España, crónica de una muerte anunciada




El equipo español de Copa Davis se diluyó en Sao Paulo.  Un fracaso sonado que impedirá a nuestros tenistas disputar la competición en el Grupo Mundial el año que viene. La derrota ante Brasil destapó unas carencias que vienen marcadas por la propia motivación de los jugadores.

Marcel Granollers

Marcel Granollers

Las bajas fueron claves una vez más. Pero lo realmente preocupante es que no es novedad. Ya sea por lesión o por el calendario, los Nadal, Ferrer, Robredo o Almagro acuden poco a las convocatorias. Es un hecho. Haber ganado tres ensaladeras en los últimos años (2008, 2009, 2011) parece que ha mermado en las ganas por pelear este campeonato.

El año pasado ya caímos en primera ronda frente a Canadá, equipo complicado (Raonic, Pospisil), pero que con nuestras mejores raquetas es un pase factible. Luego se venció con facilidad en la repesca a la débil Ucrania (5-0) con la presencia de Nadal y Verdasco. Este año nos volvimos a estrellar a la primera frente a Alemania con un rápido 3-0 y de nuevo sin la presencia de nuestros cuatro mejores jugadores del ranking, por entonces a finales de enero.

Contra Brasil, no todo se puede achacar a los que no acudieron. Bautista y Andújar son jugadores sobradamente preparados para haber logrado los cuatro individuales. Y contábamos con tres grandes doblistas (obviamente la baja de Marcel mermó el partido pues Marrero no ha jugado tanto con Marc López). Pero a veces, simplemente la intensidad  y el calor de un público pueden aupar a cualquier selección. Esta vez fue Thomaz Bellucci el héroe.

Federer, a por su primera Davis

Suiza y Francia disputarán la final de la Copa Davis tras superar respetivamente a Italia y a la República Checa. Esta será la primera oportunidad de Roger Federer para hacerse con el último gran torneo que le falta en su vitrina.


1 Comentario

    Trackbacks/Pingbacks

    1. [...] Siguiendo con las conjeturas para Río, es fácil pensar que las mujeres volverán a llevar el peso de las medallas por segundos Juegos consecutivos. El año 2014 fue el de ellas, en cantidad y calidad. Ganaron 10 de las 17 medallas mundiales y 27 de las 37 europeas. Por equipos brillaron más que nunca siendo subcampeonas del mundo de baloncesto, campeonas de Europa de waterpolo y subcampeonas europeas de balonmano, ganando medallas en sincronizada y rítmica, a la vez que las de fútbol, en otra escala, se clasificaron para el primer mundial dejando abierta una esperanza para estar en Brasil que los chicos sub 21 ya cerraron en el gran chasco olímpico del año. Mientras las chicas triunfaban, solo ellos mantenían el tipo en balonmano con un bronce continental. Además del fracaso mediático del Mundial de fútbol absoluto, los del baloncesto se desplomaron en el fatídico encuentro de cuartos del Mundial de España, el waterpolo no estará en Kazan 2015, el hockey hierba sigue en retroceso y hasta cuando el tenis hace equipo, en la Davis, nadie acudió al rescate y España bajó a Segunda 19 años después. [...]

    Deja un Comentario