Tirano del pavé




Fabian Cancellara gana su tercera París-Roubaix y completa el segundo doble Flandes-Roubaix
Cancellara, ganador de esta edición de la Paris Roubaix, durante la carrera de 2011. Foto: Thomas Ducroquet (CC)

Cancellara, ganador de esta edición de la Paris Roubaix, durante la carrera de 2011. Foto: Thomas Ducroquet (CC)

Fabian Cancellara (Radioshack) quiere seguir copando páginas de la historia del ciclismo y hoy ha dado una muestra más. ‘Espartaco’ ha vencido en Roubaix por tercera vez, completando el doblete Ronde Van Vlaanderen y París-Roubaix e igualando en número de victorias en el “Infierno del Norte” a ciclistas como Roberto Moser o Eddy Merckx. Pero esta vez el helvético tuvo que sufrir más de lo habitual, ya que peleó hasta el último metro a causa de un incansable Vanmarcke (Blanco), que no soltó la rueda del suizo a pesar de los duros ataques de Cancellara. El tercer puesto del honor lo copó el holandés Nicki Terpstra (Omega Phama-Quick Step).

La carrera comenzó con un ataque de Eloy Teruel (Movistar) 18km después de la salida que acabó desembocando en la formación de una fuga de trece corredores entre los que estaba el murciano. Esta escapada no tuvo mucho futuro y 45km después fueron neutralizados. El primer tramo adoquinado llegaba en el kilómetro 98 y en el espacio de tiempo entre la reagrupación del pelotón y la llegada del pavé hubo varios ataques leves que no consiguieron formar una fuga consistente.

El terreno empedrado ocasionó problemas, como el pinchazo de Ian Stannard (Sky) y las primeras caídas. Tras la primera tanda de adoquines, en el kilómetro 130, algunos ‘outsiders’ como Boasson-Hagen, Phinney, Geraint Thomas o Lars Boom tomaron unos metros de ventaja respecto al pelotón, pero pronto esta emboscada fue controlada. Poco después se formaría la escapada buena, integrada por Steegmans (Omega Pharma-Quick Step), Hayman (Sky), O’Grady (Orica GreenEdge) y Koretzky (Bretagne-Seché). El belga del Omega Pharma y el corredor del equipo bretón repetían fuga, ya que habían estado presentes en la formada inicialmente a raíz del ataque de Eloy Teruel.

Koretzky se vio privado de seguir en la fuga a causa de un pinchazo y O’Grady quedaría descolgado más adelante. Cerca del kilómetro 200 de carrera Schar (BMC) conectó en cabeza de carrera con Steegmans y Hayman, con una ventaja de unos 30 segundos de ventaja sobre el pelotón. Este grupo principal llevaba un ritmo bastante alto (de hecho, esta París Roubaix fue una de las ediciones más rápidas de la historia), pero a Cancellara le parecía lento, por lo que se puso en cabeza de pelotón e imprimió un ritmo muy duro. Esta aceleración obra del helvético provocó una auténtica carnicería en el pelotón, que se quedó con apenas 20 ciclistas, entre los que quedaron algunos posibles favoritos como Kristoff, Chavanel o Flecha. Otros como Hushovd, Boasson-Hagen o Geraint Thomas (que se cayó en un tramo adoquinado y no fue capaz de alcanzar el pelotón) quedaron descolgados y descartados de la lucha final.

Un cambio de ritmo posterior dejó a Flecha junto a otros siete corredores en cabeza, con Cancellara descolgado con otros corredores. El suizo, aparentemente sin esfuerzo, recortó los más de 20″ que le distanciaban de Flecha y compañía para meterse en cabeza de carrera, junto con algunos compañeros de grupo. Chavanel (Omega Pharma-Quick Step) sufrió un pinchazo que le obligó a dejarse metros con el grupo cabecero y perder así todas sus opciones de triunfo. Vandenbergh (Omega Phama-Quick Step) y Vanmarcke (Blanco) lanzaron un ataque y se fueron en solitario, logrando en breves una distancia que rondaba el medio minuto.

El hueco era cada vez más grande y Cancellara presenciaba este hecho impasible, hasta que realizó un cambio de ritmo que dejó a todos sus rivales clavados, salvo al checo Stybar (Omega Pharma-Quick Step), que fue capaz de cogerle la rueda y seguirle hasta alcanzar la cabeza de carrera. Con este panorama, un grupo delantero formado por cuatro ciclistas y entre ellos Cancellara, parecía que la victoria del suizo era más que probable.

El aficionado ciclista esperaba el ataque de ‘Espartaco’ en el tramo de pavé más duro que quedaba, el Carrefour de L’Arbre. El suizo no atacó, ni siquiera realizó cambios de ritmo, pero la suerte se cruzó en su camino. Primero fue Vanderbergh quien quedó “fuera de juego” tras caerse a causa de un toque con un aficionado. Posteriormente Stybar estaría a punto de irse al suelo por el mismo motivo, pero la habilidad del checo sobre la bici a causa de su época en el ciclocross le permitió mantener el equilibrio y seguir en liza, aunque con territorio perdido con Cancellara y Vanmarcke, territorio que no recuperaría.

A falta de unos 15km para meta la resolución de la carrera estaba clara: o un duro ataque rompía la cabeza de carrera o se jugarían todo al sprint. Cancellara trató de descolgar a Vanmarcke a falta de 4km con un duro ataque, pero el belga aguantó como pudo la rueda del suizo y llegaron prácticamente de la mano al velódromo. Una vez allí, Vanmarcke lanzó antes el sprint, tal vez demasiado pronto, y Cancellara se puso a rueda para superarle y lograr su tercer triunfo en Roubaix. El tercer puesto se decidió también al sprint y fue para Nicki Terpstra. Juan Antonio Flecha fue el mejor español, logrando una meritoria octava posición.

TOP 10

1 Fabian Cancellara (SUI) Radioshack

5:45:33

2 Sep Vanmarcke (BEL) Blanco

m.t.

3 Niki Terpstra (HOL) Omega Pharma-Quick Step

+31″

4 Greg Van Avermaet (BEL) BMC

+31″

5 Damien Gaudin (FRA) Europcar

+31″

6 Zdenek Stybar (RCH) Omega Pharma-Quick Step

+39″

7 Sebastian Langeveld (HOL) Orica GreenEdge

+39″

8 Juan Antonio Flecha (ESP) Vacansoleil

+39″

9 Alexander Kristoff (NOR) Katusha

+50″

10 Sebastien Turgot (FRA) Europcar

+50″


Deja un Comentario