Phelps se convierte en el deportista más laureado de la historia de los Juegos Olímpicos




   El Tiburón de Baltimore con una plata en los 200 mariposa y un oro en el relevo de 4×200 rompe este récord que estaba en posesión de la gimnasta Latynina que contaba con 18 preseas en su haber.
 
   Grandiosas. Así se podrían definir las jornadas vespertinas que se habían vivido hasta ahora en el Centro Acuático y la de esta  tarde no ha sido menos. Los aficionados a la buena natación han vuelto a disfrutar de la esencia de la natación olímpica en estado puro.
 
   Todo se ha iniciado con las dos semifinales de los 100 libre masculinos. En esta prueba, a priori llegaba como gran favorito Magnussen pero la aparición de Agnel amenaza ese favoritismo inicial.
En la primera serie el campeón olímpico César Cielo ha salido muy bien, sin especular. En todo momento se ha mantenido en el grupo de delante donde han comenzado a aparecer Gilot y Magnussen, que ha aprovechado el gran último 50 que tiene para ganar la semifinal y hacer el mejor tiempo de las mismas (47.63). Cielo ha sido segundo con 48.17 y el ruso Lobintsev tercero con 48.38.
   En la otra semifinal todas las miradas puestas en un Agnel del que se esperaba que se reservase dado que luego tenía que nadar el relevo. El estadounidense Nathan Adrian, que ha progresado muy bien durante toda la prueba ha sido primero (47.97), el cubano García segundo (48.04) y el holandés Verschuren tercero (48.13). Agnel como se esperaba ha dado el nivel justo para clasificarse a la final a la que ha pasado en séptima posición.
   Mañana gran final donde habrá una gran disputa entre Cielo, Adrian, Magnussen y Agnel.
 
   Tras los 100, ha llegado la primera final de la tarde, la de los 200 libre femenino. Muffat, Franklin y Schmitt partían como grandes favoritas y las tres han realizado un gran inicio de carrera, donde Missy ha salido a por todas. Pero Schmitt ha realizado un espectacular primer viraje que la ha colocado en primera posición y a partir de ahí ha impuesto un nivel muy rápido. Muffat ha reaccionado muy tarde y Franklin ha acusado la salida y se ha ido desfondando y ha sido pasada por la australiana Barrat. Por lo tanto, Schmitt campeona olímpica y récord (1.53.61), Muffat segunda con 1.55.58 y Barrat tercera con 1.55.81. Franklin ha quedado fuera de las medallas por una centésima.
 
   De esta forma se ha llegado a uno de los momentos más esperados, la final de los 200 mariposa donde ha nadado Michael Phelps. El americano en caso de vencer en su prueba fetiche sería el primero en ganar una triple corona olímpica en una misma prueba y consiguiendo una medalla empataba a la gimnasta Latynina, que había ganado 18 medallas, como el deportista con más medallas en unos Juegos. 
   Una vez se han lanzado a la piscina el sudafricano Le Clos ha tomado la iniciativa yendo muy rápido, seguido por un Phelps que aún no había apretado. En los últimos 100 metros, Phelps se ha comenzado a ir con gran diferencia mientras Le Clos y Matsuda iban detrás de él, aunque parecía que no iban a aguantar el ritmo del norteamericano. Pero entonces, Michael ha empezado a sufrir mucho y Le Clos ha ido progresando muy bien hasta colocarse a su altura. Ambos han llegado muy igualados al final donde ha sucedido lo que nadie esperaba, un Le Clos espectacular ha tocado antes que un Phelps que se ha deslizado hasta la pared. Esto se ha debido a que Phelps ha calculado mal y debería haber dado una patada más a la salida del último viraje, un fallo que no se puede tener en  una final. El Tiburón de Baltimore no perdía una final de 200 mariposa desde 2001. Aún así, no hay que quitarle mérito a Le Clos que ha llegado cinco centésimas antes (1.56.96) que él tras hacer una gran carrera.  El tercer puesto ha sido para el japonés Matsuda.
   Final que ha recordado a la vivida en 2008 entre Phelps y Cávic, pero esta vez el norteamericano se ha visto superado por otro gran nadador con gran futuro por delante.
 
   Después de esta sorpresa, ha llegado la prueba con intereses españoles: las semifinales de los 200 mariposa femeninos donde Mireia Belmonte y Judit Ignacio lucharían en la segunda serie por un puesto en la final.
La primera serie ha sido dominada por las favoritas Jiao y Hoshi, que han sido primera y segunda, respectivamente. Una de las sorpresas ha sido la eliminación de la húngara Hosszu que ha ido muy retrasada en todo momento.
   Acto seguido, ha llegado el turno de las españolas. Tanto Mireia como Judit han hecho una buena salida, con gran valentía. En los primeros 100, todas las nadadoras se han mantenido muy igualadas, Mireia ha hecho un último gran pase mientras que Iganacio se ha ido desinflando y, en los últimos cincuenta la catalana ha cogido un gran ritmo que le ha permitido quedar en segunda posición en su serie (2:06.62) y entrar cuarta en la final. El mejor tiempo tanto de la serie como del pase ha sido para la estadounidense Hersey (2:05.90). Ignacio finalmente ha terminado en última posición.
 
   La participación española daría lugar a una entrega de medallas tras la cual han llegado las semifinales de los 200 braza masculinos. El húngaro Gyurta, gran favorito al oro, ha vuelto ha dejar constancia del buen final que tiene para acabar primero de su serie con 2.08.32. Pero parece que al húngaro le puede dar mucha guerra el inglés Jamieson que ha vencido la otra serie con una gran superioridad (2:08.20). El campeón olímpico Kitajima ha pasado a la final con el quinto mejor tiempo.
 
   Las semifinales han dado paso a una nueva entrega de medallas donde se ha visto a un Le Clos muy emocionado en el primer escalafón del podio. Tras ello, nueva final, esta vez la de los 200 estilos femeninos donde Shiwen Ye era indudablemente la gran favorita y así lo ha confirmado. En el tramo de mariposa han impuesto un buen ritmo Coutts y Rice, seguidas por Ye. A partir de espalda, la carrera ha terminado para las demás nadadoras pues la china ha comenzado a despuntar, sólo Leverenz le ha plantado cara con una buena posta de braza. Pero ante un estilo de crol tan superior como el que tiene Ye no se puede hacer nada, no se puede competir contra él. La china de 16 años récord (2:07.57) y titulo olímpico. Plata para Coutts y bronce para Leverenz.
 
   De esta forma se llegaba a la última prueba de la tarde, que una vez más sería la prueba más potente, los 4×200 libre masculinos. Los pronósticos auguraban una nueva lucha entre Francia y EEUU. EEUU si quería ganar y evitar jugárselo todo contra la gran última posta de Agnel, debía asegurarse una buena distancia en tiempo para que Phelps, que se tiraría último, nadase más cómodo y así ha sido.
   Lochte ha salido muy fuerte por parte de EEUU luchando con el francés Leveaux, pero el norteamericano ha nadado a un    grandísimo nivel los últimos cincuenta y ha comenzado a abrir una gran brecha, porque a su vez Leveaux se ha ido cayendo. Alemania ha entrado segunda y Australia tercera.
   La posta de Conor Dwyer era en teoría la más comprometida para EEUU. El francés Mallet ha ido progresando muy bien recortando distancia pero Conor ha metido los pies hasta colocarse a una distancia de casi tres segundos de Alemania.
   Complicadas se le ponían las cosas a los franceses. Con esos tres segundos de ventaja Berens ha mantenido ha EEUU en primera posición seguido por el alemán  Wallburger y el australiano Mckendry. Mientras, el francés Lefert ha continuado intentando reducir las distancias que dieran a Agnel alguna opción. En la última posta EEUU sacaba a Francia 2.7
    Y así, se ha llegado a la última posta con una distancia muy grande que Phelps ha mantenido sin problemas. Aún así, un Agnel en su línea ha hecho una gran posta reduciendo esa distancia que ya era imposible de remontar. China con un gran  Sung ha adelantado a Australia. Finalmente, EEUU vencedor tras plantear un relevo muy bien ejecutado; segunda Francia y tercera China.
 
   Con este oro, Phelps que con la plata en mariposa ya había empatado el récord de Latynina, se ha convertido con 19 medallas, en el deportista más laureado de las olimpiadas. Michael sigue haciendo historia.

1 Comentario

    Trackbacks/Pingbacks

    1. [...] olímpicos contaron con otros grandes nombres de los cuales se situó a la cabeza una vez más Michael Phelps. El Tiburón de Baltimore, a pesar de no mostrar el mismo nivel que en Pekín, se hizo con cuatro [...]

    Deja un Comentario