Richard Oribe y José Antonio Marí, protagonistas españoles de la séptima jornada en la piscina




Las 10:45 marcaban los relojes el día de ayer cuando dio comienzo la jornada matinal de natación en los Juegos Paralímpicos de Londres, donde cuatro fueron los nadadores españoles que consiguieron el billete a las finales. Albert Gelis fue el primero en conseguir la clasificación, fue en los 100 espalda (S12), donde finalizó con el sexto mejor tiempo (1:04:32) de las series. El siguiente fue José Antonio Marí, que fue tercero con 26.18 en los 50 libres (S9) y se postuló como una de las grandes opciones de medalla. En la parte femenina de la prueba de la velocidad pura, Sarai Gascón se hizo con el tercer mejor tiempo (29.62) para conseguir así su pase a la final. El último en ha

cerse  con el pase a la última carrera fue el guipuzcoano Richard Oribe, que también finalizó en tercera posición en los 100 libre (S4) parando el crono en 1:25.25.

También compitieron pero no consiguieron pasar de sus respectivas eliminatorias: Alejandro Sánchez Palomero, Julia Castello y Amaya Alonso (descalificada).

Con estos cuatro nadadores llegó la delegación española a la jornada vespertina con la intención de continuar acumulando medallas en el deporte del agua. El primero en intentarlo fue Albert Gelis, que en los 100 espalda quedó en quinto puesto para hacerse así con un diploma olímpico.

En torno a las 21:40 y con la siguiente participación española vino la primera medalla para los nuestros de la mano de José Antonio Marí en los 50 libres. Marí, con un tiempo de 25.93, luchó durante la prueba de velocidad con el húngaro Tamas Toth del que se quedó a tan sólo 18 centésimas.El nadador español se quitó con esta medalla parte del mal sabor de boca que le quedó el día anterior tras finalizar cuarto en los 400 libres, prueba en la que contaba con más opciones. El oro se lo llevó el australiano Matthew Codrey, que además batió el récord del mundo y lo dejó en 25.13.

En los 50 libres femeninos, Sarai Gascón se quedó a un paso de subirse al podio. La española terminó en cuarta posición a 16 centésimas del bronce. Una de las grandes rivales de Gascón, la sudafrincan Du Toit (consiguió la clasificación y participó en Pekín 2008 en aguas abiertas), que le quitó el oro en los 100 mariposa, fue séptima. El oro lo ganó la china Ping que hizo también el récord paralímpico. El podio lo completaron la británica Watkin y la australiana Ellie Cole.

La tarde fue avanzando hasta llegar a la última bala que le quedaba a España para subirse una segunda vez en el podio: Richard Oribe. Y el nadador vasco no decepcionó. Oribe nadó los 100 metros libres a un excelente nivel, algo que por momentos pareció que daría el primer oro en estos juegos a los españoles. En los primeros 50 se mantuvo en primera posición, pero tras el viraje poco a poco fue notando el cansancio y fue pasado por el mexicano Gustavo Sánchez, que fue oro. Por lo tanto, plata para Richard Oribe, que suma un total de quince preseas desde su primera participación en Barcelona '92. En el tercer escalafón del podio quedó el francés Smetanine.


2 Comentarios

    Trackbacks/Pingbacks

    1. [...] españoles que inscribieron su nombre con mayúsculas en la historia fueron Richard Oribe y Sebastián Rodríguez, ya que ambos ingresaron en el selecto club de nadadores que han ganado 16 [...]

    2. [...] españoles que inscribieron su nombre con mayúsculas en la historia fueron Richard Oribe y Sebastián Rodríguez, ya que ambos ingresaron en el selecto club de nadadores que han ganado 16 [...]

    Deja un Comentario