Javier Gomez Noya consigue la medalla de plata contra los Brownlee




El triatlón fue olímpico desde el año 2000 en Sydney, y España ya despuntaba allí, Iván Raña consiguió el primer diploma olímpico que se repetiría de la mano de Ana Burgos en Atenas, y en Pekín de nuevo con Iván Raña y Gómez Noya. Tres días atrás Ainhoa Murua consiguió un nuevo diploma olímpico, y hoy por fin Javier Gómez Noya consigue la primera medalla olímpica de triatlón para España contra los dos hermanos Brownlee que han quedado primero Alistair y tercero Jonathan. Es la cuarta medalla de España en los juegos olímpicos y la tercera de plata, después de las dos de Mireia Belmonte y el bronce de Maialen Chourraut.

En un día en el que no llegó a llover en Hyde Park, salían los triatletas de nuevo con el neopreno al lago Serpentine. Desde el primer momento se vio que iba a ser una carrera rápida, sin un gran grupo marcado en las boyas, se formó una escapada pequeña formada por el eslovaco Richard Varga, el italiano Alessandro Fabian y Javier Gómez Noya. Poco después de la segunda boya aparecieron los Brownlee ya juntos. Stuart Hayes se puso al lado de los hermanos, sus compatriotas, ya que debía apoyarles para hacer efectiva la estrategia de equipo (habían elegido llevar a Hayes en vez de Tim Don que habría merecido ir por clasificación).

Salió primero del agua Varga seguido de Gómez Noya, Fabian y los Brownlee, y los cinco se marcharon del resto al principio de la prueba a bici. Se formarían dos grandes grupos perseguidores, uno a 20 segundos de los cinco de cabeza de 17 triatletas, y el segundo abarcando el resto de triatletas a 1:15 en la primera vuelta. Simon Whitfield, el abanderado canadiense medalla de oro en Sydeney y plata en Pekín, se caía en un incidente con Leonardo Chacón lo que perjudicó mucho su actuación. Mario Mola y Josemi Pérez se mantenían en el segundo grupo perseguidor, con otros grandes nombres como la revelación de 2012 Richard Murray, Steffen Justus o Ivan Vasiliev.

En la segunda vuelta ya pasaba el primer grupo a 9 segundos, y poco después cogería a la cabeza formando un grupo de 22 triatletas. Stuart Hayes empezaba a tirar ayudando a sus compatriotas como era de esperar. El segundo grupo no conseguía bajar el tiempo de 1:15 y así se quedaría el resto de la carrera.

Homenaje de SomosOlimpicos a Javier Gomez Noya; plata en Londres 2012

Homenaje de SomosOlimpicos a Javier Gomez Noya; plata en Londres 2012

 

La situación era muy buena para el español ya que rivales serios aparte de los Brownlee, los más serios eran los franceses Hauss y Vidal, el ruso Bryukhankov, el veterano Riederer y el pasado campeón olímpico Jan Frodeno, aunque a priori no parecían una seria amenaza para Gómez Noya. Se confirmó la sanción a Jonathan Brownlee de 15 segundos por haber realizado mal la primera transición lo que le iba a dar dificultades de acompañar a su hermano Alistair a la meta.

Al llegar a la carrera a pie pasó lo que tenía que pasar y lo que todos esperaban. Alistair Brownlee se puso en cabeza y comenzó a marcar su propio ritmo, solo seguido por su hermano Jonathan y por Gómez Noya. Vidal, Hauss, Frodeno y Bryukhankov intentaban dar caza a la cabeza pero no iban a poder acercarse ni a Jonathan. Éste se paró los 15 segundos que debía cuando Gómez Noya y Alistair se escapaban en solitario y ya no podía ayudar más a su hermano.

A falta de una vuelta y 2,5 km, Alistair comenzó a realizar ataques que el español contrarrestaba, pero al tercero no pudo seguir su ritmo y se escapó solo el británico, que encaró la meta saludando con la bandera británica para acabar entrando en meta saboreando la victoria (1h. 46m. 25s. de tiempo). Javier Gómez Noya acabó la carrera 11 segundos después y conseguía así el metal que se le escapó en Pekín, ampliando así su gran palmarés que incluye dos Campeonatos Mundiales.

Los debutantes, Mario Mola y Josemi Pérez acabaron 19º y 24º completando así una grandísima actuación para España.


Deja un Comentario