Vicente Añó: “En los próximos cuatro años el atletismo se la juega”




El próximo 16 de diciembre el atletismo español decidirá sobre su complicado futuro en las elecciones a la presidencia de su federación. Por primera vez desde hace cinco legislaturas, Jose María Odriozola, el presidente desde hace casi 24 años, tendrá oposición. Por un lado, la candidatura que lidera Fermín Cacho y tiene en su equipo a Martín Fiz y, por otro, la de Vicente Añó (Valencia, 1952), quien fue vicepresidente del organismo hasta hace cuatro años y ha liderado la organización de campeonatos como el Mundial de Sevilla 1999 o los Juegos Mediterráneos de Almería 2005. El también Decano de la Facultad de Ciencias del Deporte de la UV está convencido de la necesidad de un cambio en el timón federativo para afrontar los tiempos duros que se avecinan con los fortísimos recortes de presupuesto para el deporte que más recibía y los malos resultados cosechados en los últimos años.

Vicente Añó, candidato a la presidencia de la RFEA. Foto de RTVE,

-Somos Olímpicos: ¿Cómo se encuentra en este momento el atletismo español?

-Vicente Añó: En un momento muy delicado. Extraordinariamente débil. Resulta que en medio de una crisis económica como la que tenemos y con unas subvenciones que han bajado el 20% este año, un 10%, más o menos, el pasado y con un anuncio de fuertes recortes para el próximo,  hay una crisis de resultados del atletismo, y un importante déficit económico. La RFEA ha pasado de un superávit cercano a los 500.000€. hace dos años, a un déficit de la misma cuantía, por lo que en esos dos años se ha perdido un millón de euros. Y esas son las cifras que se dieron oficialmente en la Asamblea celebrada en enero de este año, con las cuentas provisionales del 2011, de manera que al final puede ser peor. Y si además, de esta situación, digamos interna o específica de la RFEA, sumamos los conflictos o malas relaciones con los medios de comunicación, el panorama es desolador, como para echar a correr, pero en dirección contraria a la Presidencia. Pero como de las situaciones límites se pueden salir más fortalecidos si se trabaja bien, he tomado la determinación de presentarme a la Presidencia de la RFEA, porque creo debemos volver a ilusionarnos con el atletismo. Hemos de cambiar esas perspectivas tan negras y cambiar desde la imagen actual de nuestro atletismo al tipo de gestión que se está haciendo. En los próximos cuatro años el atletismo se la juega. Puede salir catapultado hacia arriba y volver a ser el que fue a principios de los años 90, o hundirse definitivamente.

"El presidente de la Federación no debe estar en el Comité Técnico"

-S.O: ¿Qué proponen desde su candidatura para mejorar el funcionamiento del atletismo?

-V.A: Proponemos un modelo de gestión más participativo, con una Junta Directiva desarrollando tareas de gestión federativa, un Director Técnico, que presida el Comité Técnico con total autonomía de la Presidencia, unos clubes organizando sus propias competiciones, con unos representantes de atletas que intervengan en la elaboración de la reglamentación de la concesión de becas y en los criterios de selección. Dado el momento que vive el atletismo se hace más necesario que nunca unas buenas relaciones con los diferentes estamentos federativos, clubs, atletas, entrenadores, jueces y organizadores, sobre todo, con las federaciones territoriales. Éstas deben estar más presentes en la RFEA y establecer un programa conjunto que beneficie a ambas partes y nos saque de la crisis. No pueden ser entidades estancas cada una por su lado. La Federación necesita a las territoriales y éstas a la Federación. Ahora con la crisis y las rebaja de subvenciones, la RFEA no puede dejarlas tiradas, sino al contrario, hacer un trabajo conjunto y establecer las sinergias necesarias. Hemos de recuperar el concepto de familia que ha tenido siempre el atletismo y trabajar todos unidos, algo que en estos momentos es imposible.

-S.O: ¿Cómo sería la Federación presidida por usted?

-V.A: Con una mayor participación de todos los estamentos federativos. Para mí el tema es sencillo. Para otros quizás no, pero es un problema de personalismos. Yo he trabajo siempre en equipo y me ha dado buenos resultados. En ese sentido, sería una federación mucho menos presidencialista. Los clubs deben ser quienes establezcan y aprueben aquello que consideren mejor para sus competiciones, hay que escuchar a las territoriales. El calendario debe hacerse en colaboración con ellas, no imponerles competiciones en fechas que no les interesa o no pueden atender, ni hacer reglamentos con normas que no pueden aplicar. Los atletas deben participar en todos los temas que les afectan. Habrá que establecer el correspondiente sistema de participación y para esto está la Asociación de Atletas, que de momento sólo es del Equipo Nacional, pero que podría extenderse. Los atletas cuentan con 36 representantes en la Asamblea y con su Comisión correspondiente. Y lo mismo pasa con entrenadores y jueces. Son ellos los que deben establecer el sistema más adecuado de funcionamiento. Pero, sobre todo, yo quiero una federación sin conflictos, sin broncas con los medios de comunicación ni con las instituciones. Ello será clave para mejorar nuestra imagen y tener más presencia en la sociedad.

-S.O: Los recortes de la inversión estatal en el deporte debido a la crisis van a afectar especialmente a la RFEA. ¿Cómo puede ser el futuro inmediato del atletismo español, tanto si usted preside la Federación como si no?

-V.A: Pues va a ser muy duro. No debemos engañarnos. Como he apuntado antes, vamos a tener un 50 o 60% menos del presupuesto que hace dos años y ello, arrastrando un déficit o un Fondo de Maniobra Negativo, que empeora la situación, porque si ese Fondo fuera positivo el problema se paliaría algo. Por eso va a ser fundamental la participación, la colaboración de todos. Ahora el CSD le ha exigido un Plan de Viabilidad a la RFEA para 2013. ¿Cuántas personas del mundo del atletismo han participado en la elaboración del mismo? ¿Cuantos han intervenido en el mismo, o conocen ese Plan? Pues muy pocos. Sé que hace unos días se reunió la Comisión Gestora de la Federación, que sustituye a la Junta de Gobierno en época electoral, pero ya les dieron el Plan elaborado. En todo caso, sólo pudieron opinar, de manera que con ese modelo de gestión los problemas no se resuelven, sino que se acrecientan. ¿Por qué recortar de un sitio y no de otro?¿Quién lo decide?¿Cómo se decide?.

-S.O: Cómo conseguir patrocinios puede ser una de las cuestiones clave ¿tiene algún modelo de Federación o de estructura deportiva en otro país que le guste?

-V.A: Cambiando la imagen de la RFEA. Una imagen positiva, y lógicamente, buenos resultados atraerá a más patrocinadores. Muchas veces que entre un patrocinador depende, también, de que se le presente un buen plan, algo que le interese a la empresa en cuestión. En la situación de crisis que existe será más fácil tener un patrocinador para determinado programa que para la federación globalmente. En cuanto a modelos de otros países, digamos que son parecidos, son todos ellos sistemas mixtos público-privado aunque tienen, en algunos casos como Italia, un sistema de desgravación fiscal para las empresas patrocinadoras muy potente y hay más tradición de patrocinio que en el nuestro, que no comenzó hasta la aparición del programa ADO en 1987 y la adjudicación de los Juegos Olímpicos a Barcelona. Pero tampoco hay que irse al extranjero, en España tenemos algunas federaciones, como la de baloncesto, con proyectos y programas muy interesantes a imitar, descartando el fútbol, que está en otra dimensión tanto en audiencias como en practicantes y encuentra fácil los patrocinadores. Hay que trabajar duro en este tema, y creo que no se está haciendo.

-S.O: ¿Cómo valora la gestión de José María Odriozola durante estos años? ¿Qué le hizo distanciarse de él?

-V.A: Creo, sinceramente, que le han sobrado estos 4 años. Ha sido una legislatura de conflictos (temas de dopaje, carnet del corredor, medios de comunicación…), y, sobre todo, no han acompañado los resultados atléticos. Creo que empezó con mucha ilusión, con un buen equipo donde había más participación, y los resultados durante los años 90 fueron muy buenos, de constante crecimiento. Aunque ya hubo ciertos conflictos con atletas y con algunos periodistas, fue la etapa dorada del atletismo. Organizamos varios campeonatos del Mundo, entre ellos el más importante, el del aire libre en Sevilla, había un gran interés por organizar los campeonatos de España, varios 'meetings' de relevancia organizados por diferentes entidades al margen de la Federación. Aunque la inercia continuó a principios del 2000, con esas 15 medallas de Munich, ya se empezó a vislumbrar un declive que ha explotado con toda crudeza en estos cuatro últimos años. Hoy ya casi no hay organizadores de reuniones al margen de la federación, la gente no presenta sus candidaturas a organizar campeonatos, tenemos un déficit importante, la creación del carnet del corredor ha sido un fracaso…, hay que cambiar el modelo de gestión. Y desde el punto de vista personal el distanciamiento empezó con mi marcha a Almería en el año 2000 para organizar los Juegos Mediterráneos (2005). Pero no se trata de una cuestión personal, que me merece todos los respetos, sino de la gestión federativa. Cuando dejé de Almería y me hice cargo inicialmente del Campeonato de Europa de Barcelona ya me di cuenta de que se necesitaba un cambio de gestión federativa.

-S.O: ¿Qué le parece que el actual presidente haya estado tanto tiempo en el cargo? ¿Su programa prevé limitar las legislaturas de un presidente?

-V.A: Sinceramente creo que no es bueno. Si el modelo de funcionamiento es más participativo y menos presidencialista, como pasa en otras federaciones todavía tiene un pase, pero así no. No hay que eternizarse en los cargos. Dirigir una federación más de 20 años, 24 en el caso de Odriozola, impide una renovación de personas, de ideas, de proyectos, se acaba cayendo en la rutina, y lo que es peor, uno acaba pensando que lo único que vale es la propia opinión. Te acostumbras a mandar y no escuchas. Para mi es tremenda la frase que dijo en Pamplona, al anunciar que tendría Director Técnico (“parece que hay un clamor para que tenga director técnico y yo a veces escucho”). Esa frase viene a demostrar que no cree en esa figura, en la separación de competencias, digámoslo así, sino que lo hace obligada por las circunstancias y porque yo lo he dicho y también Fermín Cacho. Por ello, en mi programa consta una modificación de los Estatutos para que el Presidente esté un máximo de 3 mandatos. Eso en cuanto a estatutos, pero mi intención si llego a ser Presidente es estar un máximo de 2.

-S.O: ¿Cómo afronta las elecciones? ¿Cuentan ya con suficientes apoyos?

-V.A: Pues las afronto con mucha seriedad, un enorme trabajo y utilizando todos los medios tecnológicos a mi alcance. He redactado un programa, del que he presentado un importante avance, he hablado con atletas, con clubes, con entrenadores, con jueces, con presidentes de territoriales y con personalidades del mundo del deporte y del atletismo. He hecho entrevistas en los medios de comunicación y estoy dispuesto a mantener cualquier tipo de debate con el resto de candidatos. Creo que cuento con suficientes apoyos para ganar. Pero lo más importante, con serlo, no es eso, sino que el atletismo se vuelva a ilusionar, se movilice y busque alternativas al actual estado de cosas. Necesitamos un cambio en la estructura federativa actual si queremos salir fortalecidos de esta crisis.

"Pretendo limitar los mandatos presidenciales a tres legislaturas, aunque yo estaría solo dos"

-S.O: ¿Cómo es su relación con los otros candidatos, José María Odriozola y Fermín Cacho?

-V.A: Con José María Odriozola hace tiempo que no hablo y con Fermín Cacho hablamos en Pamplona (Campeonato de España), en agosto, pero desde entonces no hemos hablado. Hasta llegar a estas elecciones las relaciones con ambos eran normales, incluso buenas y espero que las sigan siendo. Los temas personales no tienen nada que ver con la gestión federativa y los proyectos que pueda ofrecer cada uno. Otra cosa es que la campaña electoral las empañe, sobre todo, porque alguien se tome a mal que existan otras alternativas.

-S.O: ¿Con quién pretende contar en su proyecto? ¿Habrá un director técnico distinto al presidente?

-V.A: Con bastante gente, porque quiero hacer una gestión en red, por decirlo de alguna manera. Es decir, consultando a muchas personas. Luego los estatutos, que creo que debemos modificar  en algunas cuestiones fundamentales, marcan la existencia de una Comisión Delegada con un número concreto de personas elegidas directamente por la Asamblea y una Junta Directiva por nombramiento del Presidente, igualmente, con un máximo de personas. Hay que esperar a que se celebren las elecciones para determinar el equipo final porque ese mismo día se elegirá la Comisión Delegada. Lo que sí queda claro y fui el primero en anunciarlo es que habrá un Director Técnico diferente del Presidente. Pero además, con total autonomía en los temas técnicos. El Presidente ni debe estar en el Comité Técnico.

-S.O: En los últimos años se ha visto como descendía el número de meetings organizados en España y la alarmante falta de público (Barcelona, por ejemplo). ¿Se ha perdido la afición al atletismo en el país?

-V.A: Así es. Y ahí, también, se ha seguido una política equivocada porque la Federación ha acaparado ese terreno y al final siempre es la misma entidad la que va a pedir dinero a las instituciones, a los patrocinadores. Se ha perdido una red importante de organizadores de mítines. Lo del público en España en la mayoría de deportes, salvo en grandes acontecimientos, es una constante. Pero, quizás, en los últimos tiempos se haya agudizado. La gente no encuentra una excesiva motivación para desplazarse a las pistas. Hemos perdido capacidad de atracción.

-S.O: Usted ha tenido gran importancia en la celebración de grandes campeonatos de atletismo en España. ¿Cree que es factible que España acoja campeonatos en los próximos años dada la actual situación económica?

-V.A: Pues yo diría que ahora es un momento duro y como el dinero acaba saliendo del mismo sitio, de las instituciones públicas, tocaría replegar velas. Organizar menos competiciones de gran relieve internacional y centrarnos en las competiciones nacionales y la promoción de nuestro atletismo. Que el dinero vaya ahí y no a las grandes competiciones, que tuvieron su papel hace unos años, pero que ahora no podemos permitírnoslo.

"En antidopaje debemos actuar a la mínima sospecha"

-S.O: Se ha dicho que la candidatura de Fermín Cacho se ha hecho para quitarle votos a usted ¿Qué opina de toda esa corriente? ¿Cree que su candidatura está totalmente al margen de Odriozola?.

-V.A: Espero que no sea así. Yo confío que cuando una persona anuncia su candidatura a la Presidencia de la RFEA lo hace con todas las consecuencias y para intentar ganar u ofrecer una alternativa claramente diferenciada del actual Presidente, no para integrarse en la de Odriozola antes o después de celebrarse las elecciones. Pero eso se verá con el tiempo, y entonces sí que podremos conocer si ha sido una estrategia en esa línea. He visto su blog, recientemente presentado y parece que se desmarcan claramente de él.

-S.O: ¿Cuál va a ser la política antidopaje si usted es presidente, después de las polémicas que han ocurrido en los últimos tiempos en la Federación?.

-V.A: Primero creo que debemos modificar la normativa existente para ser más ágiles y transparentes. No puede ser que la Federación para guardar el principio de confidencialidad y la privacidad de las personas que den positivo en un control de dopaje, tenga que estar meses y meses sin decir nada, incluso diciendo que alguno o alguna está lesionado y por eso no va a una competición cuando hay por medio un proceso sancionador. No es posible, tampoco, que se enteren antes los medios de comunicación por alguna filtración. Creo que la RFEA debe ser proactiva en el tema. A la mínima sospecha actuar y luego, además, acortar los procesos y ser transparentes.

-S.O: Y, por último, el tema Armstrong, tan de actualidad. ¿Qué le parece que la UCI le haya retirado sus siete Tours y estos queden desiertos?

-V.A: Me parece que ha actuado en consecuencia, porque nosotros, que vamos siempre de quijotes, aquí debemos decir que han sido los propios americanos, la USADA, la que abrió la investigación y siguió con ella contra viento y marea y a pesar de las dificultades para encontrar pruebas o testimonios claros después de tanto tiempo. Creo que será sano y positivo para el ciclismo.

 


1 Comentario

    Trackbacks/Pingbacks

    1. [...] séptimo mandato tras vencer por 96 a 44 votos a la candidatura comandada por el valenciano Vicente Añó, colaborador de Odriozola hasta [...]

    Deja un Comentario