Rafael Nadal acapara el 2013




Pocos hubieran vaticinado un regreso tan estelar como el de Rafa Nadal a la competición. Este 2013 nos ha dejado una explosión brutal del balear, quien, tras estar varios meses lesionado, ha logrado 10 torneos en una temporada maravillosa.

Volvía el español a las pistas en Viña del Mar (Chile). Era febrero, y se presuponía un inicio conservador, de preparación, una toma de contacto. Sin embargo, Nadal llegó a la final y después destrozó a David Ferrer en Acapulco. Le seguirían los cetros de Brasil, Indian Wells, Barcelona, Roma, Madrid, Roland Garros, Montreal, Cincinnati y el US Open, más las finales en Montecarlo, Shangai y la Copa de Maestros. Un año de escándalo con un balance de 75-7 y el número uno a sus espaldas.

Rafa Nada.Foto: http://www.rfet.es/

Rafa Nada.Foto: http://www.rfet.es/

Novak Djokovic se ha aferrado a la constancia y regularidad que le caracterizan en los últimos años. No ha sido su mejor curso, pero ha logrado 7 títulos, incluyendo el Open de Australia y la Copa de Maestros. Su final de temporada ha sido bárbaro, alcanzando 22 victorias consecutivas (Pekín, Shanghai, París y Masters Cup) y el número 2 bajo el brazo.

Como el buen vino, David Ferrer mejora con los años. Este 2013 ha terminado en el puesto 3 de la ATP, en una nueva muestra del espectacular físico que atesora y de su progreso mental contra los rivales “top”. No ha tenido suerte en los torneos (ha perdido 7 finales, entre ellas Roland Garros), pero para caer en finales hay que jugarlas, y el alicantino ha rendido con gran nivel en todas las plazas en las que ha competido.

 Los dos tenistas que más hemos echado de menos son Andy Murray y Roger Federer. Ambos por razones distintas. Al británico le han perseguido las lesiones de espalda, impidiéndole disputar partidos tras su imponente triunfo en Wimbledon. La desaparición de Federer es algo metafórico, una cuestión de nostalgia. El suizo no ha rendido como nos tiene acostumbrados, cayendo hasta el número 7 de la ATP y con ciertas dudas para clasificarse en la Copa de Maestros de Londres. Su crisis de juego se vio ligeramente interrumpida con algunos coletazos en noviembre, destellos del genio que es. Aun con ello, no le podemos descartar para nada en 2014.

 Un 2014 con pocos cambios

 Estamos acostumbrados a presenciar el potencial del “big-4” (Nadal, Murray, Federer y Djokovic), pero probablemente existe en el circuito un bloque mas solido, más permanente, más inamovible. Es el top-7, formado por los cuatro anteriores y David Ferrer, Tomas Berdych y Juan Martín del Potro. Desde hace años, este grupo de tenistas han mantenido ese liderazgo en la clasificación, y se antoja difícil que alguien puede inmiscuirse en este particular gobierno.

 No es fácil predecir posibles acontecimientos, pero algunas de las incógnitas serán quiénes podrían aterrizar en el top-10, si jugadores como Richard Gasquet o Stanislas Wawrinka repetirán un gran curso como el anterior, o si las jóvenes promesas consiguen estallar y afianzarse, como Janowicz, Dimitrov o Raonic.

 El año natural aún no ha concluido, pero la nueva temporada ya ha arrancado, con los torneos de Doha, Auckland, Chennai y Brisbane. El pistoletazo de salida a un 2014 apasionante, con una de las mejores generaciones tenísticas de la historia.


Deja un Comentario