La natación olímpica en piscina de Atenas 1896 a Helsinki 1952




Si hay un deporte olímpico por antonomasia, además del atletismo, ese es la natación. En la primera edición de juegos olímpicos de la era moderna celebrados en Atenas en 1896, la natación ya estuvo presente, aunque con solo cuatro pruebas masculinas. Fueron desarrolladas en mar abierto (a una temperatura de tan sólo 10º) debido al alto coste que suponía crear un estadio especializado y se nadaron las siguientes: 100 metros estilo libre, 500 metros estilo libre y 1200 metros estilo libre, además de otro evento de 100 metros estilo libre únicamente para marineros griegos. El gran triunfador de esta primera andadura fue el nadador húngaro Alfred Hajós, que con 18 años salió victorioso en las pruebas de 100 y 1200 metros libres. Algo curioso, fue que Hajós solo pudo nadar estas pruebas debido al poco tiempo que había entre prueba y prueba, pero a pesar de ello, ganó en las que participó.

A partir de aquí, la natación continuó siendo fija en cada unode los juegos, experimentandocambios einnovaciones que han ido mejorando y adaptando el deporte a los tiempos.

En las siguientes ediciones, se fue ampliando el abanico de pruebas y en los juegos celebrados en 1904 en EEUU las pruebas fueron realizadas por primera vez en una piscina improvisada. Cuatro años después ocurrió algo inédito ya que las pruebas se nadaron en una piscina de 100 metros. Esto tuvo lugar, en la cita olímpica celebrada en Reino Unido donde destacó el nadador inglés Henry Taylor que ganó tres medallas de oro (dos individuales y una en relevos) con tiempos impresionantes. En los quintos juegos de la historia de Suecia en 1912, la natación ya era un deporte consolidado. En esta cita participaron por primera vez mujeres y el gran dominador del deporte acuático fue un príncipe hawaiano llamado Duke Paoa Kahanamoku que revolucionó el mundo de la natación ya que sorprendió a todos por su manera de nadar, fue el inventor del estilo crol. En las pruebas de dicho estilo, fue el dominador hasta los juegos de París de 1924.Otra de las novedades en Suecia fue que por primera vez se utilizó equipo electrónico para cronometrar los tiempos.

En París 1924, se introdujeron una serie de innovaciones como la piscina de 50 metros o el uso de corcheras para delimitar las calles. En estos juegos, además nació la leyenda del que fue considerado mejor nadador de todos los tiempos hasta la aparición de Mark Spitz: Johnny Weissmuller, que posteriormente encarnaría a Tarzán en el cine. Este joven norteamericano de 20 años, fue el primero en romper la barrera del minuto en los 100 metros libres y la de los cinco minutos en los 400 metros libres, obteniendo tres medallas de oro y una de bronce. Weissmuller continuó dominando en los siguientes juegos en Amsterdam, eclipsando a otros grandes nadadores como Arne Borg, tras los que se retiró. Con esta retirada, EEUU perdió fuelle en las siguientes citas olímpicas, en beneficio de los japoneses que dominaron los juegos de 1932.

 Tras los Juegos en Berlín en 1936 hubo que esperar doce años para unas nuevas olímpiadas debido a la Segunda Guerra Mundial. Tanto en Londres 1948 como en Helsinki 1952 el nivel de las pruebas de natación se vio afectado por la ausencia de nadadores japoneses y alemanes, lo que provocó que los norteamericanos ganasen en la mayor parte de las pruebas.

Natación en aguas abiertas

A pesar de que en las primeras ediciones de los Juegos Olímpicos las pruebas de natación se disputaron en aguas abiertas, esta modalidad fue incluida como deporte en los juegos de Pekín de 2008. La distancia olímpica es de 10 km, y los vencedores fueron el nadador holandés Maarten van der Weijde en la prueba masculina y  la rusa Larisa Ilchenko en la femenina.

 

 


Deja un Comentario