El Mundial de RS:X se cierra con Manchón (7ª), Pastor (8º) y el bronce sub-21 de Mateo Sanz




Se puso punto y final al Mundial de RS:X de Buzios (Brasil) ayer con las Medal Race correspondientes, en la femenina Blanca Manchón fue sexta en la última carrera sólo para elegidas y perdió un puesto en la general en beneficio de la china Weng con lo que Blanca finalizó en 7ª posición. Por su parte en la categoría masculina, Iván Pastor  realizó una espléndida Medal Race que finalizó tercero para adelantar a los dos franceses en la general y terminar el Mundial de Buzios en 8º lugar. Pese a no tener metal en categoría absoluta, nuestra flota sí tuvo presea en categoría sub-21 ya que el 25º puesto de Mateo Sanz en categoría masculina suponía el bronce en categoría sub-21.

Iván Pastor fue 3º en la Medal Race y 8º en la general. Foto RFEV

Iván Pastor fue 3º en la Medal Race y 8º en la general. Foto RFEV

Día de Medal Race ayer en el campo de regatas de Buzios, en la femenina, Blanca Manchón, que se ha visto lastrada todo el Mundial por sus problemas de asma, no pudo superar el sexto lugar en esta regata para las 10 mejores. Su sexto lugar unido al gran 2º puesto en la Medal Race de su rival por la sexta plaza, Weng, hizo caer una posición a la española y finalizar en 7ª y definitiva posición el Mundial con 88 puntos. Blanca se mostró contenta con el Mundial realizado ya que ha demostrado estar entre las mejores. Manchón ha vuelto con este séptimo puesto en la general a la élite del windsurf mundial tras la gravisíma lesión en el hombro del año pasado.

La Medal Race femenina fue ganado por la local Freitas, que acabó en octavo lugar en la general. La medalla de oro ya tenía dueña desde antes de esta Medal Race. Como ya os contamos, la medalla de oro era propiedad de Korsiz que fue escoltada en el pódium por la británica Shaw en segundo lugar y la israelí Davidovich en tercer lugar. Una plata y un bronce que cambiaron de cuello gracias a la mala Medal Race de la israelí que fue penúltima. La mala regata de Davidovich la estuvo a punto de aprovechar la subcampeona olímpica, Petaja, que se quedó en cuarta posición a tan sólo 4 puntos de la medalla. La gala Picon tampoco pudo aprovechar el fallo de Davidovich, porque ella también realizó una mala Medal Race para perder un puesto en la general final y acabar en quinta posición.

En la categoría masculina, Iván Pastor realizó una enorme Medal Race en la que fue tercero y sólo se vio superado por los dos grandes dominadores del Mundial, Dempsey y Van Rijsselberge. Una gran broche para Iván que ha concluido con 78 puntos el Mundial y ha vuelto a demostrar que él está entre los mejores del windsurf mundial, resarciéndose de su discreta actuación en los JJOO. Está excelsa Medal Race le ha permitido al español superar en la general a los galos Le Coq y Giard y ascender del 10º al 8º puesto, quedándose a tan sólo un punto del séptimo lugar.

flota_espanolaEl pódium ha estado copado en los más alto por el británico Dempsey que con 30 puntos y un segundo lugar en la Medal Race le ha ganado la partida a Van Rijsselberge que ha sido segundo a 7 puntos y que fue el ganador de la Medal de ayer. Este bonito duelo por el título mundial ha sido el mismo duelo que por el oro en Londres 2012, pero con distinto final ya si en la capital británica la plata fue para Dempsey y el oro para Van Rijsselberge, en tierra cariocas ha sido al revés. La intensa lucha por el bronce, que partía antes de la Medal con tres regatistas empatados a 41 puntos, se decantó del lado del griego Kokkalanis que fue cuarto en la regata final y de ese modo se adjudicó el bronce y deshizo el empate. El regatista local, Santos, se quedó con la miel en los labios ya que fue 4º a tan sólo cuatro puntos de la medalla en casa.

Estos fueron los resultados en categoría absoluta, pero para los intereses españoles aún quedaba una gran recompensa. Mateo Sanz que si bien en la general absoluta ha sido 25º, quitando a todos los mayores de 21 años se quedaba 3º en la clasificación sub-21 sólo superado por el francés Giard (10º) y el polaco Tarnowoski (19º). Un bronce para el joven de Formentera, Mateo Sanz, que cierra con un buen sabor de boca el Mundial para nuestro país.

Un Mundial en el que si bien no hemos conseguido medalla en categoría absoluta, lo que sí hemos conseguido ha sido demostrar que nuestro windsurf tiene mucho presente pero sobre todo que tiene el futuro asegurado.


Deja un Comentario