Miami, tierra hostil para nuestro tenis




Este año tampoco pudo ser. David Ferrer, pese a su sensacional torneo, no pudo finiquitar a Andy Murray en la finalísima y cedió en un tanteo definitivo de 6-2, 5-7, 6-7. El español, tras un esfuerzo físico y mental inconmensurable, no pudo superar el muro escocés, que contó con ese punto de suerte necesario en la recta final del partido. Un centímetro de línea permitió mantenerse a Murray en el partido, y sentenciando a Ferrer, ya fulminado y con calambres en las piernas. El tie-break del tercero fue el epílogo de una muerte ya anunciada. Murray, más experimentado en finales y en momentos clave de los partidos, no pasó problemas para llevarse el desempate que le otorgó el torneo.

David Ferrer, foto de su Twitter

David Ferrer, foto de su Twitter

Con todo, el británico comenzó como un juvenil. Flojo de piernas, impactando mal a la bola y mentalmente descentrado. Ferrer se llevó la primera manga sin dar lo mejor de sí mismo, aprovechándose de un rival renqueante. En el segundo parcial se vio a un Andy Murray más metido en la pista y Ferrer cometiendo más errores. Esa fue la tónica del partido: pocos aciertos y muchos fallos, sobre todo en los saques, dato refrendado en el tercer set. Los seis primeros juegos se tornaron en seis roturas. Siendo optimistas, el nivel general del partido fue bastante mediocre. Ninguno llegaba fresco a esta última batalla, no obstante sí vivimos la tensión propia de una final igualada.

Esta derrota certifica el torneo de Cayo Vizcaíno como la pesadilla negra de nuestro tenis. Seis finales masculinas (una Bruguera, una Moyá, tres Nadal y una Ferrer) y seis derrotas. Pero este Masters sirvió además para destacar a otras dos figuras: Richard Gasquet y Tommy Haas. Gasquet parece que ha comenzado el 2013 en buena forma y muy suelto. Alcanzó los cuartos en Australia y ahora las semis en Miami trasdoblegar a un consolidado Tomas Berdych. El francés está mostrando su talento por fin con cierta regularidad. Por su parte, el alemán Haas dio toda una lección durante la semana. Retirado por muchos y acribillado toda su carrera por las lesiones, arrasó al principal favorito Novak Djokovic, y estuvo cerca de llegar a la final a costa de Ferrer. Con su 14º puesto actual en el ránking, el germánico vive su segunda juventud.

Garbi Muguruza, igual que 2012

La española nacida en Caracas, Garbiñe Muguruza, fue nuestra mejor representante y repitió actuación del año pasado hasta acceder a una fabulosa cuarta ronda, dejando por el camino a jugadoras como Caroline Wozniacki, ex número 1 del mundo. Su verdugo fue la número cinco, la china Na Li, otra mujer dominadora del circuito (7-6, 6-2). Sin embargo, la gira americana en estos dos torneos (Indian Wells y Miami), se saldaron positivamente con dos octavos de final. Muguruza, que finalizó tocada en Cayo Vizcaíno, ha amanecido en el puesto 76, muy cerca de sus compatriotas Arruabarrena (72) y Silvia Soler (68). Carla Suárez continua al frente en la posición 20.


Deja un Comentario