Madrid, y finalmente la capital británica fue elegida.

  • 11- Un país poco polideportivo

Sería de idiotas negar que España es un país poco poliderpotivo. España tenía en 2011(últimos datos que ofrece el INE) más de 3 millones y medio de licencias deportivas. De ellas la mitad de las licencias pertenecen a dos únicos deportes; el fútbol y el baloncesto.  Alguno de los deportes olímpicos tienen una escasa penetración en España; Bádminton (7.008 licencias ), Boxeo (4.013) o Halterofilia (2.497). Sin lugar a dudas la práctica de estos deportes aumentarían de lograr organizar los Juegos Olímpicos pero en España deberíamos animar a la población a practicar otros deportes no tan mediáticos.

Algo similar ocurre con los que no realizan deportes pero si lo siguen en la televisión.  Las audiencias que ofrece el fútbol son millonarias y muy superiores al resto de deportes. Los otros grandes deportes que copan el ranking son deportes no olímpicos (la Formula 1 y el Motociclismo). Solo grandes eventos (Tour de Francia, Grand Slam de Tenis…), la presencia de deportistas mediáticos (Rafa Nadal, Pau Gaso…) o la posibilidad de un gran éxito nacional (Mundial de Balonmano) atraen al gran público.

  • 12- Legado asegurado …¿para quién?

Desde la candidatura se garantiza que el legado de Madrid 2020 esta “garantizado”. A ello contribuye que en Madrid 2020 no habrá un elefantes blancos (grandes infraestructuras infrautilizadas tras las olimpiadas). Dando un paso más, aseguran que los madrileños ya están disfrutando del legado de los Juegos.  La candidatura lo lleva legado SMART y quiere que este influya en materia social, deportiva, medioambiental, económica…

Pero fuera de las siglas y los conceptos anglosajones el mayor legado de Madrid2020 será la Peineta donde supuestamente jugará el Atlético de Madrid que dejará el espacio que ocupa el calderón para nuevos edificios de oficinas. Digo supuestamente por que el acuerdo se ha firmado e incumplido varias veces derribado por la crisis inmobiliaria y a las reticencias de los aficionados del club del Manzanares.  La Villa Olímpica se convertirá en vivienda social (VPO). El Centro de Prensa y TV será un nuevo pabellón de exposiciones y congresos dentro de IFEMA.

Desde numerosos sectores del deporte español se acusa a Madrid 2020 de tener un legado “muy poco deportivo”. Oficinas, viviendas, pabellones de congresos….  Muchas federaciones y deportistas exigen que el legado olímpico debe servir para impulsar los deportes minoritarios y mejorar sus condiciones en el día a día.

  • 13-  ¿Dinero para organizar pero no para competir?

“El deportista español más laureado de todos los tiempos, David Cal, se irá a Brasil con su entrenador por los problemas económicos de la federación”, “Los recortes del plan ADO ponen en peligro el futuro de los héroes olímpicos”, “Chourraut: Vivimos con la soga al cuello” o “Algunas federaciones obligan a sus internacionales a pagar para competir” son algunos de los titulares que en los últimos meses hemos visto en la prensa.

La situación de nuestro deporte es crítica, la reducción de la inversión estatal a causa de los recortes y la brutal la caída de la inversión privada de los patrocinadores ponen en riesgo el futuro de nuestro deporte. Durante las visitas del COI algunos de los manifestantes eran trabajadores de instalaciones deportivas municipales cerradas o “recortadas” que se planteaban si no es mejor destinar el dinero previsto para los juegos en fomentar el deporte entre la población local y ayudar a nuestros deportistas.

  • 14- El COI sabe que Madrid se merece unos Juegos

Esta es la cuarta vez, tercera consecutiva que Madrid se une a la carrera olímpica. El esfuerzo, las ganas de superación, la deportividad en la derrota, el trabajo, la ilusión… son algunos de los valores olímpicos que fielmente refleja Madrid. El COI lo sabe y sabe que Madrid se merece unos juegos. La capital española es la única gran capital europea que nunca ha albergado unos Juegos Olímpicos.

Si a eso le unimos que el COI apuntar hacia unas olimpiadas que “no pueden ser cada año más caras”  todo indica que este puede ser el año de Madrid. En los últimos meses ha crecido al preocupación en la familia olímpica sobre si Rio estará tan preparada en 2016 como prometió, algo que ya pasó en Londres cuando algunas instalaciones se terminaron sobre la bocina. Si el COI busca unos juegos tranquilos y sin sobresaltos Madrid es su elección.

  • 15- Estambul más rival que Tokio

Estambul y Tokio son las dos únicas rivales de Madrid. La verdad es que en comparación con las ciudades candidatas en otras ocasiones estos parecen unos Juegos Olímpicos “más asequibles”. Todo indica que la ciudad turca es el gran rival de Madrid.  La capital de Japón tiene dos grandes hándicaps en su contra; el primero son los Juegos de Invierno de 2018 que se celebrarán en la ciudad Surcoreana de Pyeongchang, al otro lado del mar de Japón, y el segundo la diferencia horaria que perjudica a televisiones y  patrocinadores.  A su favor juega la tradicional solvencia nipona y el valor sentimental de unos Juegos que ayudarían al país a sobreponerse de la tragedia tsunami-terremoto-alerta nuclear de hace dos años.

Estambul juega una baza simbólica, la de ser una ciudad a caballo entre dos continentes. Serían los primeros juegos en un país musulmán, servirían para llevar el espíritu olímpico a nuevos rincones del planeta y una apuesta clara por los países emergentes. El problema es que muchas de esas bazas ya las ha jugado Brasil para lograr Rio 2016. La candidatura turca recoge una gran inversión  para crear diversos espacios deportivos en varias zonas de la ciudad. La otra gran baza, a parte del simbolismo, es el gran apoyo y entusiasmo popular.

  • 16- El castellano un factor por explotar

El castellano es la tercera lengua más hablada del mundo (hablada por más de 500 Millones de personas) y la segunda con más hablantes nativos 420.  Pese a ello solo dos ediciones, de las 30 disputadas, de los Juegos Olímpicos se han celebrado en países cuyo idioma oficial es el castellano. Tras Mexico68 y Barcelona92 es el momento de que los Juegos Olímpicos  vuelvan a hablar en castellano y este debe ser uno de los factores que la candidatura debería esgrimir con más fuerza. Tras la primera olimpiada en Sudamerica Madrid 2020 debe recoger los votos del continente con el que compartimos mucho más que el idioma.

  • 17- 3 miembros COI españoles 

España tiene tres miembros (dos de ellos madrileños) dentro del Comité Olímpico Internacional, Juan Antonio Samaranch hijo, Marisol Casado y Patxi Perurena y las relaciones personales son claves para lograr los votos de los miembros del COI. Japón y Turquía tienen sólo un miembro en el COI. En este punto hay que destacar que los miembros del COI procedentes de los países candidatos no tienen derecho a voto, tradicionalmente tampoco vota el presidente del COI.  También es miembro de honor del COI Doña Pilar de Borbón.

Ahora el trabajo se realizará miembro a miembro entre los casi 100 votantes.  En ese trabajo de campo estará involucrada toda la candidatura pero también las instituciones del estado, la familia Real y los miembros españoles del Comité Olímpico Internacional.  Hay que destacar que 13 de los casi 100 miembros que votaran son de la realeza.

  • 18- Clave lograr segundos votos

Las estimaciones del COI son que votarán 96 miembros CIO el próximo 7 de septiembre en Argentina.  El número definitivo no se conocerá hasta los días previos pero de ser cierto serán necesarios “unos 50 votos” en palabras de Alejandro Blanco. En las últimas ocasiones Madrid se ha quedado en 32 votos, lejos del medio centenar necesario en esta ocasión, si bien es cierto que ahora el número de candidatas es menor.  Esos 32 votos se convirtieron en el techo de Madrid, y pese a suponer casi un tercio de los votos, resultan insuficientes. Madrid tiene que romper ese techo para ser olímpica y ha de hacerlo captando segundas preferencias.

En la primera votación para 2012 Madrid logró 20 votos y 32 en la segunda tras recoger los votos de la eliminada Moscú. Para 2016 Madrid logró 28 votos pero los problemas para ambas candidaturas llegaron aquí.  Madrid fue incapaz de recoger votos de las ciudades eliminadas, es decir; fue incapaz de convertirse en la segunda opción para los miembros CIO.  Cuando Nueva York fue eliminada en segunda ronda, para 2012 Madrid no logró captar el apoyo de ninguno de los 16 miembros que la habían votado NY. Para 2016 Madrid solo logró 1 de los 18 votos de Chicago y 3 de los 20 de Tokio.

Parece difícil que ninguna ciudad logre los Juegos en la primera votación y por ello es clave que desde la candidatura se garanticen los votos de la ciudad eliminada. Todo indica que la primera en caer será Tokio, y es probable que en ese punto de la votación Madrid vaya por delante, pero si no logra convertirse en la segunda opción de los miembros CIO que hayan votado a Tokio esta perdida.

  • 19- El factor sorpresa

Como ya hemos contentado el voto de los miembro CIO es personal, intransferible y secreto. Caldo de cultivo para todo tipo de especulaciones y sorpresas de última hora. Sorpresas de las que ninguna candidatura esta a salvo, por muy controlado que lleve su proyecto, su presentación y las posibles respuestas en la tanda de preguntas.

Singapore, Julio de  2005,  el Principa Alberto de Mónaco toma la palabra tras la brillante exposición de Madrid 2012; Alberto pregunta por la seguridad de los Juegos y la amenaza terrorista de ETA. Apenas una semana antes un coche bomba de ETA explotaba, sin causar víctimas, cerca del Estadio Olímpico. Las miradas entre Gallardón y Zapatero denotaban la sorpresa por la pregunta, la inoportunidad de esta y el estupor ante la procedencia de la misma. Nunca se sabrá exactamente la influencia de aquella pregunta en las votaciones, pero esta claro que no ayudó a Madrid en una votación muy ajustada entre la capital española, Londres y París. Un día después varios atentados en los autobuses urbanos de Londres dejaban 56 muertos y demostraban que el riesgo terrorista era un riesgo global.

En esa misma votación Madrid vió como un voto que consideraba seguro se le escapaba de las manos, el  del griego Lambis Nikolaou.  En la tercera ronda el griego se confundió y voto a París en lugar de a Madrid. Lo cierto es que en aquella tercera ronda Madrid no solo no logró ningún voto de la eliminada Nueva York, perdió uno de los que tenía en la ronda anterior. París y Londres pasaron a la ronda final.  Madrid 2012 calificó aquello como “un error humano”, error que pudo costar los Juegos a Madrid.

En ambos casos “la sorpresa olímpica” jugó en contra de los intereses españoles quién sabe si el destino le debe una, o dos,  a Madrid.

  • 20- ¿PARÍS 2024?

El lobby francés es uno de los más importantes dentro del Comité Olímpico. Nadie dentro del Comité Olímpico Francés lo ha confirmado pero en Madrid existe el temor de que París quiera ser olímpica en el año 2024 para festejar así los 100 años de los Juegos Olímpicos de 1924. Algo parecido pasa con otras ciudades europeas, como Roma, Moscú o algunas capitales alemanas que podrían querer las olimpiadas de 2024 para lo cual necesitan que los Juegos de 2020 no se disputen en Europa. Si el lobby francés presiona con fuerza en contra de Madrid es muy probable que el sueño olímpico de la capital española quede, una vez más, en un sueño.


Comentarios cerrados.