La natación sincronizada de Fuentes




Hace cuatro años lo supo en Pekín y ahora lo sabrá en los inminentes Juegos Olímpicos en Londres. Andrea Fuentes (Tarragona, 1983) ya es la cabeza visible del equipo de natación olímpica sincronizada al tomar el relevo a una Mengual que llevó a esta modalidad de deporte a lo más alto. La irrupción de Fuentes en la sincro española nos garantiza su supervivencia, si las rusas nos lo permiten, en primera línea mundial, pues conseguir el oro en la gran piscina del Centro Acuático de Londres parece estar a 'la vuelta de la piscina'.

Sin embargo, saborear el podio no parece tarea fácil. Todo un año de intenso trabajo y horas interminables de entrenamiento no son sinónimo de éxito. La radiogradía a Fuentes en anteriores campeonatos nos muestra a una chica muy segura de

sí misma, valerosa y llena de motivación para ejecutar las figuras con la mayor precisión y armonía nunca antes vistas. Su nombre sonó más fuerte si cabe desde el Mundial disputado En Budapest en 2010 y en eso sí que hay que decir que la tarraconense nunca ha agachado la cabeza.

Las comparaciones son odiosas e intentar imitar el estilo de su antecesora pareció no ser la mejor opción para Fuentes. Quizá esa sea la razón por la que haya optado por un estilo más atlético y agresivo pero bello en toda su ejecución.

 


Deja un Comentario