Wiggins y Hesjedal siembran dudas




La primera semana de Giro encumbra a Nibali como gran favorito.

Luca Paolini, protagonista de la primera semana del Giro. Foto: Thomas Ducroquet (CC)

Luca Paolini, protagonista de la primera semana del Giro. Foto: Thomas Ducroquet (CC)

Comenzó la Corsa Rosa y tras las primeras ocho etapas y ya se han vislumbrado las carencias y las fortalezas de los grandes nombres del pelotón. Parece claro que Nibali y el Astaná van a por todas en las carreteras italianas, pero el Sky de Wiggins y el Garmin de Hesjedal tienen más problemas. Por otro lado, el Movistar está demostrando una fortaleza inusitada y a punto estuvo de superar al todopoderoso Sky en la contrarreloj por equipos. BMC y Blanco luchan por desbancar del podio a los tres grandes favoritos y para ello cuentan con un Evans y un Gesink que han demostrado tener buenas piernas en estos primeros compases de carrera. Mientras tanto, Samuel Sánchez ha dejado una sensación agridulce. En las etapas con finales de cierta dificultad se le ve adelante, atento y autoritario, pero las contrarrelojes, el que siempre ha sido el talón de Aquiles de los españoles en general, le ha restado opciones de acercarse a los líderes.

La carrera comenzó en la capital del sur, en Nápoles, donde la primera etapa, un pequeño “entremés” de unos 130km acabó con un sprint en el que Cavendish no tuvo rival. Elia Viviani, Bouhanni y Nizzolo se le acercaron, pero no pudieron hacer nada para batir al velocista de la Isla de Man, que se guisó él solo la llegada. La decepción del día fue Matthew Goss que, tras contar con dos lanzadores en los últimos metros, tan solo logró ser quinto. El mejor español fue Ventoso, sexto, en un final de etapa accidentado después de una caída en los kilómetros finales que obligó a retirarse a un viejo rockero como Sandy Casar, cuyo objetivo para 2013 era correr y acabar las tres grandes.

La segunda etapa deparaba una contrarreloj por equipos en la isla de Ischia, la más grande del archipiélago de la bahía de Nápoles. En esta prueba el equipo británico Sky se hizo con la victoria, pero muy cerca de los anglosajones quedó el Movistar, liderado por un fenomenal Alex Dowsett. En la tercera posición clasificaron Nibali y sus compañeros del Astaná, que trataron de minimizar la pérdida de segundos del siciliano respecto a Wiggins. La maglia rosa no recayó en el actual ganador del Tour, sino en el italiano Puccio, que fue el primer Sky en cruzar la línea de meta. Muchos expertos catalogaban esta táctica como una forma de liberar a Wiggins de la responsabilidad de portar la maglia rosa tan pronto. La nota negativa de la jornada la protagonizó el Euskaltel-Euskadi, artífice de un error poco visto en el ciclismo. El equipo vasco cruzó la meta con tan solo cuatro corredores, habiendo marcado un tiempo bastante bueno, pero las normas dictan que el conjunto debe llegar con al menos cinco hombres, por lo que el tiempo válido para los naranjas fue el del quinto hombre, lo que privó a Samuel Sánchez de estar más cerca de los favoritos tras esta etapa.

La tercera etapa deparaba un final complicado típico del Giro en Marina di Ascea. Los sprinters puros tenían pocas posibilidades de llevarse el gato al agua y era una jornada más propicia para ciclistas más versátiles. El italiano Luca Paolini (Katusha) logró la victoria y la maglia rosa en esta tercera jornada. Lo anecdótico de este triunfo es que Paolini debutaba en la Corsa Rosa con 36 años pese a ser italiano. Al ciclista del equipo ruso le siguieron Evans, que ganó el sprint del grupo principal, como acostumbraría a hacer en las etapas que no había llegada masiva, y Hesjedal.

En la cuarta jornada lo destacable fue la pérdida de 17 segundos de Wiggins, que no logró llegar con los más fuertes a la meta y perdió unos valioso tiempo, y el terrible ataque protagonizado por Danilo Di Luca (Vini Fantini), que no consiguió su objetivo de llegar a meta. La victoria fue para el sorprendente italiano Enrico Battaglin (Bardiani), seguido de Felline (Androni) y Visconti (Movistar). En cuarta posición clasificó Urán (Sky), que decidió buscar la victoria en vez de tratar ayudar a su líder a no perder tiempo, decisión que creó debate en los círculos ciclistas. La maglia rosa la mantuvo Paolini, seguido ahora del propio Urán, un sorprendente Beñat Intxausti y “el Tiburón de Sicilia” Vincenzo Nibali.

La quinta etapa proponía un sprint para los hombres rápidos, pero antes tendrían que superar un pequeño puerto, donde muchos de ellos sucumbieron ante las rampas previas a la llegada de Matera. Hubo varios intentos de ataque en los metros finales, pero el trabajo de los equipos interesados en el sprint, como el Argos, hizo fracasar todos estos intentos. La victoria fue para John Degenkolb (Argos) seguido de un Ángel Vicioso (Katusha), que rozó la victoria, y el también germano Paul Martens (Blanco). Los líderes de los equipos decidieron darse una tregua y Paolini pudo conservar un día más su liderato.

La sexta etapa hacía prever una llegada masiva, y las previsiones fueron las correctas. En esta jornada se cumplía el segundo aniversario del desafortunado fallecimiento del belga Wouter Weylandt en la carrera italiana. La victoria fue para Mark Cavendish de nuevo, que aprovechó un fantástico trabajo de su compañero Steegmans, que realizó su labor de lanzador a las mil maravillas y posibilitó que el sprinter británico superase por muy poco a Viviani y Goss en Margherita di Savoia. La maglia rosa perduró un día más en poder de Paolini.

La séptima etapa, con final en Pescara, fue otro día para olvidar para Bradley Wiggins. El británico perdió casi un minuto y medio con el resto de favoritos tras caerse en uno de los muchos descensos de una etapa con aires de clásica y un final complicado. Junto a Wiggo entró en meta Paolini, que perdería la maglia rosa. La victoria de etapa fue para Adam Hansen (Lotto-Belisol) que llegó con algo más de un minuto de ventaja sobre el grupo principal, encabezado por Battaglin y Di Luca. El liderato recayó en poder de Beñat Intxausti (Movistar), que aventajaba en tan solo cinco segundos a Nibali y en ocho a Hesjedal. Samuel Sánchez, pese al gran error del Euskaltel en la crono por equipos, ya era undécimo a algo más de 50 segundos de Intxausti. En cambio, Wiggins perdía 1:32 con el vasco del Movistar.

La octava etapa era la gran oportunidad de recuperar tiempo para el británico del Sky, ya que se disputaba una contrarreloj individual de casi 55km. Wiggins volvió a vivir un mal día, ya que en los primeros compases de la etapa sufrió una avería mecánica y tuvo que cambiar de bici, proceso en el que perdió unos segundos valiosos que le privarían de la victoria. El triunfo fue para Alex Dowsett (Movistar), seguido del propio Wiggins a diez segundos y el estonio Kangert (Astaná) a 14. Intxausti y Samuel Sánchez hicieron una contrarreloj bastante pobre en la que perdieron 4:02 y 3:17 con Dowsett, respectivamente. El nuevo líder de la general era Nibali, que aventajaba a Evans en 29 segundos y a Gesink en 1:15.

Para concluir esta primera tanda de etapas por tierras italianas, llegó la jornada con final en la capital de la Toscana, Florencia. Esta etapa era propicia para que una escapada lograse llegar a meta, y así fue. El ruso Belkov (Katusha) logró el triunfo tras una larga fuga por delante de Betancour (AG2R) y Pantano (Colombia). El colombiano del equipo francés saltó del pelotón en el último puerto y alcanzó al grupo de perseguidores, a los que superó en los metros finales. La anécdota fue que Betancour celebró la victoria pese a ser segundo, ya que pensó que había ganado la etapa. Wiggins sufrió mucho en esta jornada, pero finalmente logró entrar con los favoritos, objetivo que no cumplió Hesjedal, que perdió algo más de un minuto con el grupo principal. La general no cambió, salvo por la pérdida de tiempo del canadiense.

CLASIFICACIONES

GENERAL

1 Vincenzo Nibali (ITA) Astaná

34:19:31

2 Cadel Evans (AUS) BMC

0:29

3 Robert Gesink (HOL) Blanco

1:15

4 Bradley Wiggins (GBR) Sky

1:16

5 Michele Scarponi (ITA) Lampre

1:24

6 Sergio Henao (COL) Sky

2:11

7 Mauro Santambrogio (ITA) Vini Fantini

2:43

8 Przemyslaw Niemiec (POL) Lampre

2:44

9 Rigoberto Urán (COL) Sky

2:49

10 Tanel Kangert (EST) Astaná

3:02

 

MONTAÑA

1 Stefano Pirazzi (ITA) Bardiani

38 ptos.

2 Robinson Chalapud (COL) Colombia

23 ptos.

3 Giovanni Visconti (ITA) Movistar

16 ptos.

4 Maxim Belkov (RUS) Katusha

13 ptos.

5 Emanuele Sella (ITA) Androni

13 ptos.

 

PUNTOS

1 Cadel Evans BMC

61 ptos.

2 Mark Cavendish Omega Pharma

58 ptos.

3 Elia Viviani Cannondale

52 ptos.

4 Enrico Battaglin Bardiani

45 ptos.

5 Maxim Belkov Katusha

41 ptos.

 

JÓVENES

1 Wilco Kelderman (HOL) Blanco

34:22:57

2 Rafal Majka (POL) Saxo Bank-Tinkoff

0:43

3 Carlos Betancour (COL) AG2R

2:11

4 John Darwin Atapuma (COL) Colombia

6:26

5 Jarlinson Pantano (COL) Colombia

12:39

 

EQUIPOS

1 Blanco (HOL)

102:19:07

2 Sky (GBR)

1:32

3 Lampre (ITA)

4:21

4 Astaná (KAZ)

5:12

5 BMC (USA)

8:02


Deja un Comentario