Resumen de la 2ª jornada del grupo C. “Entre dos tierras”




Se confirmaron todos los pronósticos y con la victoria de los favoritos, Serbia, Polonia y Eslovenia abren una brecha de cuatro puntos. Solo Bielorrusia pareció poner en apuros a Serbia con un gran inicio de partido. La diferencia entre pequeños y grandes crece a pasos agigantados. A partir de mañana comienzan los duelos entre los favoritos.

Corea del Sur 27 – 34 Eslovenia. El Dr. Jekyll y Mr. Hyde

Eslovenia ofreció en su partido frente a Corea del Sur dos caras completamente distintas. La de un equipo demoledor; letal en ataque e inexpugnable en defensa, (mantuvieron su portería imbatida durante diez minutos), borrando de la pista a los asiáticos durante los primeros minutos. Pero también mostraron cierta fragilidad. Con 6 – 0 en el marcador, las exclusiones de Dolenec y Zvizej, resucitaron a un rival que parecía muerto.

Con dos más sobre el campo, los asiáticos se reconciliaron por fin con su faceta ofensiva y empezaron a recortar distancias. Con ambos combinados en igualdad numérica, Corea buscó a sus extremos y comenzó a anotar con facilidad. Al descanso Eslovenia llegó con un gol de ventaja y la sensación de haber desaprovechado un inicio espectacular.

Polonia protagoniza la goleada de la jornada. Foto: Somosolimpicos

Polonia protagoniza la goleada de la jornada. Foto: Somosolimpicos

En la segunda mitad llegó la reacción; defendió muy bien con uno menos y aprovechó la única exclusión de los coreanos en todo el partido para poner tierra de por medio. Una renta de cuatro goles, que un espectacular Gorazd Skof, se encargó de mantener. Hasta 19 disparos detuvo el cancerbero, MVP del partido. Los últimos minutos fueron un trámite hasta llegar al 27 – 34 final.

Con esta victoria, los eslovenos tienen casi asegurada su clasificación y puede luchar con Serbia y Polonia por un cruce favorable. Corea del Sur sigue sin sentirse cómoda en el Príncipe Felipe. Se disputarán con Bielorrusia la última plaza para octavos.

Bielorrusia 28 – 34 Serbia. Victoria sin apretar el acelerador

Serbia suma su segunda victoria en esta fase de grupos a costa de Bielorrusia, que plantó cara en los primeros minutos pero acabó arrodillada ante la superioridad de los balcánicos. Ni los once goles del azulgrana Siarhei Rutenka inquietaron a los serbios, que llegaron a ganar de diez a falta de veinte minutos y no quisieron hacer leña del árbol caído.

Habrá que esperar a su duelo frente a Polonia, pero los pupilos de Veselin Vukovic son claros aspirantes a la primera plaza del grupo.

Arabia Saudí 14 – 28 Polonia.  Polonia abusa de Arabia Saudí

Interesante el pulso a tres bandas en este grupo C. Ganaron Eslovenia y Serbia. Polonia no quiso ser menos y arrolló a una débil selección saudí que a pesar de algún destello de calidad está muy lejos de pertenecer a la élite del balonmano mundial. La diferencia física entre ambas selecciones tampoco ayudó a presenciar un enfrentamiento justo, y la superioridad de los jugadores polacos quedó patente desde el primer minuto.

No se relajó Polonia en la segunda mitad a pesar de ganar por diez goles  y siguió atacando hasta el final. El resultado pudo haber sido más abultado de no haber sido por una excelente actuación del portero saudí.

La otra cara del mundial

-          Pobre entrada  en esta segunda jornada, pero los aficionados eslovenos, bielorrusos y sobretodo, la hinchada polaca, animan el ambiente de un Príncipe Felipe semivacío.

-          El gafe de la portería de Corea del Sur. Otro balonazo estuvo a punto de dejar fuera de combate a otro portero surcoreano. Esta vez le tocó a Park Changyoung, que se recuperó rápidamente


Deja un Comentario