Teresa Perales continua brillando en un día gris para los españoles




 

La segunda jornada en el Centro Acuático no fue muy fructífera para la delegación de nadadores española, que tan sólo consiguió una medalla, la de la ya leyenda Teresa Perales.  La aragonesa se hizo con la medalla de bronce en la prueba de los 200 metros estilos y continua así aumentando su número de medallas paralímpicas que ya asciende a un total de de dieciocho. Perales, realizó una buena carrera  aunque en  su gran parte estuvo bastante distanciada de las dos grandes favoritas, la ucraniana Natalia Prologaieva que finalizó primera y la noruega Sara Louise Rung que fue segunda. Además, la nadadora española mejoró el récord de España en diez segundos para dejarlo en  3:28.58. La otra española participante en la prueba, Lorena Homar, fue séptima.

A este éxito de Perales no le acompañó ninguno más, en lo que fue un día un tanto negro para los españoles. Una de las grandes sorpresas negativas para los nacionales llegó de la mano del ganador de cuatro oros en Pekín, Enhamed Enhamed, que partía como uno de los grandes favoritos a alzarse con el triunfo en los 100 metros libres y que defendía título, pero que finalmente se quedó fuera del podio. Enhamed pasó bastante retrasado en los primeros 50, en quinta plaza, algo que posteriormente le lastró a la hora de intentar la remontada para conseguir un escalafón en el podio. Al final, cuarto puesto para el grancanario con un tiempo de 1.00.76, a más de un segundo del bronce. No hay que desanimarse puesto que a Enhamed aún le quedan cuatro pruebas por nadar.
 
El oro fue para el americano Bradley Snyder, la plata para  Bozun Yang y el bronce se lo adjudicó Hendri Herbst.   
 
También en cuarta posición acabó  Richard Oribe. El nadador vasco, que sufre parálisis cerebral, se quedó a 27 centésimas del bronce en los 50 metros libre. Oribe tiene que nadar todavía los 100 y 200 libres.

Deja un Comentario