Michael Phelps continúa haciendo historia ante un Lochte que se ha hundido




 

   El Tiburón de Baltimore vence a Lochte en los 200 estilos y se convierte en el primer deportista en conseguir la triple corona.
 
 
   Gran tarde la que se auguraba en el Centro Acuático de Londres y la predicción nuevamente se ha cumplido. La jornada vespertina se ha iniciado con la misma prueba que en la mañana, los 50 libre masculinos para acceder a la final. El gran favorito César Cielo, empatado con Cullen Jones ha realizado el mejor tiempo de las semifinales parando el crono en 21.54.  Gran carrera también de Anthony Ervin, ganador de la prueba en Sidney, que se retiró en 2003 y ha vuelto para nadar en Londres haciéndolo con buenas sensaciones y terminando con un tiempo de 21.62 para ser tercero. Sorprendente ha sido la eliminación del australiano James Magnussen.
   En teoría, en la final parte con cierto ventaja y favoritismo Cielo por eso de que ha sido el último campeón mundial y olímpico, pero los 50 libre son una prueba muy igualada en la que puede pasar de todo.
 
   Tras esta primera prueba, le ha llegado el turno a nueva exhibición de Rebecca Soni en la final de los 200 braza femenino. La norteamericana no tiene rival en este prueba, ha sido muy superior en su gran parte y ha vuelto a rebajar el récord del mundo que ella misma hizo ayer dejándolo en 2.19.59. Espectacular Rebecca.
Por la plata han luchado Suzuki, Efimova y Pedersen. La japonesa ha sido la que finalmente se ha llevado el gato al agua para ser segunda. Tercera ha sido la rusa que ha dejado en los últimos metros a Pedersen sin medalla.
 
   A continuación, llegaba el turno de una de las pruebas importantes de la jornada, los 200 espalda, con la presencia de Ryan Lochte. A priori, el norteamericano era el gran favorito ante su prueba fetiche, pero una vez más en estos juegos se han roto los pronósticos y esquemas. Como siempre, Lochte ha realizado una buena salida en la que le ha acompañado Irie, llegando ambos al volteo diferenciados tan solo por 3 centésimas. Ryan se ha marchado de nuevo en el viraje de los 100 metros y a partir de este momento ha aparecido la figura de Tyler Clary que ha ido progresando y acercándose a Lochte. Tan bien a progresado Clary, que ha sorprendido a todo el mundo pasando a un Lochte que ha llegado desfondado a los últimos metros y al que también ha adelantado Irie. Por lo tanto, primera posición y récord olímpico para Clary, plata para Irie y bronce y decepción para un Lochte que tendría que reponerse rápido de este fuerte golpe moral pues posteriormente nadaría los 200 estilos.
 
   Después de esta primera sorpresa que nos ha dejado la jornada le han llegado las semifinales del 200 espalda femenino donde ha nadado Duane Da Rocha. La española no ha tenido opción de llegar a la final y ha finalizado con el decimotercer tiempo (2:09.88) en la general. Dos nadadoras se han mostrado superiores en las dos series, Missy Franklin y Beisel, que con 2:06.18y  2:06.84 han realizado los mejores tiempos. También habrá que tener muy en cuenta en la final Koventry, Zueva o Russell.
 
   A estas alturas de la jornada llegaba la primera entrega de medallas, que ha dado lugar a la que ha sido la final de la tarde: los 200 estilos masculinos. Una final que traía el segundo duelo entre Phelps y Lochte. Había que ver como reaccionaba Lochte tras la dura derrota sufrida minutos antes en los 200 espalda. Por su parte, Phelps se encontraba ante una nueva oportunidad para conseguir la triple corona, tres medallas en tres juegos consecutivos en una misma prueba.

   La final ha dado inicio con una grandísima salida de Phelps que ha salido a por todas desde el inicio. Ha acabado la posta de mariposa con una ligera ventaja sobre Lochte, que tenía la opción de recortarla en el que es su mejor estilo, la espalda. Pero no ha sido así, sino al contrario. Phelps ha aumentado aún más su distancia y Lochte ha entrado tercero viéndose también superado por el brasileño Pereira. A partir de aquí, ya nadie ha tosido a Phelps que no ha abandonado el primer puesto y ha vuelto a hacer historia con una carrera memorable en la que ha terminado con un tiempo de 1:54.27. Lochte, que en el crol ha batido a Pereira y a Cseh, ha sido segundo y el húngaro tercero.
Gran carrera de Michael, decimosexta medalla de oro y nuevo récord del mejor nadador de la historia. En la otra cara de la moneda, decepción para Lochte que venía como firme candidato a convertirse en el rey de los juegos en los que finalmente ha acabado tan solo con una medalla de oro.
 
   Tras la gran final de la jornada, una nueva entrega de medallas ha tenido lugar. Acto seguido, se ha disputado la final de la prueba reina femenina: los 100 libre. Kromowidjojo llegaba como la gran favorita y así lo ha confirmado. La holandesa ha realizado una buena salida y unos últimos diez metros espectaculares que la han convertido en la campeona realizando también el récord olímpico (53.00). Segunda ha sido la bielorrusa Herasimenia, que  durante mucho tiempo se ha mantenido a la cabeza, y tercera  ha llegado la china Yi Tang. Missy Franklin ha sido quinta y la danesa Ottensen le han costado mucho los últimos metros y ha sido séptima.
 
   Luego, se ha celebrado la entrega de medallas donde Phelps ha recibido su vigésima presea y ha tenido que salir corriendo pues nadaba en la siguiente prueba.  De esta forma se ha llegado a la última prueba de la jornada, las semifinales de los 200 mariposa. Phelps ha nadado muy cómodo los primeros 50 y en los segundos ha metido la quinta marcha para imponerse claramente en la prueba con el mejor tiempo (50.86). Gran prueba también la del sudafricano Le Clos que se ha clasificado con el segundo mejor tiempo y que seguro dará mucha guerra a Michael en la final, al igual que en la de los 100, donde recordemos que se impuso al nortemericano. También habrá que tener en cuenta en la final nombres como Cavic, Czerniak o Mcgill.

Deja un Comentario