Nadal arrasa en Roma y apunta a París




Rafael Nadal lo ha vuelto a hacer. Se presentó en Italia tras pasearse por la tierra madrileña, y de nuevo se mostró implacable. Este Masters 1000 de Roma supone su tercer torneo consecutivo, sexto del año y octava final en ocho torneos. Un 2013 inimaginable para Rafa, que ya vela armas para conquistar su octavo Roland Garros.

Rafael Nadal. Foto de Carine06

Rafael Nadal. Foto de Carine06

Nadal reiteró que lo de Montecarlo fue un espejismo. Aquella derrota con Djokovic no ha hecho mella en el español. Solventó sus partidos en Roma con cierta facilidad (el rival más duro fue David Ferrer, como en Madrid) y en la final trituró a un desconocido Federer, endosándole un serio correctivo (6-1, 6-3). Fue su mayor triunfo frente al suizo en tres mangas.

La nota negativa, de nuevo, corrió a cargo de Novak Djokovic y Andy Murray. El serbio, desaparecido desde el Masters de Montecarlo, desaprovechó un marcador favorable ante Tomas Berdych (6-2, 5-2) para acabar cediendo (6-2, 5-7. 4-6). Murray protagonizó la anécdota del torneo, tras retirarse nada más igualar el partido ante Marcel Granollers en el segundo set (6-3. 6-7). El escocés, aquejado de molestias en la espalda, es baja segura para el Gran Slam parisino.

Federer fue la otra cara amable del torneo, a pesar de sufrir una abultada derrota ante Rafa. Alcanzó su primera final del año en una plaza importante, como el Masters 1000 romano. Aunque va a menos, sobre todo por el nivel de exigencia físico asociado a la gran competición actual, continua ofreciendo destellos de su clase única e imperecedera.


Deja un Comentario