La emigración como última esperanza para llegar a Londres




Desde siempre, la necesidad ha hecho que algunas personas se hayan visto obligadas a abandonar su tierra para poder conseguir sus sueños o sus metas. Ahora bien, parece que en el deporte, con la llegada de los Juegos Olímpicos, este fenómeno ha tomado fuerza. Concretamente en el tenis, algunos jugadores emigran a otros países para poder alcanzar el objetivo de lograr una medalla.

Es esencial ponerse en la piel del deportista. A sabiendas de nacer en una potencia mundial que domina una determinada disciplina, la única forma de llegar a las olimpiadas es representando a otro Estado. Probablemente el mayor tráfico de jugadores se sitúa en la dupla Rusia-Kazajstán. La jugadora Ksenia Pervak es un buen ejemplo. Rusa de origen, y consciente de que por ránking no podría jugar con Rusia en Londres, mudó su nacionalidad a Kazajstán, que además incentiva a los jugadores económicamente. Otro motivo de peso para volverse kazajo.

Ignorando si es ético o no estas prácticas de Kazajstán para “fichar” tenistas, es obvio que muchos jugadores mueven su instinto competitivo por motivos económicos y no por su país. Otro ejemplo, en este caso del tenis masculino, es del Evgeny Korolev, que desde 2010 abandonó su nacionalidad rusa para jugar con Kazajstán. En la actualidad, en marzo de 2012, el otrora ruso Mikhail Kukushkin es el único kazajo entre los 100 primeros en la ATP (puesto 65).  En la WTA hay dos kazajas nacionalizadas en el Top-100: la anteriormente mencionada Pervak (41) y la moscovita de nacimiento Galina Voskoboyeva (53). A pesar de estos pocos nombres, la lista de cambios de nacionalidades es mucho más extensa, pero por lo general, por otros motivos como la ascendencia o rasgos culturales.

Algunos lo harán por dinero, otros, como única salida para llegar a estos JJ.OO. Lo que parece claro es que no debe ser la misma sensación el lograr una medalla para tu país de origen donde has crecido toda la vida que para un país de adopción que contrata deportistas extranjeros para lograr sus éxitos.


Deja un Comentario