Tenis; primeros pasos hacia Londres 2012




La temporada ha comenzado apasionadamente imprevisible. Novak Djokovic, a pesar de haber ganado el Open de Australia, ha perdido el aura de jugador invencible del año pasado. En las semifinales del primer Grand Slam de la temporada fue peor que Andy Murray, el cual consiguió dominar al serbio desde el fondo de la pista durante largos tramos del partido, y sólo logró superarlo en los momentos decisivos, cuando hizo valer su mayor experiencia en las grandes contiendas a cinco sets. Mientras que en la final tardó demasiado en ganar a un combativo Nadal, que fue más Nadal que nunca, pero que no estuvo excesivamente brillante. Además las derrotas en semifinales en Dubái ante Andy Murray y en Indian Welles ante John Isner, que consiguió anular el resto del serbio (el mejor del circuito) y ganarle dos tie breaks, son muy ilustrativas en cuanto a las posibilidades que tiene de repetir una temporada tan extraordinaria como la pasada.

Rafael Nadal y Andy Murray suscitan aún más dudas. El español no ha conseguido todavía recuperar su mejor forma y está a la espera de que comience la temporada de tierra batida en Europa, donde le será más fácil encontrarse consigo mismo. Mientras tanto, el jugador escocés, que ha demostrado su gran tenis ante Djokovic en Australia y en Dubái, parece que puede llegar a elevarse definitivamente a la altura de los tres primeros del mundo, aunque su derrota a las primeras de cambio en Indian Welles pueda decir lo contrario.

Sin embargo, el tenista más en forma en estos momentos es Roger Federer, que no ha perdido nada de su magia a los treinta años. En los últimos cinco meses sólo ha perdido dos partidos, uno ante Nadal en Australia y otro ante Isner en la Copa Davis, de los que se ha vengado en Indian Welles, donde ha sumado su tercer título de la temporada. De todos modos, Roger no ha conseguido levantar las dudas que ha ocasionado en los últimos tiempos. Aunque parece intratable en las distancias cortas, no se ha mostrado tan fiable a partidos a cinco sets. Aún así, si mañana empezarán los Juegos Olímpicos sería el gran favorito.

Un escalón por debajo de los favoritos para conquistar el oro se sitúan John Isner y Juan Martín del Potro. El norteamericano ha jugado en Indian Welles su primera final y, de la mano de su sólido y potente saque, amenaza con convertirse en uno de los habituales de las rondas finales de los grandes torneos. Objetivo que todavía no ha conseguido el ganador de la edición 2009 del US Open, que parece que no se ha recuperado totalmente de la grave lesión que le impido competir en 2010, aunque esto también se puede achacar a la mala suerte de encontrarse en las primeras rondas de casi todos los torneos con Roger Federer.

Una temporada más los españoles han logrado dominar la gira sudamericana en tierra batida con las victorias de David Ferrer en Buenos Aires y en Acapulco, donde derrotó a Fernando Verdasco en la final; y de Nicolás Almagro en Brasil. En los siguientes meses se empezará a vislumbrar que otros dos tenistas españoles acompañarán a Rafa Nadal y David Ferrer a los Juegos Olímpicos de Londres. Feliciano López tendrá que volver a probar que en hierba es mejor que algunos jugadores más sólidos y completos que él, si quiere tener una plaza para los Juegos. Así está el circuito masculina tras tres meses de competición.


Deja un Comentario