Lochte gana la batalla a un Phelps totalmente desconocido




 

Ryan Lochte se ha alzado con el triunfo en los 400 metros estilos ante un Phelps desconocido que ha acabado en cuarta posición. En el otro gran duelo de la tarde, el de los 400 libre, un gran Sun Yang se ha impuesto a Park T.
 
 
   En torno a las 20:30 de la tarde ha dado comienzo la jornada vespertina de natación en Londres y, no podía abrir de mejor forma que con los 400 metros estilos, prueba que ha enfrentado a dos gigantes del agua: Ryan Lochte y Michael Phelps. Se esperaba un duelo mano a mano entre ambos, pero una vez que tocaron el agua la cosa no ha sido así. 
 
   Lochte desde el principio ha mostrado que iba a por todas y a excepción de la posta de mariposa, que la encabezó el sudafricano Le Clos, Ryan ha dominado la prueba. Phelps no ha salido bien y en la posta de mariposa Lochte, ya le sacaba un segundo y treinta centésimas. En la de espalda, estilo dominado por Lochte, el margen ya era de dos segundos y cincuenta y cinco centésimas. A partir de este momento se ha abierto la brecha, Lochte continuaba muy fuerte y Phelps se ha ido descolgando poco a poco en la braza, estilo con el que se  ha visto sufrir al Tiburón de Baltimore. Finalmente, Lochte ha llegado encabezando la prueba con una gran diferencia y un Phelps sin chispa ni siquiera ha entrado en las medallas.
   La medalla de plata ha correspondido al brasileño Pereira que en la mayor parte de la carrera se ha mantenido en el grupo de cabeza. La de bronce ha sido para el japonés Hagino que también ha luchado y ha realizado una gran prueba.
 
   Cuarta posición para Phelps y gran varapalo para el norteamericano, que cosecha su primera derrota en unos Juegos Olímpicos en los 400 estilos, tras una carrera en la que ha rendido muy por debajo de su nivel. Es cierto que Lochte ha estado imparable y ha dominado la prueba de principio a fin, pero Phelps al menos debería haber rascado alguna medalla. Y es que, ha nadado dos segundos más lento que en los trials de su país.
 
   La primera victoria de Lochte ha dado paso a las semifinales de los 100 mariposa femeninos. Al igual que esta mañana, Vollmer se ha vuelto a postular como la gran favorita para alzarse con el triunfo tras dominar de principio a fin su semifinal y acabar con un tiempo de 56.36. La otra nadadora que ha bajado de los 57 segundos ha sido la australiana Coutts, con 56.85. Las acompañaran a la final, la plusmarquista mundial Sjostrom, Gray, Donahue, Yin Lu, Gandy, Bianchi y Jiao.
 
   Tras esto, ha tenido lugar la segunda gran cita de la tarde: la final de los 400 metros libre. En esta prueba se esperaba el duelo entre Sun Yang y Park T, que finalmente tras apelar se le anuló la descalificación de la mañana, y no han defraudado. Los dos nadadores, desde que se han lanzado al agua han ido a la cabeza destacando por encima de los demás. Han ido muy parejos, Park un pelín por delante pero vigilado por Sun Yang. Pero el espectáculo ha comenzado cuando quedaban cien metros. En ese momento, Sun Yang ha comenzado a meter piernas y poco a poco se ha ido alejando, hasta tal punto de quedarse a tan solo 7 centésimas de la plusmarca mundial.
 
   Sun Yang ha utilizado una gran estrategia, se ha mantenido fresco hasta los últimos cien y utilizando su gran patada se ha "comido" a Park.
 
   Después de esta prueba, ha tenido lugar la entrega de medallas de los 400 estilos.
 
  A continuación ha llegado la prueba con intereses españoles, la final de los 400 estilos femeninos con la representación de Mireia Belmonte. Mireia lo tenía muy complicado, tenía que hacer un tiempo dos segundos por debajo de su mejor marca (4.33.91) para poder acceder a la medalla. Y, finalmente la cosa no ha ido muy bien para la catalana, que ha finalizado la prueba en última posición. Quizás le haya pasado cierta factura la posta de mariposa.
 
   Aun así, la prueba ha sido muy emocionante. Cuando todo el mundo pensaba que la norteamicana Beisel iba a ganar, ha aparecido la figura de Shiwen Ye. Esta nadadora china de tan sólo 16 años, ha pasado literalmente a Beisel en la posta de crol, cuando la norteamericana iba primera. Tal ha sido la posta, que la china ha hecho la plusmarca mundial de los 400 estilos, estableciéndola en 4.28.43. En tercer lugar ha finalizado la también china Xuanxu Li.
 
   Tras la exhibición de la china, se han celebrado las semifinales masculinas del 100 braza que han estado muy igualadas. De la primera serie, han pasado a la final un total de seis nadadores. Dicha serie ha sido ganada por el sudafricano Van der Burgh que ha salido muy rápido y se ha mantenido a la cabeza. Cabe destacar el cuarto lugar del campeón olímpico Kosuke Kitajima, que es el rival a vencer. 
 
   De la segunda serie, mucho más floja y lenta, han pasado a la final dos nadadores: Sprenger (cuarto mejor tiempo) y Titenis (quinto mejor tiempo). 
   Como ya se ha dicho esta mañana, será una final muy igualada, en la que la victoria dependerá mucho de lo que haga Kosuke Kitajima, que parece que en los últimos tiempos a perdido un poco de fuelle.
 
   Para finalizar la jornada se ha disputado otra final: la de los 4×100 libre femenino. Las tres que partían como favoritas no han defraudado, el oro ha sido para Australia, la plata para Holanda y el bronce para EEUU. Así, Holanda ha perdido el cetro olímpico conquistado en Pekín hace cuatro años. En esta final, hay que destacar la gran primera posta que ha realizado la gran promesa estadounidense Missy Franklin y las dos últimas postas que han permitido a Holanda llegar a una segunda posición tras haber estado descolgada, llevadas a cabo por Heemskerk y Ranomi.

2 Comentarios

    Trackbacks/Pingbacks

    1. [...] sucesos inesperados. En la piscina olímpica, el esperado duelo entre Michael Phelps y Ryan Lochte dejó al mito fuera del podio en una final por primera vez desde su quinto puesto en [...]

    2. [...] el ámbito masculino, la gran decepción sin duda fue Ryan Lochte. A priori, el estadounidense iba a ser una de las estrellas de los Juegos y uno de los que daría [...]

    Deja un Comentario