Londres se vacía de españoles




La hierba de Wimbledon no verá batallando más veces a tenistas españoles en esta edición. Nuestros últimos españoles, Rafa Nadal, Feliciano López y Tommy Robredo cedieron en octavos de final y se unieron a otras derrotas nacionales de peso, como las de Fernando Verdasco, David Ferrer, Roberto Bautista, Carla Suárez o Garbiñe Muguruza, en rondas previas.

El catalán Tommy Robredo no tuvo opción ante la mayor leyenda masculina de este Grand Slam. Roger Federer se comió al español por un claro 6-1, 6-4, 6-4 con una contundencia en el saque imparable. 61 de 75 puntos conquistó el de Basilea al servicio, dato que resume el partido. Federer se mantiene en la pelea por conquistar su octavo Wimbledon.

Nick Kyrgios

Nick Kyrgios

Más igualado fue el choque que protagonizaron Feliciano López y el también suizo Stanislas Wawrinka, decantado para este último por 7-6, 7-6 y 6-3. Duelo de cañoneros, en el que el saque y los aces marcaban la pauta como es habitual cuando juegan estos dos hombres, más en césped. El momento clave del encuentro fue en el segundo parcial cuando el toledano dispuso de cuatro bolas de break que no aprovechó. El tercero fue más cómodo para el de Lausana (única rotura del partido), que recupera su mejor nivel del año.

Pero sin duda, la mayor sorpresa en lo que va de torneo la marcó el jovencísimo australiano (ya promesa mundial) Nick Kirgios, que despachó a Rafa Nadal por 7-6,5-7, 7-6, 6-3. El balear reconoció después en rueda de prensa que “no pudo pararlo”, no pudo frenar esas embestidas furiosas de un chaval que se abre al mundo del tenis. Con 37 aces, desarboló a Nadal, sin capacidad de respuesta. El número 1 parecía, por soltura y madurez, el jugador de las Antípodas, y probablemente lo sea en el futuro. En este enfrentamiento pudimos ver un relevo generacional, de un mito que hincaba la rodilla ante un posible dominador del circuito en pocos años.


Deja un Comentario