La primera jornada en la piscina deja sorpresas destacables




 

Michael Phelps entra en la final de los 400 estilos de milagro, con un tiempo de 4.13.33, por encima de otro de los favoritos a las medallas, László Cseh, que ha quedado eliminado. En los 400 libre uno de los grandes rivales de Sun Yang, Park T, ha sido descalificado tras acabar su serie en primera posición.
 
 
   Comenzaba a las 10 de la mañana la primera jornada de eliminatorias de natación en Londres. Una jornada que ha dejado grandes sorpresas y que ha dado un aviso a todos los nadadores de que deberán dar el máximo cada vez que se lancen a la piscina, bien sea en una primera ronda o en unas semifinales porque un mínimo fallo te puede dejar fuera de las finales.
 
   En primer lugar, se han disputado las semifinales de los 400 estilos, donde todas las miradas han estado puestas en las series cuatro y cinco donde nadaban Phelps y Lochte, respectivamente. Pero en la serie anterior, dos nadadores han realizado la prueba a un gran nivel: el japonés Kosuke Hagino, que ha tenido el mejor tiempo (4.10.01), y el brasileño Thiago Pereira que ha hecho un meritorio 4.12.39 (cuarto mejor tiempo). 
 
   Tras esto, ha llegado el turno de Phelps y Lázsló Cseh, que han dominado su serie de principio a fin yendo parejos en la mayor parte de la prueba. Quizás, haya sido esta superioridad la que les ha hecho confiarse, pues una vez finalizadas todas las series Michael Phelps ha entrado de milagro en el corte de la final con el peor tiempo (4.13.33). Por su parte, Cseh, segundo en la serie por detrás de Phelps, ha quedado fuera de la final por tan solo 7 centésimas. El húngaro, plusmarquista europeo, era uno de los grandes aspirantes a medalla.
Así se llegaba a la quinta serie, serie que ha sido controlada a partir de la posta de espalda por el gran favorito Ryan Lochte, que finalmente ha finalizado segundo por detrás del sudafricano Le Clos, tras haberse frenado en los últimos metros. Por lo tanto, ambos se han ganado un puesto en la final, Lochte con un tiempo de 4:12.35 y Le Clos con 4.12.34.
   Completarán la final, el australiano Thomas Fraser-Holmes, el italiano Luca Marin y el japonés Yuya Horihata.
 
   Salvo sorpresa, esta tarde se vivirá el primer mano a mano entre Lochte y Phelps, grandes favoritos para alzarse con el triunfo.
 
   La siguiente prueba en nadarse han sido los 100 metros mariposa femeninos para pasar a semifinales. Dicha prueba, ha sido la primera con representación española: Judith Ignacio. La jovencísima nadadora de 18 años, cuya prueba fuerte son los 200 mariposa, ha vencido en su serie con un tiempo de 59.42, pero esto no ha sido suficiente para acceder a las semifinales. 
 
   La estadounidense Dana Vollmer que parte como favorita, ha confirmado este favoritismo al realizar el récord olímpico de la prueba con un tiempo de 56.25. La estadounidense está muy fuerte, con un final de prueba impresionante. Prometen dar mucha pelea a Vollmer, otras nadadoras que han realizado una gran serie como la australiana Coutts, la sueca Sjostrom o la china Ying Lu.
 
   Después de los 100 mariposa, se han disputado los 400 metros libre, otra de las pruebas que ha traído consigo dos nuevas sorpresas. La primera llegaría con la no clasificación para la final del plusmarquista mundial Paul Biedermann, tras finalizar en cuarto lugar en su serie con una marca de 3:48.50. La segunda sorpresa ha llegado al finalizar la tercera serie, cuando se ha anunciado la descalificación del ganador de la misma Park T, gran favorito junto a Sung Yan a alzarse con el triunfo.
Sung Yan, cumpliendo con las expectativas ha realizado el mejor tiempo (3.45.07) y, tras la eliminación de sus dos contrincantes más peligrosos, parece que tiene el oro muy cerca. Tratarán de impedirlo nadadores como Vanderkaay (segundo mejor tiempo), Dwyer (tercer mejor tiempo). La final la completarán: Kis, Yun, Napoleon, Carry y Cochrane.
 
   Daban las 11 de la mañana y dos nuevas participaciones españolas iniciaban su andadura en los Juegos. Claudia Dasca y Mireia Belmonte nadarían los 400 metros estilos buscando una plaza en la final. Dasca, de 18 años, ha nadado en la tercera serie y en ningún momento ha tenido opciones, aunque se trata de una nadadora muy joven y de gran futuro por delante. Por su parte, Mireia Belmonte ha conseguido un lugar en la final al haber hecho el quinto mejor tiempo (4.34.7).Mireia tendrá difícil conseguir una medalla, pues se encontrará en la final con nadadoras de la talla de la húngara Katinka Hosszu, la australiana Stéphanie Rice, la estadounidense Beisel, la británica Miley o la china Li.

 
   A continuación, han tenido lugar los 100 braza masculinos, prueba que está muy abierta, ya que hay 12 nadadores por debajo del minuto y son muy pocas las centésimas que separan a unos nadadores de otros. Parece que en estos juegos se puede romper el monopolio que tenía Kitajima. El mejor tiempo lo ha realizado  Christian Sprenger (59.62) y tras él Kitajima (59.63). Otro de los favoritos, el húngaro Gyurta ha acabado con el cuarto mejor tiempo (59.76).
 
  Finalmente, en el relevo del 4×100 libre femenino no ha habido sorpresas. Se presentan como favoritos Australia y EEUU que han realizado los mejores tiempos, aunque no hay que olvidar el potencial de los Países Bajos.
 
Esta tarde volverá la natación, con el apasionante duelo entre Lochte y Phelps y la final de los 400 estilos con la española Mireia Belmonte.

1 Comentario

  1. Destrie dice:

    Thanks for taking the time to post. It’s lifted the level of daetbe

Trackbacks/Pingbacks

    Deja un Comentario