Jornada fatal en Poznan con la mirada puesta en las reasignaciones




Muy mala jornada la acontecida hoy para los palistas españolas en la pista de Poznan. Ninguna embarcación española ha conseguido la plaza olímpica en un día marcado por el viento y la mala climatología. Sólo queda la esperanza de las posibles plazas que consigan Saul Craviotto y Paco Cubelos  en las reasignaciones de plazas, la lista oficial de los palistas clasificados la dará la federación internacional mañana, cuando salga esta lista sabremos si se cumple el sueño olímpico de los dos españoles o si por desgracia no tienen la suerte de conseguir el billete olímpico.

La jornada comenzaba con mucho frio, fuerte viento y oleaje en la pista, el primero que tendría que salir en busca de su sueño sería Paco Cubelos, que en su kayak nunca se encontró cómodo en ningún momento de la carrera, así finalizó 9º y último clasificado. Las plazas en K1-1000 fueron para el francés Carré y para el italiano Benassi.

La segunda en salir a escena, fue Ainara Portela, que tampoco consiguió el billete olímpico quedando en 6ª posición a más de dos segundos de los billetes olímpicos conseguidos por la rusa Julia Kachalova y la noruega Larsen.

La gran decepción del día, se la llevó la parroquia española con la pareja del K2-200m, los campeones olímpicos en Pekín, Saul Craviotto y Carlos Pérez Rial, que hicieron una gran carrera durante 170 metros liderando la prueba claramente, hasta que el oleaje y el viento les pasó factura y casi les tira del kayak, relegándoles a la novena y última posición de la final. La victoria sería para la pareja rusa, un hilo de esperanza al menos para Craviotto porque al ganar la pareja rusa, podría ir para Craviotto una plaza en K1-200 por reasignación al ser el portador ruso de la plaza individual uno de los pertenecientes al K2.

Tras la decepción del K2, Craviotto tuvo que disputar su semifinal de K1-200 en la que quedó segundo y así consiguió el pase a la final de la tarde.

Tras la mala mañana la esperanza era que la tarde fuera mejor, pero no tuvo ese cambio y todo siguió igual. Al K2-1000 de Hernanz y Cosgaya le pasó factura el viento, el frio y una mala salida que no les dejó entrar del todo nunca en la regata, como ha dicho en twitter el propio Javier Hernanz. A pesar de estos inconvenientes la pareja finalizó en cuarta posición eso sí, lejos de la pareja portuguesa que consiguió el billete olímpico.

Después le tocaría el turno al C2-1000 masculino y al K2-500 femenino, ambas embarcaciones acabaron en séptima posición muy lejos de los puestos olímpicos y sin visos en ningún momento de posibilidad de optar a ellos. Ambas embarcaciones se quedaron a casi 5 segundos de los ganadores, demasiada distancia.

Cerró el día Craviotto, de nuevo Saúl saltaba a la pista de Poznan para intentar resarcirse de la mala mañana, tuvo una buena carrera en la que siempre estuvo en los puestos cabeceros, pero el sprint final y la foto finish le relegó a un tercer puesto a tan sólo dos centésimas de la segunda posición que otorgaba plaza olímpica, ocupada por el lituano Balciunas, la regata la ganó el belga Richard que aventajó en siete centésimas al español.

Así se cerraba una malísima jornada, en la que España no ha conseguido acertar en ninguna de la siete balas olímpicas que tenía, como nota positiva y para agarrarse a algo, se ve la luz y la esperanza en las famosas reasignaciones de plaza, por las cuales gracias a ser primeros reservas en el mundial en K1-1000 y en K1-200, puede que Saul Craviotto y Paco Cubelos tengan plaza olímpica. La solución mañana cuando la federación internacional de la lista oficial y completa con todas las plazas otorgadas para Londres 2012, tras las reasignaciones de cada país. Lo que ocurra mañana con Craviotto y Cubelos lo podrán conocer a través de nuestro twitter @somosolimpicos. 

 


1 Comentario

    Trackbacks/Pingbacks

    1. [...] mucho las condiciones de una carrera normal y podrían darse una situación como ocurrió esta año en Poznan que se demostró allí no beneficiaría nada a los españoles, todos [...]

    Deja un Comentario