Rubén Bonastre nos cuenta los secretos de la Masía




Si la cantera de nuestro país tiene un edificio emblemático ese es sin lugar a dudas la Masía del Fútbol Club Barcelona. Allí se han forjado algunos de los mejores futbolistas de la actualidad como Andrés Iniesta o el propio Leo Messi, oro olímpico en Pekín 2008. Junto a los futbolistas en la cantera del Barça también se forman deportistas de otras disciplinas como el baloncesto, el balonmano o el atletismo. Pero la formación no solo es deportiva sino también académica y en valores. El director académico de la Masia, que durante esta temporada ha estrenado nueva ubicación, es Rubén Bonastre y ha atendido amablemente a Somosolimpicos.

SO: Estamos a punto de terminar la primera temporada en el nuevo edificio de la Masía en San Juan Despí, ¿cómo ha ido la adaptación al nuevo entorno?

Rubén Bonastre: Pues bien, en muchas cosas hemos mejorado, hemos tenido más espacios para poder realizar todo el proyecto educativo que tenemos en mano. Si que hemos tenido que cuidar un poquito el hecho de hacer más actividades conjuntas ya que al ser los espacios mucho más grandes esto provocaba que algunos chicos pudieran quedarse en la habitación. En la antigua Masía al ser más pequeña como que todos se encontraban y aquí pues tienes que ir a buscarlos. Pero en términos generales yo creo que hemos ganado mucho, sobre todo han ganado los chicos en calidad de vida que es lo importante.

SO: Tú eres una de las primeras personas con las que se encuentran los futbolistas al llegar a la Masía, ¿cómo son esas primeras semanas lejos de la familia? ¿qué hay más nervios, ilusión, miedo..?

RB: La primera vez que vienen lo que hay es mucha ilusión  porque vienen a un club como el Futbol Club Barcelona… Yo siempre les digo a los padres que las primeras semanas es como ir de colonias, que todo es muy bonito. Es muy chulo porque todos los inputs que te vienen son espectaculares. Lo que tenemos que estar es atentos para poder actuar en el caso de que detectemos que hay algún problema a nivel anímico, alguna presión…. También esta el hecho de que cuando vienen pues ellos son el número uno en sus zonas y cunado vienen aquí pues tienen que adaptarse a un sistema de juego y que son uno más. Eso a veces no es fácil. Yo diría que al principio es todo muy bonito, es todo con mucha ilusión y muchas ganas, sobre todo cunado vienen los padres. Cuando ya los padres se van para casa y los dejan aquí pues hay que estar muy encima, los primeros días… pero para eso tenemos un equipo de preparadores y de monitores que conviven con ellos.

SO: Cuándo llega gente como Messi o Iniesta, ¿ya se les ve que tienen algo especial?

RB: No, nosotros en la Masía les tratamos a nivel humano y a nivel educativo, nunca a nivel deportivo. La parcela deportiva la llevan los entrenadores y nosotros lo que sí podemos detectar, como estamos las 24 horas del día, quien tiene la madurez personal, no tanto el talento deportivo. Hay muchos factores que pueden afectar también, el talento se les supone a todos, pero luego existe el esfuerzo…. Aquel chico que se esfuerza con los estudios, aquel chico que suspende un examen pero dice; no, voy a aprobar… pues cuando tenga un problema en el campo también va a querer superarlo. Aquel chico que tenga paciencia, que no quiera alcanzar el éxito en dos días…. Nosotros podemos decir este chaval creemos que se va a dedicar al deporte profesionalmente y nos equivocaremos pocas veces. Otra cosa es que ese chico tenga el perfil de juego Fútbol Club Barcelona, eso es otra cosa. No quiere decir que tenga que ir a un nivel más bajo, sino quizás a otro sistema de juego que por sus cualidades técnicas, físicas o tácticas le venga mejor. Pero claro lo que tienen que tener ellos es mucha capacidad de lo que llamamos resiliencia, que cualquier trauma que tengas en la vida por muy grande o pequeño que sea tengas la capacidad de rehacerte y decir “voy para adelante”. No tanto de querer conseguir el sueño sino de estar dispuesto a hacer todo aquello que requiere cumplir el sueño, que son dos cosas diferentes.

SO: Vamos a hablar sobre el tema académico… ¿Cuáles son los valores que se inculcan en el la Masía?

RB: Bueno a nivel académico los valores que inculcaríamos en cualquier centro o en cualquier familia. El hábito del esfuerzo, del trabajo, de la constancia, de la paciencia, de la responsabilidad, de la independencia… Nosotros lo que les recomendamos es que siempre tengan un plan b en la vida. Es decir, nosotros sabemos el día que entran en la Masía, también sabemos que habrá un día que saldrán de la Masía pero lo que no sabemos es si lo harán hacia el Camp Nou o si se van a ir a casa o a otro club. Entonces como eso ya lo sabemos tenemos que trabajar para prepararles en la idea de que no van a llegar. De que tiene que trabajar para llegar, de que nosotros les vamos a ayudar…. tienen que tener la ilusión de llegar pero tener muy claro que lo más probable es que no lleguen. Entonces ellos lo que tienen que tener claro es que si ellos están aquí dos, tres, cuarto años o un año cuando mires para atrás no se hayan arrepentido de nada y que no les pase factura. Aquí el chico que viene aquí y dice a pues me lo juego todo a nivel deportivo, que ya estoy en el Barça… En muy pocas ocasiones puede llegar. El día que le digan que no pude continuar, no tendrá esa capacidad, esa resiliencia lo suficientemente potente  como para decir, pues sigo para adelante. Nosotros les decimos que ellos tienen que estudiar, que tener una formación que les sirva para ganarse la vida en cualquier aspecto si en el fútbol ni llegan. Es igual que sea de electricista, de peluquero, de médico, de abogado o de maestro, da igual, pero ellos han de formarse.

SO:¿Hay algún mínimo académico para los futbolistas que forman parte de las categorías inferiores del Barça? ¿Cómo se actúa ante un mal estudiante?

RB: A ver, yo puedo ser un mal estudiante pero ser una buena persona. Si yo soy un mal estudiante y yo en la ESO no puedo con ella, pues ya el club te buscará el poder hacer un programa de cualificación profesional inicial para hacer un grado medio. Si yo acabo la ESO y no quiero hacer el bachillerato y quiero hacer un modulo nosotros del abanico que nos ofrece la Generalitat dejamos hacer aquello que quiera y aquello que nosotros le orientemos. Si un chico suspende asignaturas… pues oye no todo el mundo tiene que ser bueno para todo. Nosotros le vamos a exigir el esfuerzo, que entregue los trabajos, le vamos a exigir que entregue los deberes, le vamos a poner profesores de refuerzo pero igual el chico aún así no aprueba. Si el comportamiento del chico es bueno ese no es un criterio para echarlo fuera del Barça.

Ahora si el ser mal estudiante va acompañado de ser un impresentable, de faltar al respeto a los profesores, de ir de divo por la vida…. pues de entrada en algún momento le vamos a apartar del equipo y en última estancia si lo consideramos oportuno lo vamos a apartar del club. No nos interesa ese jugador. Por lo mismo que hablábamos antes, el día que este jugador no sea tan importante para el equipo y su carrera se trunque un poco…. ¿tendrá la capacidad de aceptar un no del entrenador? ¿Tendrá la capacidad de sentarse en el banquillo? Esa es la pregunta… el día que en el campo no sea el mejor… ¿Tienes la capacidad para aceptar esa situación? Por eso lo importante es que sean personas.

SO: ¿Cómo son las clases de los jóvenes de la Masía? ¿Cómo es su día a día?

RB: Ellos se levantan a las 6:30 de la mañana, a las 7:00 toman el desayuno en la residencia y a las 7 y cuarto viene un autocar que los recoge y los lleva a una escuela. Ellos van a un colegio fuera de la residencia. Están en la escuela desde las 8 hasta las 2 de la tarde que vuelven y comen en la residencia. Y luego por la tarde antes de ir a entrenar están obligados a hacer clases de refuerzo escolar con profesores que vienen a la residencia. Los tenemos distribuidos en grupos, homogéneos por edad, por curso y por categoría deportiva. Ellos están obligados a estudiar mínimo una hora y media y máximo 3 en función de sus resultados académicos. Entonces un chico que suspende no le voy a echar del Barça peor le voy a exigir que estudie más. Después a partir de las 6 de la tarde se van a entrenar, entrenan de 7 a 9 de la noche y cuando vuelven cenan. En algunas ocasiones tenemos charlas formativas y si no desde las 8 y media tienen un rato para poder conectarse a Internet, para poder hablar con las familias y entre 10 y 11 se apagan las luces y a dormir. Y un día más.

SO: Para que luego digan que ser futbolista es fácil…

RB: Es muy complicado. Y a parte sacrifican muchas cosas, el estar en el entorno no es solo papa y mama. El entorno es papa, mama, los tíos, los abuelos, los amigos…. Cuando viene un chico de 16 años a veces deja hasta la novia, que en esa edad es lo más importante del mundo… Podemos vivir en la distancia situaciones complicadas como puede ser separación de padres, la muerte de algún familiar directo… no es sencillo. Desde fuera hay una parte como muy bonita y muy espectacular…. realmente es una oportunidad única que a mucha gente le gustaría tener… pero es duro. Es duro ya que estamos hablando de separarse de la familia con 15, 14 o incluso 13 años. 

SO: El Barça es el ejemplo del triunfo de la cantera pero… en España se infravalora la cantera

RB: Eso igual sería más una pregunta para un técnico deportivo… pero yo creo que no. Los equipos tienen academias y yo creo que una época de crisis económica como la que vivimos se van a dar cuenta de que lo importante esta en casa. Y muchas veces bien trabajado, y sobre todo el tener jugadores que tengan ese sentimiento de pertenencia a un grupo, de pertenecer a un club hace que aquello que no puedan suplir con talento lo podrán suplir con esfuerzo. Yo creo que tenemos una buena cantera de deportistas en España y por suerte cada vez más.

SO: Cuándo todo el mundo alaba a gente como Pepe Reina por su sencillez o sin ir más lejos a Messi por su humildad… ¿ese es el vuestro titulo? ¿Vuestro reconocimiento?RB: Bueno si, el nuestro pero sobre todo el de las familias. Has de pensar que todos estos jugadores que llegan y se hacen autenticas estrellas y se comportan de una manera impecable es por su familia, que les ha cuidado mucho. Nosotros siempre les decimos a los chicos que a lo último que deben renunciar es a sus orígenes. Esos orígenes son los que les han llevado a estar aquí. Hay muchos chicos que están aquí gracias a que el papa o la mama han estado  llevándolos a entrenos a horas intespectivas… Si el club cuando se ha fijado en ellos es porque ha visto algo que ya tenían antes de venir aquí. Lo que tienen  que hacer aquí es potenciarlo. Entonces no deben olvidar nunca sus orígenes y si no los olvidan esa es la clave de poder ser humilde, de poder ser el mismo seas una gran una estrella o sin tener mucho éxito en el mundo deportivo.


Deja un Comentario