Nadal consigue el octavo de 2013 en Montreal




Nadal se adjudicó ayer su octavo torneo 2013, esta vez en pista dura donde cuenta sus partidos por victorias. Solo ha jugado Indian Wells y Montreal y sendos torneos han acabado con victoria del español.

La auténtica final fue el sábado, en semifinales donde Nadal y Djokovic jugaron uno de los mejores partidos de la temporada. Gracias a esta victoria Nadal llega al número 3, demostrando gran solidez en el saque y que sigue siendo uno de los mejores desde el fondo de la pista sino el mejor.

El viernes analizábamos el torneo de Montreal hasta los cuartos de final. La ronda de cuartos dejó pocas sorpresas, por un lado Raonic venció a Gulbis en un muy buen partido de tenis y se citaba con su compatriota Pospisil en las semifinales del sábado. Pospisil había vencido en cuartos de final al veterano Davydenko que se retiró tras disputar tan solo tres juegos de partido, prevía auscultación del médico, hecho que rara vez habíamos visto en una pista de tenis, y que obligó a retirarse al ruso. Por el otro lado del cuadro el número del mundo Djokovic realizaba un auténtico partidazo y machacaba a Gasquet en dos sets, cediendo tan solo tres juegos. Mientras el último superviviente español eliminaba a la revelación del torneo, el australiano Matosevic.

Nadal Montreal, mordiendo el título como en el es habitual

Nadal Montreal, mordiendo el título como en el es habitual

Con estos resultados el sábado se presentaba como la jornada soñada por la organización del torneo, por un lado Rafa Nadal y Djokovic en lo que se podía considerar toda una final anticipada, y por el otro un duelo entre las dos estrellas locales Pospisil y Raonic. Raonic cumplió con los pronósticos y aunque necesitó de tres sets se impuso a un Pospisil que sin ninguna duda recordará este torneo como uno de los mejores de su vida, ya que en Montreal ha vencido por primera vez en su vida a un Top Ten (Berdych) y alcanzado las semis de un Masters 1000.

Acto seguido Nadal Y Djokovic nos brindaron uno de esos duelos entre auténticos colosos, fenómenos sobrenaturales de este deporte, que tuvo absolutamente de todo. Djokovic comenzó el partido algo nervioso y en un mal arranque de partido del serbio Nadal aprovechaba la situación para poner el 5-2 en el marcador. Posteriormente el 1 del mundo reaccionaría pero era demasiado tarde para remontar el primer set que caería del lado del español por 6-4. Sorprendía mucho el elevado número de dobles faltas que había realizado Novak durante la primera manga. Con esos guarismos vencer a Nadal se antoja realmente complicado. Pero la progresión de Djokovic continuó y nada más arrancar el segundo set conseguía romper el servicio de Nadal y no cedería el suyo durante todo el set, consiguiendo así anotarse la segunda manga y empatar el encuentro.

Con todo igualado comenzó un tercer set vibrante, igualadísimo y con puntos totalmente increíbles. Parecía imposible que ninguno de los dos perdieran el saque, y así fue, el partido se marchó al tie-break para dilucidar quién sería el rival de Milos Raonic en la final de ayer. Nadal jugó un desempate fenomenal, mientras Novak parecía nervioso y cedía puntos que no había perdido durante todo el set. Nadal se ponía 6-0 y finalmente cerraba el tie-break por 7-2 asegurándose una plaza en la final, además de suponer para él una victoria moral muy importante, ya que Nadal no ganaba al número 1 mundial desde el año 2006.

La final del domingo nada tenía que ver con el partido de semifinales. Nadal impuso su ley de principio a fin. Raonic estuvo atenazado tanto por la superioridad en la cancha del manacorí como por la presión de jugar una gran final en su país. Nadal se adjudicó el primer set en tan solo 32 minutos con un contundente 6-2. Milos no podía aguantar el peloteo a Nadal y Rafa jugaba a placer demostrando una gran superioridad con respecto al canadiense. El segundo set se iniciaba directamente con un break favorable a Nadal, que ya se ponía con la ventaja necesaria para solventar el torneo. Nadal finiquitó el partido con un doble 6-2, anotándose su 25º Master 1000 y cuarto en lo que va de temporada, además de presentar serias credenciales cara al último Grand Slam del año en pista dura. Por ponerle un pero al torneo, el resto de españoles no estuvieron nada acertados y esperemos que esta próxima semana si que lo estén en Cincinnati.

Con estos resultados Raonic accede al Top Ten y su objetivo en lo que queda de año, será intentar acudir a la Copa Master de final de año, es decir acabar 2013 entre los 8 mejores. Por su parte Nadal accede a la tercera plaza mundial, tras adelantar a Ferrer y Federer. Recordemos que Nadal sumará puntos en todos los torneos que restan de aquí a final de año, ya que el año pasado estaba lesionado. El número uno parece muy complicado para Nadal, pero si se puede pensar en acabar el año con el número 2 mundial por delante de Andy Murray.

Esta semana ya ha comenzado el Master 1000 de Cincinnati y continuaremos atentos durante toda la semana a la evolución de los nuestros en el último Master antes de lo que será el último Grand Slam de 2013 (US Open). En Cincinnati sí que estarán ya todos los grandes tenistas, ya que reaparecerá Roger Federer.


Deja un Comentario