El mundo de la natación está de luto




Los deportistas de élite son personas dedicadas en cuerpo y alma a la práctica del deporte con el objetivo de llegar lo más lejos posible para conseguir títulos y éxitos. Además, son personas que cuentan con un seguimiento casi diario por parte de médicos y especialistas, pero en los últimos años ha habido un gran número de deportistas que han fallecido por muertes súbitas o ataques al corazón. Recordados son los casos de los futbolistas españoles Antonio Puerta o Daniel Jarque y más reciente aún el del futbolista del Tottenham, Fabrice Muamba, que se desplomó en pleno partido debido a que sufrió un paro cardíaco. Posteriormente fue trasladado al hospital y durante 40 minutos estuvo clínicamente muerto aunque finalmente se ha conseguido recuperar.

Estos casos de muertes de deportistas no sólo afectan al mundo del fútbol, claro ejemplo de ello es el del nadador noruego Alexander Dale Oen que falleció el día 1 de mayo debido a un ataque cardíaco, aunque se está a la espera de que quede ratificado por los resultados de la autopsia que se darán en ocho semanas. Dale Oen se encontraba en la ducha tras un entrenamiento, cuando de repente se desvaneció y a partir de ahí todos los intentos por reanimarlo fueron en vano.
 
Alexander era un brazista puro y su prueba favorita eran los 100 metros braza. Prácticamente desde 2008 se convirtió en el dominador europeo de dicha disciplina y casi en el del mundo, puesto que consiguió la segunda posición en los Juegos Olímpicos de Pekín, sólo por detrás del todopoderoso Kosuke Kitajima. Pero sin duda, el mayor éxito de su carrera lo consiguió el pasado verano cuando se colgó la medalla de oro (en los 100 braza) en los Mundiales de Shanghái, convirtiéndose así en el primer noruego poseedor de un campeonato mundial. Este título llevó la alegría a un país que tres días antes había visto como Anders Behring Breivik había asesinado a 77 personas. "El himno, la bandera, he pensado en todos los que estaban en casa. Todos los noruegos debemos estar muy unidos", estas fueron las palabras de Dale Oen tras la consecución del título y tras unos días en los que tuvo que afrontar la terrible noticia desde la distancia.
 
Tras esto, Alexander Dale Oen, como ya habíamos adelantado en somosolimpicos.com, era el principal favorito para alzarse con el triunfo en los 100 metros braza en la cita olímpica de este verano. Esto ya no será posible, el mundo de la natación está de luto y reza: Descansa en paz campeón.

Deja un Comentario