La tierra de Rafa Nadal




Lo ha vuelto a hacer. Por quinto año consecutivo, noveno en su carrera, el español  Rafa Nadal repitió hazaña en Roland Garros tras vencer en la final al serbio Novak Djokovic por 3-6, 7-5, 6-2, 6-4. Se convierte así en el primer tenista que se lleva 9 títulos de un Gran Slam, único que gana 5 Roland Garros consecutivos y además mantiene el liderazgo mundial de la ATP.

Supone un mérito mayor su novena conquista si tenemos en cuenta la remontada. Djokovic jamás había perdido una final tras ceder el primer set, pero ayer la estadística se rompió. Arrancó muy preciso el balcánico, con bolas ajustadas y potentes, situado dentro de la línea del fondo. Aprovechó sus únicas bolas de break en el octavo juego, y Nadal no hizo lo propio en el noveno. Apuntaba Nole hacia su primera Copa de Mosqueteros.

Rafa Nadal. Foto de tu twitter personal.

Rafa Nadal. Foto de tu twitter personal.

El segundo set fue clave para el devenir del partido. El punto de inflexión sin duda, más concretamente el duodécimo juego para resolverse con un apretado 7-5. Más confiado Rafa en los puntos importantes y mucho más fallón el serbio, que veía aumentar sus errores no forzados considerablemente.

El tercero no tuvo color. Apareció la mejor versión del balear, golpeando con muchísimo peso, dominando con la derecha y con escasa oposición de Djokovic. El 6-2 refleja perfectamente lo acontecido en la pista, sobre todo el 3-0 inicial con el que arrancó Nadal. Un animal imparable.

El definitivo fue una guerra sin fuerzas por parte de ambos. Una batalle de coraje más que de tenis, con dos grandes jugadores lastrados por el cansancio. El español obtuvo ventaja al principio, colocándose con un claro 4-2. Reaccionó el de Belgrado para igualar a 4, mostrando las garras y su empuje. No quería abandonar Djokovic la carrera por su primer Roland Garros, pero no soportó la presión. Doble falta con pelota de partido para Nadal y fin (6-4). Otro año será para él. El de Manacor añade otra muesca a su raqueta y se queda a tres “grandes” de los 17 de Federer.

Tenis femenino en alza

La otra gran noticia del Gran Slam parisino fue el resurgir definitivo de nuestro tenis femenino. 14 años sin que dos jugadoras nacionales alcanzaran los cuartos de final (Conchita y Arantxa), pero Garbiñe Muguruza y Carla Suárez dieron el salto, y rozando claramente las semifinales. Garbiñe vencía a Sharapova, a la postre campeona por 6-1, 5-4, pero cayó finalmente por 6-1, 5-7 y 1-6. Carla dominó las tres mangas a su rival Bouchard, pero en los momentos importantes no se mantuvo y perdió 6-7, 6-2, 5-7. Igual de destacable la actuación de ambas en dobles, donde también se apagaron en la antepenúltima ronda. Presente y futuro de nuestro país en la WTA.


Deja un Comentario