El tiro con arco continúa siendo asiático




Los Juegos olímpicos de Londres no hicieron sino refrendar el domino asiático en la prueba del tiro con arco. El medallero se volvió a repartir entre las potencias asiáticas: Corea del Sur, Japón y China. No sólo su dominio existió en el medallero sino que también en las rondas finales, tan sólo dos arqueros europeos se metieron en los cuartos de final.

El oro fué para el coreano Jin Hyek oh de 31 años de edad que venció por un contundente 7-1 al japonés Takaharu Furukawa. Ambos venían de vencer contundentemente su cruce de cuartos por 7-1 y 6-2 respectivamente, pero sufrieron en la ronda de semifinales donde vencieron por 6-5 sus respectivas semifinales al chino Xiaoxiang Dai y el holandés Rick Van der Ven. Sorprendió la superioridad en la final del arquero coreano, pero aunque el resultado en puntos fué muy abultado realmente en el tanteo de cada set a penas hubo diferencia entre ambos finalistas. En la lucha por el tercer y cuarto puesto, se impuso el chino Xiaoxiang Dai, en un emocionantísimo duelo que acabó con un 6-5 realmente cruel para el holandés ya que perdió las semifinales y el tercer y cuarto puesto por 6-5 ambos encuentros, quedándose sin el premio de la medalla. Los resultados de los últimos encuentros demostraron la igualdad reinante entre las estrellas del tiro con arco.

La competición colectiva repartió medallas entre países no asiáticos, Italia se alzó con el oro, al ganara Usa por tan sólo un punto en una emocionantísima final y el tercer puesto fué para Corea que se vió sorprendido en la semifinales, pero no dió opción en la lucha por el tercer puesto.

Elías Cuesta fué batido por Ivashko en los dieciseisavos de final, en un encuentro muy igualado, pero no fué capaz de acceder a la segunda ronda. Lo más destacable del torneo olímpico londinense fué el record del mundo batido por Dong Hyum sobre 72 flechas en la ronda de clasificación para los emparejamientos, donde consiguió la puntuación de 699 puntos sobre 720 posibles. El record ya impresiona de por sí pero lo más increíble todavía es que Dong Hyum prácticamente no tiene visibilidad, de hecho es considerado clínicamente ciego, por su escasa visibilidad. Fué el primer record del mundo que se batió en Londres y probablemente el más impactante y meritorio de todos. Posteriormente el recordman mundial cayó frente el holandés Rick Van der Ven en los octavos de final.

En el torneo femenino Corea también cosechó el oro, pero el país con más metales fué Méjico que consiguió la plata y el bronce. La coreana Ki B.B consiguió el oro frente a A. Román en una emocionantísima final que ganó por 6-5 consolidando así a Corea del Sur como la gran potencia mundial del tiro con arco. El bronce tambén fué para Méjico de la mano de M. Avitia, en lo que ha sido la mejor disciplina femenina para Méjico. La española Iria Grandal pasó la primera ronda con solvencia, para caer en los octavos de final, frente a la coreana Choi en la flecha de desempate, es un más que buen resultado para la arquera gallega española que realizó dos grandes encuentros y pudo meterse en los cuartos de final perfectamente, pero la suerte le fué esquiva en la flecha definitiva.

Por equipos el pódium femenino no dió sorpresas y se distribuyó con oro para Corea, plata China y el bronce para Japón. Las asiáticas no se dejaron sorprender en la competición colectiva y sumaron así grandes resultados, firmando un pódium completo.


Deja un Comentario