Una Michelle Alonso espectacular da el primer oro a la natación española y Enhamed se hace con una plata




Mañana la de ayer en el Centro Acuático en la que nadadores de la talla de Ricardo Ten, David Levecq o Miguel Luque no se hicieron con un hueco en las finales, eso sí, en pruebas que no eran sus especialidades. Cuatro fueron los españoles que sí consiguieron el pase: Sarai Gascón, Michelle Alonso, Israel Oliver y Enhamed Enhamed. Gascón pasó tras terminar con el séptimo mejor tiempo (2.42.49) en los 200 estilos (SM9). La que a posteriori se convertiría en la gran progonista del día, Michelle Alonso, desde por la mañana presentó sus credenciales a conseguir una medalla, pues estableció en los 100 braza (SB14) un nuevo récord paralímpico (1.18.48), algo que sólo fue la antesala de lo que pasaría por la tarde. Por último, Oliver y Enhamed nadaron en los 100 mariposa (S11) donde fueron segundo y sexto, respectivamente. En esta prueba, Enhamed defendería el título paralímpico que consiguió en los juegos de Pekín.

Además de los ya nombrados, también fueron eliminados: Jaime Bailón y Esther Morales.

Por lo tanto, con estas cuatro opciones se presentaba el equipo español a una jornada vespertina donde la primera en competir fue Sarai Gascón, que se lanzó a la piscina en torno a las 18:45 de la tarde en la final de los estilos. La barcelonesa de 18 años sólo tuvo opción de colgarse un metal en los primeros 50 metros, a partir de los cuales se fue distanciando de la cabeza para finalmente terminar sexta (2.40.15) y llevarse así un diploma olímpico en una carrera que fue ganada por la sudafricana Du Toit. Segunda quedó la británica Millward y tercera su compatriota Watkin.

 
Tras este diploma, tuvo lugar uno de los momentos más importantes que vivirá la natación paralímpica española en estos juegos de Londres cuando Michelle Alonso se alzó con el oro en los 100 braza. Y es que, la nadadora canaria no sólo ganó, sino que literalmente arrasó. Alonso, que como que se ha dicho anteriormente llegó con el mejor tiempo, realizó una carrera impresionante. En los primeros 50 metros ya sacaba a la segunda clasificada, la china Shu Hang Leung, tres segundos. A partir de ahí, continuó a gran nivel en la segunda piscina para terminar en primera posición a  más de cuatro segundos de la holandesa Magda Toeters y, además, batir el récord del mundo dejándolo en 1.16.85. Michelle Alonso, discapacitada intelectual, dio de esta forma la primera alegría de la tarde a la afición española.
 
Pero el júbilo no acabó ahí, pues la final de los 100 mariposa permitió continuar sonriendo. El ganador de cuatro oros en los juegos de Pekín, Enhamed Enhamed, se colgó en esa final la medalla de plata tras una excepcional carrera donde se mantuvo en primera posición durante los primeros 75 metros, algo que le lastró en los últimos 25, donde se vio superado por el ucraniano Viktor Smyrnov. Enhamed, no pudo revalidar su título, pero puede estar satisfecho tras su gran carrera. Por otro lado, Israel Oliver, que también nadó la final acabó séptimo tras no mantener el nivel tras un buen inicio de prueba.
 

Deja un Comentario