España 3-Canadá 2 (4-6,6-4,6-7,6-3,6-2): Sangre,sudor y lágrimas




Marcel Granollers y Marc López se presentaban en el partido de dobles de hoy con toda la presión sobre sus hombros. Teóricamente favoritos ante Nestor y Pospisil, una pareja que como decimos se presuponía de inferior calidad a la española. Sin embargo lo crítico de la situación de la eliminatoria con los dos partidos individuales perdidos ayer, hacía que los españoles se vieran obligados a ganar el partido sí o sí. Aún así ni las circunstancias adversas, ni la circunstancia de que no fuera el mejor día de nuestros representantes ha evitado que sumasen el primer punto para España en la eliminatoria.

El primer set se inició con intercambio de juegos, ambos equipos ganaban sus saques con solvencia y el set transcurría con normalidad hasta la llegada al 5-4 favorable a los canadienses. En ese preciso instante los canadienses oliendo la sangre fresca apretaron uñas y dientes y rompieron el saque español colocándose el primer set en su marcador por 6-4. Si ya era mucha la presión que tenía la pareja española, a partir de este momento los de rojo jugarían sin red, con la eliminatoria en sus manos y encima el partido en contra.

Marc López y Granollers, que han culminado una remontada increíble hoy

Marc López y Granollers, que han culminado una remontada increíble hoy

Pero la reacción fue inmediata. Nada más comenzar el segundo set, España cosechaba el break y se ponía arriba en el marcador. Poco más reseñable pasó en el set ya que se sucedieron los saques ganados por ambos equipos hasta llegar al final de set con resultado de 6-4 para los españoles. Volvían a empatar el encuentro, pero las sensaciones del juego no eran favorables a los nuestros, se veía más sueltos a Nestor y a Pospisil. En especial a Nestor, Pospisil tenía bastantes más dudas con su saque y se mostraba con el eslabón más débil del equipo canadiense. Por parte de los españoles, Granollers se mostraba bastante disperso y falto de acierto y la sensación era de que le pesaba la dura derrota del día anterior en el individual.

Con el tercer set comenzaba un nuevo partido a tres sets. Los locales mordieron desde el inicio conscientes de que era su gran oportunidad para cerrar no solo el partido sino también la eliminatoria, mientras Marcel y Marc no acababan de engancharse al partido y el parcial al primer descanso era de 3-o para Canadá. Además los saques que a partir de entonces ganaron los españoles seguían costando un mundo y eran muy disputados por parte de los nuestros. Sin embargo en el primer saque de Pospisil los nuestros lograron cambiar l signo del encuentro consiguiendo empatar el partido rompiendo el saque y consiguiendo empatar el encuentro. Un empate que no se desharía hasta el tie-break. El set se plantaba con 6-6 en lo que se antojaba un final decisivo a todas luces, el vencedor saldría en disposición clara de ganar el partido y parecía darse una gran mejora en el juego español durante los últimos del set. Sin embargo el tie-break se convirtió en un auténtico despropósito por parte de España y Canadá vencía por 7-4, tras conseguir 6 puntos de forma consecutiva merced la mayoría de ellos de errores no forzados constantes de los españoles.

El partido y la eliminatoria no podían pintar peor, sin duda cabían dos opciones, o una reacción a base de casta y genio por parte de Granollers o López o dejarse ir y perder definitivamente la eliminatoria. Desde luego no era el día y las ganas debían estar por encima de la calidad que no aparecía por ningún lado en el conjunto español. Granollers no estaba cómodo y el equipo no daba muestras de reacción.  El set comenzaba con problemas para ganar los servicios, pero sacaba adelante los dos primeros buscando agarrarse al partido a cualquier precio. Mediado el set, España conseguía firmar su tercer break del encuentro y acto seguido consolidarlo poniendo el 5-2 en el marcador, señalando a que todo se decidiría en el quinto y definitivo set. Finalmente los de la armada cerraban el set por 6-3 forzaban un final de partido no apto para cardiacos, sobretodo por lo que suponía para España.

Así llegábamos a una superfinal a un solo set para España, por supuesto con mucha menos presión para Canadá que si perdía siempre le quedarían los dos individuales de mañana para cerrar la eliminatoria. La doble M española se agarraba a la pista con muchísima garra y a los canadienses parecía que el partido se les hacía excesivamente largo. En el tercer juego del set los españoles rompían el saque y se situaban con 2-1 a favor y saque, situación que si conseguían mantener hasta el final daría el primer punto de la eliminatoria a España. A partir de ese momento los españoles se soltaron y desplegaron su mejor tenis para conseguir una racha de varios juegos seguidos y dejar a la pareja canadiense seriamente noqueada, sentenciando el set por la vía rápida y poniendo el 5-1 en el marcador. Al final 6-2 para los españoles que cerraban así una remontada épica y que deja abierta la puerta para esa posible remontada a la eliminatoria.

Para eso se deberá esperar a mañana a partir de las 20:00 cuando España deberá vencer los dos individuales para acceder a cuartos de final. Será difícil en especial ganar a Raonic y veremos si Granollers es el elegido, pero todavía existen posibilidades. Por nuestra parte seguiremos el partido en directo en nuestro twitter y por supuesto tendréis nuestras crónicas nada más acabar los partidos.Esperemos contar por primera vez una remontada de un 2-0 por parte de España.


Deja un Comentario