El piragüismo español triunfa en el Europeo de Maratón de Portugal




La delegación española desplazada al Europeo de piragüismo en aguas tranquilas de Maratón disputado en Vilaverde (Portugal) este pasado fin de semana se ha traído de vuelta un botín de 11 medallas, siendo nuestro piragüismo el mejor de todos los participantes en tierras lusas. Un total de 11 medallas se han traído los palistas españoles de tierras portuguesas. 5 oros, 3 platas y 3 bronces son el botín, de los cuales 7 han sido en categoría sénior, 3 en categoría sub-23 y 1 en categoría junior. Iván Alonso ha sido el mejor palista consiguiendo el oro tanto en K-1 masculino como en K-2 masculino ambos en categoría sénior.

Iván Alonso ha sido el gran triunfador español con dos oros. Foto rfep.es

Iván Alonso ha sido el gran triunfador español con dos oros. Foto rfep.esg

Hasta siete medallas ha conseguido España en categoría sénior, las primeras de estas medallas cayeron en la mañana del sábado. Antonio Campos y Manuel Garrido conseguían un magnífico doblete en el C-1 masculino. Antonio Campos tardó 2:03:33.61 en recorrer los 25,8 kilómetros en los que constaba la prueba. Un minuto y doce segundos después llegó el segundo más rápdio, Manuel Garrido. Para completar el pódium, el tercero fue el alemán Matthias Ebhardt.

Poco antes del comienzo de esta prueba del C-1 masculino, se daba el pistoletazo de salida a las categorías sénior de este Europeo de Maratón con el K-1 femenino. En esta prueba también disputada sobre 25,8 kilómetros, había una doble participación española. María Soria y Amaia Osaba eran las representantes nacionales y terminaron en 6º y 7º puesto respectivamente. María tardó en completar los 25,8 km 2:10:39.30 mientras que Amaia tardó casi dos minutos más.

La última prueba de la jornada del sábado fue la otra prueba individual, el K-1 masculino. Iván Alonso estrenaría en este K-1 su medallero particular con un ajustadísimo triunfo final. Alonso que completó la prueba en 2:11:37.92, tan sólo 2 segundos antes que el local Ramalho y 8 segundos antes que el húngaro Petrovics. Un apretado final al sprint que es sorprendente tratándose de una prueba de 30 kilómetros. Además la igualdad fue tal que el británico Brown se quedó fuera del pódium tardando sólo 29 segundos más que el español. El otro español en esta prueba Emilio Merchán no pudo terminar los 30 km.

La jornada del día siguiente, la del domingo, quedaba para las pruebas sénior por parejas. Esta jornada dominical la abrió el K-2 femenino, donde Nuria Villace y Raquel Carbajo fueron segundas a tan sólo 20 segundos del oro. El triunfo fue para la pareja británica formada por Lamph y Broughton que completaron los 25,8 km en 1:57:28.82. Pese a la gran distancias, de nuevo hubo una gran igualdad ya que como hemos comentado las españolas llegaron en segunda posición a tan sólo 20 segundos, el K-2 húngaro llegó a 42 segundos de las vencedoras en tercer lugar y la embarcación danesa se quedó en cuarta posición a sólo 7 segundos del pódium.

La mañana del domingo continuaba con el C-2 masculino, una prueba que tuvo un claro color rojigualda. En el pódium hubo dos parejas españolas, Óscar Graña y Ramón Ferro se subían a lo más alto del pódium y Alan Ávila y Carlos Vega les acompañaban en el tercer lugar. Cómo fue tónica en las categorías por parejas, se decidió todo en un apretado final. Tras los 25,8 km del recorrido Graña y Ferro se impusieron con tan sólo 7 segundos de ventaja sobre el C-2 húngaro, ya a casi 50 segundos del tiempo ganador llegaron en tercer lugar la otra embarcación española, la de Ávila y Vega.

Cerró la mañana y el Europeo de Maratón de Portugal, la prueba del K-2 masculino. Un Europeo que culminaría con un triunfo español, Iván Alonso y Emilio Merchán fueron los más rápidos y se llevaron el triunfo en otro ajustado final. La pelea esta vez fue contra el K-2 checo y el K-2 húngaro, los españoles vencieron con 10 segundos de ventaja sobre los checos que ganaron la plata por solamente dos segundos de ventaja sobre los húngaros. La otra pareja española, la formada por David Rodríguez  y Jorge Alonso terminaron en 5ª posición.

En la categoría sub-23, España consiguió una medalla por prueba. En el K-1 masculino Alejandro Sánchez se proclamó campeón de Europa sub-23, mientras que el otro español en la categoría, Guillermo Fidalgo fue 4º a 12 segundos del bronce. En el C-1 masculino Alan Ávila obtenía el bronce europeo por delante de su compañero en el C-2, Carlos Vega que terminó 4º. Raquel Carbajo fue la otra medallista sub-23, la española fue bronce en el K-1 femenino, la otra española, Nuria Villace fue 8ª.

Los júniors fueron los que menos preseas se trajeron para España, tan sólo el K-2 de David Martín y Fernando García pudo subirse al pódium. Este K-2 se hizo con la plata, mientras que sus compañeros de categoría Alberto Plaza y Alejandro García se quedaron a las puertas de las medallas terminando en 4º lugar. Este 4º lugar fue la maldición de los júniors españoles, ya que tanto Alberto Plaza en K-1 masculino, Estefanía Fernández en K-1 femenino, Samuel Yuste en C-1, Estefanía Fernández y Carolina Massaguer en K-2 y Adrián Castiañeiras y Fabián Domínguez en C-2 fueron cuartos en sus categorías. Un maldito cuarto puesto que ha condenado a nuestros júniors.

El piragüismo español cierra un gran fin de semana en Portugal y se despide por poco tiempo de las tierras lusas, ya que este fin de semana se disputarán en Portugal el Europo de Sprint de piragüismo en aguas tranquilas.


Deja un Comentario