Pablo Carrera y el maldito número seis




El bilbaino termina sexto en pistola de 10 metros

Ninguna sorpresa resultó tan agradable para España en las primeras horas de Londres 2012 como la clasificación de Pablo Carrera para la final de pistola de 10 m. El bilbaino de 26 años, el segundo hombre más joven de los ocho finalistas, consiguió entrar a la ronda decisiva con la cuarta mejor marca, realizando con 585 puntos tras realizar los 60 disparos de los que consta la clasificación. Fuera se quedaron otros 36 tiradores, entre ellos el chino Tan, uno de los favoritos. A Pablo se le dieron mejor los balines de 4,5 milímetros.

 

Ya por la tarde, el campeón europeo este año empezó enchufadísimo. Cuatro de sus cinco primeros disparos superaron los diez puntos, unas cifras que elevaban al vasco al podio olímpico. En el sexto el sueño se esfumó. La bala terminó en la cuarta circunferencia de la diana y Carrera se bajó el podio. En los últimos tres disparos, el español no alcanzó los diez puntos. Una sexta posición y un diploma olímpico buscado por el aspirante a policía, al que aún le queda la competición a 25 metros.


Deja un Comentario