Andy Murray, nuevo “Sir” de la hierba




77 años. Ese es el tiempo que llevaba un británico sin coronarse en Wimbledon. Demasiadas generaciones han pasado en las islas sin poder disfrutar de un anfitrión que ganara en el All England Tennis (Fred Perry). Décadas sin gozar de un genio.

Andy Murray. Foto de Su-May

Andy Murray. Foto de Su-May

La final se presumía más igualada, porque enfrente estaba el número 1 del mundo. Quizá Novak Djokovic se presentaba fatigado por su dura semifinal con Juan Martín Del Potro, una batalla que se alargó hasta el quinto parcial. El caso es que Andy arrolló a Nole por un claro 6-4, 7-5 y 6-4. Tres sets ajustados, pero tres sets al fin y al cabo, que demuestra la buena cabeza del escocés en los momentos importantes del partido. Un choque intenso, con mucho peloteo, impropio de una superficie como la hierba. Djokovic tuvo su oportunidad en el tercer set con 4-2, pero Murray se reinventó para castigarle con cuatro juegos seguidos.

 Este Wimbledon fue uno de los Grand Slam más extraños que se recuerdan. No solo por las tempranas eliminaciones de Nadal y Federer, sino por la elevada cantidad de resbalones y lesiones que se han producido a lo largo de las dos semanas. El césped, las zapatillas o las condiciones meteorológicas son algunos de los factores que se han barajado para explicar el problema.

Respecto al tenis nacional, nuestra baza principal (Rafa) despareció en primera ronda. Aún así, dos españoles llegaron a cuartos de final. David Ferrer cumplió el objetivo y mantuvo los puntos del 2012, pero no pudo con Del Potro. La mejor noticia sin duda, la recuperación de Fernando Verdasco, que mostró una versión similar del Abierto de Australia 2009. Fue el tenista que más cerca estuvo de superar a Murray, pero finalmente el madrileño sucumbió y fue remontado (4-6, 3-6, 6-1, 6-4, 7-5).


Deja un Comentario