Buena actuación de los españoles en los Europeos de Debrecen




Entre los días 21 y 27 de mayo se celebraron en la ciudad húngara de Debrecen los Europeos de Natación. Los campeonatos se presentaban un poco descafeinados debido a la ausencia de grandes nadadores que tienen en mente los Juegos Olímpicos de Londres. Y es que, en el cuadro masculino sólo nueve de los diecisiete títulos en juego serían defendidos por sus campeones, algunos de las ausencia más notables fueron los franceses Yannick Agnel (campeón de los 400 libres) y Camille Lacourt (campeón de los 100 espalda) o el tristemente fallecido Alexander Dale Oen. Por su parte, en la parte femenina sólo dos nadadoras podrían defender sus títulos de campeonas.

Tras las seis jornadas de natación Hungría se coronó en lo alto del medallero con un total de 26 medallas (9 de oro, 10 de plata y 7 de bronce) seguida por Alemania que terminó con 17 metales (8 oros, 6 platas, 3 bronces). El podio lo completó Italia con 18 (6 oros, 8 platas, 4 bronces). España se situó en la quinta posición de esta clasificación general.
 

Actuación española

La actuación de nuestros nadadores podría calificarse como notable tras conseguir un total de siete medallas (3 oros, 1 plata y 3 bronces). Notable y no sobresaliente porque los 3 oros conseguidos por la delegación española correspondieron a pruebas no olímpicas.
 
La primera medalla, llegó el segundo día de competición. Rafa Muñoz llegó a la final de los 50 metros mariposa con el sexto mejor tiempo en semifinales. Era la prueba en la que defendía título, donde es plusmarquista mundial y volvió a demostrar que era el mejor. Nadó en un tiempo de 23.16 (su récord en 22.43) quedando por delante del francés Bousquet y el bielorruso Tsurkin. Así, Rafa Muñoz se convirtió en doble campeón de Europa y se quitó parte de la espinita tras un año complicado. La gran decepción de esta prueba  fue el serbio Mirolav Cavić que en las eliminatorias había conseguido buenos tiempos, pero finalmente sólo pudo ser quinto.
 
En este mismo día, también llegó la segunda medalla española, esta vez de manos de Duane da Rocha que se hizo con el bronce en los 200 metros espalda. La española, que llegó con el séptimo mejor tiempo a la semifinal, repitió la medalla conseguida hace dos años en Budapest, pero esta vez con un tiempo de 2:09.56 a tan sólo tres centésimas del récord de España que lleva vigente 12 años  y pertenece a Nina  Zhivanevskaya. La prueba la ganó la francesa Alexianne Castel, gran dominadora en las eliminatorias, mientras que la plata fue para la alemana Mensing.
 
La tercera no se hizo esperar, pues al día siguiente la jovencísima Marina García, de 17 años, se colgó el bronce en los 100 braza. La catalana, llevó a cabo una espectacular remontada, ya que en los últimos 50 metros iba en última posición , pero tras un gran último largo se hizo con la medalla. En esta misma prueba, que fue ganada por la alemana Sarah Poewe, la también española Conchi Badillo quedó en sexta posición.
 
La cuarta jornada fue la más desafortunada para el equipo español. En primer lugar, en la prueba de los 800 metros libres, donde tanto Erika Villaécija como Melanie Costa tenían muchas posibilidades de colgarse alguna medalla, sólo pudieron ser finalmente 4ª y 5ª respectivamente. Luego, la joven Beatriz Gómez fue descalificada por segunda vez en los campeonatos, tras los 400 estilos también en los 200. Por último, la peor noticia fue para el relevo femenino de los 4×200. Melanie Costa fue la primera en tirarse al agua y desde el principio se vió que los 800 metros que había nadado anteriormente le estaban pesando, pues en los primeros 100 metros se fue descolgando. Pero Patricia Castro, segunda en lanzarse, comenzó nadando muy bien, recortando terreno y finalizando su espectacular posta en 2ª posición. La siguiente fue Lydia Morant que a lo largo de los 200 metros mantuvo el tipo y entró tercera. La última en lanzarse fue Mireia Belmonte que luchó hasta el final con la campeona del mundo Federica Pellegrini, para finalmente terminar. Esta posición, además de la medalla significaba la clasificación automática del relevo para los Juegos Olímpicos, pero lo peor estaba por llegar. Finalizada la prueba, por la megafonía se dió la peor noticia que se podía dar para los intereses españoles: habían sido descalificadas. Tras esto, el podio lo formaron Italia (oro), Hungría (plata) y Eslovenia (bronce). Aún quedan cuatro plazas por otorgarse para los Juegos, que se darán en función del ránking en el que España marcha tercera a día de hoy.
 
El sexto día de competición fue el más fructífero en cuanto a metales para los españoles, hasta tres se consiguieron. Los dos primeras llegaron tras la prueba de los 1500 libres, en la que Mireia Belmonte se alzó con el triunfo además de conseguir la tercera mejor marca de la temporada y Erika Villécija se hizo con una meritoria medalla de bronce. Durante toda la prueba, las dos españolas lucharon con la otra favorita, la húngara Risztov que se hizo con la plata. 
 
La tercera medalla de la tarde fue para Mercedes Peris que venció en la prueba de los 50 metros espalda. La española dominó la prueba desde el principio con una gran salida que finalmente la permitió ganar.
 
En esta jornada también hay que destacar la prueba de los 100 metros mariposa donde nadó Rafa Muñoz. El cordobés perdió cualquier opción de ser llamado a los Juegos tras finalizar en quinta posición. Ganó el serbio Cavic que con este resultado manda un aviso a Phelps para los Juegos.
 
Finalmente, se llegó a la última jornada con opciones españolas a alguna medalla más y así fue. Mireia Belmonte se colgó la plata en los 400 libre tras unas duras semifinales en las que obtuvo el sexto mejor tiempo. La catalana estuvo a punto de hacerse con otra más en los 200 mariposa, donde luchó hasta el final, pero finalmente fue cuarta. En esta prueba, Judith Ignacio finalizó sexta.
Este último día de competición, también dejó la cuarta posición de Conchi Badillo en los 50 braza y la quinta del relevo de los 4×100 libre formado por Merche Peris, Conchi Badillo, Judit Ignacio y Patricia Castro.
 

Otros resultados y nadadores destacados

En la parte masculina, el más destacado fue el nadador de casa Laszlo Cseh que consiguió tres oros, tras dominar en las pruebas de estilo (200 y 400) y en los 200 mariposa. También se hizo con una plata en los 100 mariposa y un bronce en los relevos de los 4×200 libre.
 
También destacó el dominio del alemán Paul Biedermann en las pruebas de estilo libre (200 y 400) y el del húngaro Daniel Gyurta que se presenta como uno de los grandes candidatos para los Juegos en los 200 braza.
 
También hay que reseñar, la victoria y récord del campeonato del italiano Gregorio Paltrinieri en 1500 libre con tan sólo 18 años.
 
En cuanto a los relevos en los 4×100 libre el podio lo ocupó Francia (oro), Italia (plata) y Rusia (bronce); en los 4×200 libre venció Alemania y por detrás quedaron Italia y Hungría; y en los 4×100 estilos ganó Italia, en segunda posición Alemania y en tercera Hungría.
 
En la parte femenina, al igual que en la masculina la más destacada en el aspecto individual fue la nadadora de casa Katinka Hosszú que consiguió el oro en los 200 mariposa, 200 y 400 estilos y la plata en los 4×200 libre. La italiana Federica Pellegrini también se hizo con dos oros, uno en los 200 libre y el segundo en el relevo de los 4×200 libre donde fue decisiva.  Además, también se colgó el bronce en los 4×100 libre.
 
Finalmente, los relevos fueron para: en los 4×100 libre Alemania ganó el oro, Suecia la plata e Italia el bronce; en los 4×200 libre se hizo con el triunfo Italia que estuvo acompaña en el podio por Hungría y Eslovenia; y por último, en los 4×100 estilos se impuso Alemania a Italia y Suecia, que fueron segunda y tercera respectivamente.

1 Comentario

    Trackbacks/Pingbacks

    1. [...] empalmó con un gran inicio de 2012. En mayo se disputaban en Debrecen (Hungría) los Campeonatos de Europa y en ellos la catalana logró un oro en 1500m libres y una plata en los 400m libres. Dos [...]

    Deja un Comentario