Rugby 7. España pincha en Tokio




A falta de sólo dos series para que acabe la temporada mundial de Sevens, el combinado español acabó en la última posición en los celebrados en Tokio durante el último fin de semana de marzo. Mala situación para España, que ha visto cómo sus resultados han ido empeorando en las dos últimas citas.

Melé española ante ArgentinaEn los cinco partidos que disputaron, consiguieron una única victoria contra Portugal en la primera jornada.  Jornada en la que perdieron contra Fiji y Sudáfrica, selección que a la postre se alzaría con el oro en las series. Los malos resultados relegan a la selección a disputar la promoción de permanencia a mediados de mayo en la última serie, la de Londres.

Tras la primera jornada España quedó tercera  de grupo, lo que situaría a los hombres de Tiki Inchausti en la lucha por la novena posición en la jornada dominical. Objetivo harto difícil de conseguir debido a las numerosas lesiones con las que el combinado español tendría que afrontarlo: al ya de por sí mermado VII que presentó en Tokio, sin Carlos Blanco ni Pablo Feijoo se sumaría en esta primera jornada la lesión de Martín Heredia.

España perdió sus dos encuentros ante Argentina y Canadá, lo que la relegó a la última posición de la serie, empatada con Portugal. En la clasificación total, se sitúa decimoquinta con 25 puntos. La tabla la lidera Nueva Zelanda, que aunque seguida por Sudáfrica puede convertirse en campeón en las próximas series que se celebrarán en Glasgow a principios de mayo.

Mala temporada para el rugby español masculino en general: el XV no ha conseguido ganar ninguno de los cuatro partidos de la primera vuelta del VI Naciones B, lo que aleja a los de Bryce Bevin del sueño mundialista. Por su parte, el seven ha ido claramente de más a menos, decepcionando tras unos resultados esperanzadores a principios de temporada.

Estos malos resultados pueden ser debidos a la poca separación que existe entre el VII y el XV y el paso de los partidos internacionales, las ligas nacionales y las series mundiales de seven que han hecho que un grupo de jugadores, que recordemos,no es profesional al cien por cien, haya llegado algo justo físicamente a este final de temporada.

En el lado contrario de la moneda está el rugby femenino. Pese al escaso apoyo institucional y su prácticamente nula visibilidad en los medios de comunicación, el combinado de seven femenino prepara su participación en el Mundial de Seven Femenino que tendrá lugar en Moscú en junio, campeonato en el que las leonas tienen serias opciones de alzarse con el triunfo.


Deja un Comentario