Eva Calvo: “Mi virtud es la calma, no perder la cabeza”




Sin haber cumplido los 23 años, la madrileña Eva Calvo es una de las grandes referencias actuales del taekwondo español y una de las grandes esperanzas de cara a los Juegos Olímpicos de Río, donde España llegará con la exigente referencia de las tres medallas de Londres 2012. Allí no estuvo Calvo, todavía muy joven, pero ya preparada para todo después de su medalla en el Mundial de Puebla del pasado verano y sus victorias en el Grand Prix de Manchester el pasado diciembre y en el Europeo de Bakú hace unos días.

Somos Olímpicos: He leído que usted fue al Europeo a por puntos para Río y se encontró con un oro ¿Es eso cierto o se sentía una de las favoritas?

Eva Calvo: En el Europeo yo salía como segunda cabeza de serie así que, no una de las favoritas, pero sí sabía que tenía posibilidades. Sin embargo, para no ponerme nerviosa, enfoqué el campeonato como una ocasión en la que sumar puntos para el ranking.

Eva Calvo, en el suelo durante un combate. Foto de Miguel Torar

Eva Calvo, en el suelo durante un combate. Foto de Miguel Torar

S.O: ¿Cuándo, cómo y por qué empezó en el taekwondo?

E.C: Empecé relativamente tarde, a los 15 años…  Mi hermana [Marta, también en el Europeo] y yo buscábamos un arte marcial que practicar y dio la casualidad de que mi maestro Xixo abrió una escuela en nuestro barrio. Fuimos a probar, nos gustó y aquí estamos.

S.O: ¿Cómo se definiría como taekwondista? ¿Cuáles cree que son sus principales defectos y virtudes?

E.C: Una virtud… Suelo permanecer en calma durante el combate, voy punto a punto sin perder la cabeza. Y defectos tengo muchos, pero los voy intentando mejorar poco a poco.

S.O: ¿Podría rememorar este campeonato de Europa ronda a ronda, combate a combate? ¿En cuál se sintió más cómoda y cuál fue más duro?

E.C: En la primera ronda con la griega (9-3) y en la segunda con la croata (13-7), quizá por los nervios, me costó entrar en el combate, además eran dos chicas que se cubrían bastante bien y no me entraban muchas cosas. En semifinales ya me relajé y empecé a disfrutar del campeonato, lo hice con la sueca Nikita Glasnovic, a la que ya tenía estudiada de otra veces, y la gané 9-2. La final fue con Jade, muy ajustada, fui perdiendo de tres puntos dos veces, pero logré remontar y acabamos 11-9. En enfrentamientos tan igualados cualquier error puede hacerte perder el combate.

S.O: En la final volvió a batir a Jade Jones, parece que le ha tomado la medida con tres victorias consecutivas frente a ella. En The Guardian afirmó que tenía un plan para ganarle pero parece que no le funcionó ¿Cómo fue ese combate?

E.C: Como ya he dicho arriba, fue un combate muy igualado.

S.O: En esa misma entrevista Jones afirmó que usted representa un nuevo tipo de taekwondo de gente alta y desgarbada que aprovecha la longitud de sus piernas para puntuar de lejos, pero no es más fuerte que ella ¿Qué puede decir a eso? ¿Está de acuerdo?

E.C: Jade es una competidora muy explosiva  y fuerte. Es verdad que en eso me gana de lejos. Sin embargo yo no soy mucho más alta que ella, tan sólo tengo otro estilo de combate más basado en  buscar los huecos del rival y aprovechar sus fallos que en tirar por tirar.

S.O: ¿Tiene la sensación de ser actualmente mejor que Jones, aunque aún no lo reflejen los rankings?

Creo que ambas estamos al mismo nivel más o menos y la victoria depende de detalles como la atención, el momento físico… Cualquiera puede ganar la próxima vez, aunque espero ser yo, ¡para eso estoy trabajando!

S.O: ¿Cuáles son los siguientes objetivos este año de cara a la clasificación de Río?

E.C: ¡Puf!, hay muchos. Este año aún quedan los cuatro Grand Prix, tres puntúan como el Europeo y el último puntúa el doble. Tenemos que entrenar duro para llegar a estas citas en perfectas condiciones.

S.O: ¿Cómo es su día normal? ¿Ha cambiado algo desde que ha llegado a la élite mundial?

E.C: No, no ha cambiado nada, por las mañanas voy a la universidad donde estudio 2° de Matemáticas y por la tarde entreno en mi club. Eso sí, con tanto campeonato tengo que  buscar huecos para estudiar de cualquier forma, ¡aunque sea en el tren!

S.O: ¿Se plantea subir de peso y categoría más adelante como ha hecho Joel González?

¡Que va!, yo antes estaba en -62kg y me bajé a -57kg porque era categoría olímpica, ahora estoy bien aquí. Además, ya intenté subirme a la siguiente categoría olímpica (-67kg), ¡pero era incapaz de engordar!

S.O: ¿Cómo valora el resultado general del taekwondo español en Bakú?

E.C: En mi opinión hemos hecho un buen trabajo, pero las medallas no lo reflejan para nada. Muchos de mis compañeros cayeron en cuartos de final, justo antes de medalla y además por la mínima. Creo que nos faltó un poquito de suerte, además es un equipo con muchos competidores jovencísimos que tienen tiempo de conseguir muchas cosas.

S.O: ¿Siente la responsabilidad de lograr resultados en un deporte tradicionalmente exitoso para España y en el que logró tres medallas en los últimos Juegos?

E.C: Responsabilidad no, en los Juegos las medallas de mis compañeros dieron un empujón al taekwondo español tanto a nivel de reconocimiento como de entusiasmo por nuestra parte y creo que tenemos que aprovechar eso.

S.O: ¿Cree que se está haciendo todo lo necesario para promocionar el taekwondo aprovechando el éxito de Londres 2012 o se está desperdiciando la oportunidad?

E.C: Como he dicho antes, estos últimos años, a raíz de las medallas de los Juegos, ha crecido el interés hacia el taekwondo también debido a la aparición en los medios de mis compañeros. Claro que no es como en el fútbol, y que siempre se puede hacer más, pero sí creo que se está realizando un gran esfuerzo por parte de la federación y los clubes para promocionarlo.

@Ismael_Prz


Deja un Comentario