Michael Phelps sigue siendo el rey




   Gran tarde de finales en la que además de la plata de Mireia Belmonte, ha destacado la nueva medalla de oro de Michael Phelps en los 100 mariposa, con la que ha conseguido su segunda triple corona.

 
    Séptima jornada de natación en el Centro Acuático y séptimo día que ha hecho las delicias de los amantes de este deporte.
   
   La primera final que se ha disputado ha sido la de los 200 espalda femenino donde Missy Franklin partía como gran favorita al triunfo, algo que a posteriori se ha cumplido. Por otro lado, Kirsty Koventry aspiraba a ganar la triple corona en esta prueba tras haber vencido en Atenas y Pekín. 
 
   Una vez en la carrera, la británica Simmonds ha hecho una buena salida pero, en el primer viraje, la norteamericana Franklin ya se ha colocado primera para dominar la prueba de principio a fin, alzarse con la medalla de oro y mejorar el récord del mundo  en 75 centésimas y dejarlo en 2.04.06. Missy gana ha ganado así su tercera medalla de oro, tras la de los 100 espalda y la del relevo del 4×200 libre. Segunda ha sido Zueva y tercera Beisel. Conventry finalmente ha acabado en sexta posción.
 
   Tras esta nueva exhibición de la norteamericana, llegaba una de las pruebas estrella de la tarde, los  100 mariposa, donde nadaba Michael Phelps para conseguir una nueva triple corona. Para ello, debía vencer primero a nadadores de la talla de Cavic o Le Clos, y así lo ha hecho. El Tiburón de Baltimore con una gran sangre fría ha llegado a los primeros 50 en séptima posición, para después realizar el último largo a un nivel tan superior que ha ido adelantando uno a uno a los demás contendientes hasta llegar a la primera posición. En la segunda posición han empatado Le Clos y Evgeny Korotyshkin. Cávic ha sido cuarto tras haberse desfondado tras un buen inicio.
   De esta manera, Michael Phelps ha conseguido una nueva medalla de oro y se ha convertido en el rey de los Juegos en la piscina, algo que puede compartir con el japonés Sung dependiendo de lo que haga mañana éste en los 1500. Ganando, así ha sido como ha finalizado su última prueba individual el mejor nadador de la historia.
 
   A continuación, ha tenido lugar la ya contada final de los 800 libre, que ha sido ganada por la jovencísima nortemericana de 15 años, Katie Ledecky. Segunda ha sido la española Mireia Belmonte y tercera la británica Adlington, que en principio era la gran favorita.
 
   La medalla española ha dado lugar a la primera entrega de preseas de la  tarde, tras la cual ha llegado la final de los 50 libre masculino, donde ha saltado la sorpresa. Podía pasar cualquier cosa y así ha sido. Cullen Jones ha sido el que mejor ha salido, pero poco a poco un gran número de nadadores han ido muy parejos y hasta que no han tocado la pared no se sabía quien había ganado. El triunfo ha sido para el francés Florent Manaudou (21.34), segundo ha acabado Jones y tercero César Cielo.
 
   Acto seguido, nueva entrega de medallas donde Phelps ha recibido su último oro individual llevándose una gran ovación. Así, ha llegado la última prueba de la jornada, la única que no ha sido una final: las semifinales de los 50 libre femeninos. El mejor tiempo lo ha realizado la gran favorita, la holandesa Kromowidjojo (24.07). Las otras dos aspirantes al oro, Hirasimenia y Veldhuis, han marcado el segundo y mejor tiempo, respectivamente. La campeona olímpica en Pekín, Britta Steffen, ha sido cuarta.
 
   Finalmente, esta jornada vespertina ha echado el cierre con la entrega de medallas del 800 libre, donde se ha visto a una sonriente Mireia Belmonte en el segundo escalafón del podio.

Deja un Comentario