Nadal barre a Ferrer y Djokovic se impone a Federer en un precioso partido




Las semifinales del Masters 1000 de París-Bercy se repetían hoy en Londres para ver debutar a cuatro de los grandes nombres de esta Copa de Maestros 2013. La jornada de individuales comenzaba con el duelo español entre Rafa Nadal y David Ferrer, donde el de Manacor se iba a tomar la revancha del duelo en tierras galas e iba a apabullar a un Ferrer que pagó la carga de partidos. En el choque que cerraba la jornada se vivió un bonito duelo entre dos grandes raquetas. Novak Djokovic y Roger Federer nos deleitaron con un bello partido. El choque no fue tan excelente como en París y tuvo sus momentos de errores encadenados, pero dos de los mejores tenistas del circuito nos dejaron puntos excelso y una emoción que rompió Djokovic en un gran tercer set.

Mucho Nadal para un Ferrer cansado

Rafa Nada.Foto: http://www.rfet.es/

Rafa Nada.Foto: http://www.rfet.es/

El duelo español con el que Rafa Nadal y David Ferrer iban a debutar en esta Copa Masters 2013 no iba a tener color. Rafa Nadal, dolido por la derrota del sábado, iba a salir encorajinado e iba a abusar de un David Ferrer que cometió demasiados errores no forzados y que notó mucho la carga de partidos. El disputar hacía menos de 48 horas la final de París-Bercy fue un hándicap excesivo para el de Jávea.

A “Ferru” le cuesta entrar en los partidos y mucho más con su saque, mientras que a su rival de hoy, Rafa Nadal, le pasa todo lo contrario ya que rompe muchas veces el primer saque de su rival con lo que la ecuación era perfecta para que ocurriera lo que pasó. En el primer juego Rafa Nadal ya iba a poner tierra de por medio al romper el saque a su compatriota. La alegría le duró poco al balear ya que “Ferru” se rehízo perfectamente realizando un “contrabreak”. Tras este comienzo loco se mostraron sólidos ambos tenistas con su saque, pero esta estabilidad sólo duró un turno de saque ya que en el 5º juego de nuevo Rafa Nadal, más inspirado en el día de hoy, conseguía el break y ponía una ventaja en el set que ya sería inalcanzable para David Ferrer.

Confirmó fácil el break Rafa. El número 1 del mundo pese a no mostrarse del todo fino en algunos momentos, estaba mucho más centrado que Ferrer que cometía demasiados errores no forzados. Con ese break de ventaja para Nadal se llegaba al 9 juego donde Rafa restaba para ganar el set, algo que hizo de forma contundente volviendo a romper el saque a Ferrer, esta vez en blanco. Un 6-3 que dejaba claro que Nadal estaba mejor que un Ferrer muy desdibujado. El balear tampoco destapó el tarro de las esencias con el que nos tiene habituados. Rafa hoy no tiró de grandes puntos si no que fue mucho más constante y dejó que su rival que estaba muy impreciso hiciera el resto.

La situación del primer set se acrecentó en la segunda manga. Nadal, además de mostrarse muy sólido, sacó alguno de esos puntos que levanta a la gente de la grada, mientras que Ferrer, cabizbajo porque no le salía nada, seguía cometiendo demasiados errores. Oliendo sangre Rafa comenzó el set como una apisonadora. 5 juegos consecutivos ponían el set en bandeja a Nadal. Sólo la relajación de éste y el orgullo propio de David Ferrer maquilló el tanteador hasta el 6-2 final. Una victoria por 2-0 (6-3, 6-2) que es un gran paso para Nadal en su objetivo de pasar a semifinales y que deja muy tocado a David Ferrer. El de Jávea no consiguió ganar ningún set y tan sólo 5 juegos, un gran lastre en un torneo como éste donde se disputa la primera fase en un grupo donde además de la victorias los sets ganados y los juegos ganados también cuentan.

Djokovic vence a Federer en otra gran batalla tenística 

Roger Federer ha vuelto. Pese a la derrota de hoy, el suizo ha confirmado las grandes sensaciones de París-Bercy que disipan las dudas generadas por Sir Roger en los últimos meses. Si el partido de hoy ha servido para cerciorarse de que Federer viene muy en serio a esta Copa de Maestros, también ha valido para ver que será muy difícil hincar el diente a Novak Djokovic. El serbio cuajó un gran encuentro tan sólo 48 horas después de levantar el trofeo parisino.

El choque entre estos dos genios del tenis comenzó con los dos tenistas mostrándose sólidos con su saque. En los primeros 8 juegos Novak y Roger no dejaron resquicio de duda al servicio. Eso sí, cuando llegaron los juegos decisivos de la manga, los brazos se agarrotaron y llegaron los primeros momentos tensos. Federer fue el primero en disponer de una bola de rotura. En el 9º juego a Djokovic no le entraban los primeros saques. Fruto de ello cometió 2 dobles faltas, de las que la segunda dio punto de break al suizo. En el momento más complicado del 1º set, Djokovic sacó lo mejor de sí mismo para salvar esta situación y ponerse con ventaja en el 1º set (5-4).

Los nervios al saque pasaron con ese 5-4 de la raqueta serbia a la suiza. A Roger Federer se le encogía la mano en el 10º juego y concedía con su servicio las dos primeras bolas de rotura a Djokovic, unas bolas de break que también eran de set. La primera la salvó Roger, pero con la segunda no pudo. Federer mandó al pasillo la bola y de este modo daba la primera manga a Novak Djokovic. Un 6-4 en un set muy serio de ambos tenistas donde tuvieron que llegar los momentos decisivos para ver flaquear los saques.

El guión cambio totalmente al cambiar de set. Si en el 1º los saques eran firmes e irrompibles, el 2º set estuvo marcado por la inestabilidad de los mismos. Desde el comienzo de este segundo parcial los tenistas sufrieron con su saque. Federer fue el primero en pasarlo mal dando a Djokovic dos bolas de rotura en el juego inicial del 2º set. Dos opciones de break que no aprovechó el serbio. Pese a no poner ventaja en el marcador, Novak Djokovic estaba mucho más sólido en la pista.

Novak Djokovic celebra una victoria. Foto de globalite

Novak Djokovic. Foto de globalite (Licencia Creative Commons )

En el 5º juego comenzó la locura. Djokovic se lió con su saque y pasó del 40-0 al break para el suizo. Una ventaja para Federer que duró poco ya que el serbio realizo un “contrabreak” instantáneamente. La tónico se había convertido en sufrir con el saque. Una situación que aprovechó Roger para volver a romper y tomar ventaja en el set. Una ventaja que parecía estabilizarse camino del tercer set. Pero cuando el partido se encontraba 5-4 con saque para el suizo, Novak Djokovic sacó los dientes y lo evitó tras salvar un “setball” de Federer. Este break y el reparto de los dos siguientes mandaba el set a un tie-break donde el suizo fue netamente superior. Roger se impuso por un claro 7-2 y mandaba el partido al tercer y definitivo set. El “Maestro” Federer sacó a relucir sus mejores golpes en este desempate.

En la tercera manga toda la igualdad vivida en el segundo set iba a desaparecer. Djokovic no quería especular y desde el primer juego dominó el parcial. En el 1º juego el serbio rompía el saque del suizo y Novak tomaba una ventaja que no iba a dejar escapar. Opciones tuvo Federer de luchar por el set y por el partido en el segundo juego. Una bola de break a favor de Roger daba opciones de tener partido, pero Novak no quiso y sacando un gran repertorio de saque confirmaba el break. Una ventaja que volvería a aumentar con otro break cuando Federer ya estaba rendido ante el número 2 del mundo que quiere recuperar el cetro de la ATP. Un duro 6-2 en este 3º set que daba el partido a Djokovic. El serbio fue superior a Federer en el 3º set donde Djokovic salió a por todas y fue un vendaval.

Un bonito partido que dejó bastantes errores impropios de la calidad de ambos tenistas, sobre todo en el 2º set, pero dejo grandes momentos de calidad que hizo vibrar al público de Londres. Novak Djokovic consigue su primera victoria en la Copa de Maestros y sigue postulándose como gran favorito a repetir título en tierras británicas. Por su parte Roger Federer confirma que ha vuelto dejando enormes detalles de su calidad. La asignatura pendiente del suizo ser más contundente en los momentos importantes del partido.

Como ocurriera el sábado en París, dos buenos partidos que nos han dejado un gran día de tenis. Los dos españoles, Nadal y Ferrer, no tendrán mucho descanso ya que mañana les toca volver a la pista. Nadal se enfrentará a Wawrinka y Ferrer a Berdych.

@David_ddo


Deja un Comentario