Una Ledecky sin límites impone su ley en los 1500 mientras que Melanie Costa sigue superándose




  • La norteamericana Ledecky vence en los 1500 libre y pulveriza el récord del mundo en una prueba en la que Mireia Belmonte fue cuarta
  • Una Melanie Costa excepcional  se impone en su serie de los 200 libre y accede a la final con el tercer mejor tiempo
  • Yannick Agnel, Missy Franklin, Matt Grevers y Ruta Meilutyte obtienen el oro en sus respectivas prueba
Ledecky ha sido la gran protagonista de la tarde en el Palau

Ledecky ha sido la gran protagonista de la tarde en el Palau

Espectacular. Con este adjetivo podría calificarse la tarde que se ha vivido en el Palau Sant Jordi en la tercera jornada de finales del Mundial de Barcelona. Sin lugar a dudas, la gran protagonista de la velada ha sido la nadadora norteamericana de tan sólo 16 años Katie Ledecky, que literalmente ha triturado el récord del mundo existente en los 1500 libre rebajándolo en seis segundos y estableciéndolo en 15:36.53. Desde el inicio de la carrera, la norteamericana se ha situado a la cabeza de la prueba junto a la que ha sido su rival directa en la lucha por el oro, la danesa Lotte Friis. Ambas, cuando apenas se llevaban 100 metros disputados ya habían puesto tierra de por medio con las demás nadadoras y de ahí hasta el final han mantenido un mano a mano impresionante. El ritmo ha sido asfixiante, trepidante, con una estrategia muy atrevida por parte de Friis, que ha plantado cara a Ledecky y ha luchado de tú a tú hasta los últimos 100 metros. En ese momento, la nadadora nacida en Washington ha sprintado dejando atrás a la danesa y ha batido un récord vigente desde 2007. Sobresaliente carrera también la que ha hecho la medalla de bronce Lauren Boyle, con la que Mireia Belmonte ha estado emparejada hasta la mitad de la prueba, cuando la española se ha descolgado debido al alto nível que ha impuesto la neozelandesa. Finalmente, Belmonte ha finalizado en cuarta posición con 15:58.83, que han significado un nuevo récord de España y que la han convertido en la primera nadadora nacional en romper la barrera de los 16 minutos.

Tampoco ha decepcionado otra de la finales en la que siempre se ponen grandes esperanzas: los 200 libre masculinos. A priori, se barajaba un apasionante duelo entre Lochte y Agnel tras lo sucedido en los Juegos de Londres, pero el americano de nuevo no ha superado las expectativas. Desde el principio, el francés Agnel ha dejado claras sus intenciones haciendo una buena salida y colocándose en primera posición, nadando de una forma imperial para finalmente alzarse con la presea dorada con un tiempo de 1:44.20. Lochte, que reaccionó tarde, en los últimos metros se vio superado por Dwyer (1.45.32)  que fue plata y por Izotov que fue tercero (1:45.59).

Sí se cumplieron los pronósticos en los 100 espalda femenino, donde Missy Franklin volvió a dominar y probablemente en los próximos años será muy complicado arrebatarle una medalla en espalda a la norteamericana. Franklin ha mandado desde el inicio, siendo Seebohm la única que le ha plantado cara en algunos instantes de la prueba. Al final, se ha repetido el podio de hace un año en los Juegos Olímpicos con Franklin en primera posición con 58.42, Seebohm en el segundo escalafón con 59.06 y la japonesa Terakawa en el tercero con una marca de 59.23.

Después del fiasco de Lotche, la primera medalla de oro masculina individual para EEUU ha venido en los 100 metros espalda. El preciado metal lo ha ganado el campeón olímpico Matt Grevers, que llegaba con la mejor marca del año, y ha aprovechado su buen viraje para situarse en la primera posición con 52.93. La plata ha sido para el también norteamericano Plummer (53.12) y el bronce para el francés Stravius (53.21), que ha realizado una notable salida, pero no ha podido con el gran volteo de Grevers.

La última final que se ha disputado ha sido la de los 100 braza femeninos, en la que ha competido la española Marina García. No ha habido sorpresas, la gran favorita Ruta Meilutyte en ningún momento ha dado opción a sus rivales y ha obtenido el triunfo con suficiencia y una marca de 1.04.42. Con la  plata  se ha alzado Efimova (1:05.02) y con el bronce Hardy (1:05.52), mientras que Marina García ha terminado en séptima posición y ha batido el récord de España dejándolo en 1.08.08.

Además de las finales, en esta tercer día de competición, también se han nadado las semifinales de los 50 braza masculinos, de los 200 libre femeninos y de los 200 mariposa. En la braza, el mejor tiempo de las dos semifinales lo ha marcado el favorito van der Burgh, que ha parado el cronómetro en 26.81; el segundo mejor lo ha hecho la gran sorpresa de la prueba, el esloveno Drugonjic con 26.83; mientras que la tercera mejor crono ha sido para el brasileño Gomes Junior. También estarán en la final nadadores como Sprenger, Snyders o Skagius.

En el hectómetro libre femenino, ha llegado la gran alegría para la natación española cuando Melanie Costa ha vencido en su serie con 1:56.19, lo que le ha permitido el acceso a la final con el tercer mejor tiempo, sólo por detrás de la italiana Pellegrini que ha marcado 1:55.78 y de la americana Franklin con 1:56.05. Melanie ha hecho una carrera muy ambiciosa, yendo a por todas y demostrando que si continúa a este nivel en la final, quizás la veamos subida al podio por segunda vez en los campeonatos.

Por último, en los 200 mariposa también se prevé una final excitante. Le Clos ha ganado con comodidad la primera semifinal con 1:55.33, mientras que el polaco Korzeniowski se ha apuntado la segunda con 1:55.667.

 


Deja un Comentario